Archivos para marzo, 2009

~EL ANGEL II~

Publicado: marzo 26, 2009 en intimidades, relatos

 

Figura que se desfigura en las sombras del callejón; has apostado por álgo que puede ser grave para tu condición de ángel perfecto y alma elegida. Una mirada, un gesto y todo puede caer en segundos.

Qué harían esos ojos si alguien les diera libertad?. Una mirada que llega hasta las entrañas de la más fuerte, inocencia perdida en un callejón sin salida de alguna ciudad. Mira y mira …. no puede dejar de mirar.

El cielo se abre cuando hablas, mejor dicho, murmuras elogios que como letanías de pesares se posesionan en mis oídos y por un instante parece que estoy en la puerta del infierno y que alguien me dice “ven”.

Es tu doble cara, perfecto mío, inocencia y maldad. Un beso que se vuelve fuego nos acabamos de dar y mis manos se derriten en tu cintura con temor a desfigurar la figura más hermosa que se puede moldear. Salgo andando rápido, tengo que alejarme a algún lugar.

Y en aquella calle a solas le dejo para que vuelva a su cielo particular, espero no escuchar sus pasos tras de mí. Alguien podría dudar de lo que ve, un sueño o una realidad?. Verdad de mis pesares que se queda en suspenso en mi mente, la imagen quieta; los ojos fijos y un corazón que late y late…. quisiera volver… no puedo más. Me hago desaparecer en el portal de mi casa. Segura creo que voy a estar. Unos minutos más tarde un aroma de azahar invade toda mi casa, el ángel acaba de llegar.

DAMADENEGRO2007

 

  Todos los derechos reservados.

Esta obra está protegida por las leyes de propiedad intelectual y disposiciones de tratados internacionales, y no puede copiarse, difundirse o distribuirse sin la autorización del titular de los derechos.
Safe Creative #0903262831583

 

~PETRA (JORDANIA)~

Publicado: marzo 25, 2009 en viajes
Etiquetas:, ,

Año 70 d.C.

Athortuk, arquitecto real, se encontraba sentado, pensativo, perdido en aquel laberinto de roca; su mirada fija ante la maravilla esculpida en roca del Kazneh, admirando su elegancia, su perfección, el perfecto recorte que cada una de sus líneas tallaba sobre la montaña. Aquel paseo matinal, rodeado del polvo rojizo de las calles de su ciudad, Petra, le había sentado bien para despejarse de tantos problemas como se le avecinaban. En su cabeza bullían mil ideas para dejar una huella en el futuro de aquella magna ciudad; templos, monasterios, casas…. necesitaba plasmarlas en los papiros y que le dejaran llevarlas a la realidad.
Allí, sentado, justo a la entrada del desfiladero del Siq, miraba y miraba absorto aquél magnífico pórtico que les había dejado su anterior Rey, Aretas IV, muerto 30 años antes. Ojalá, hubiera podido vivir aquellos años de esplendor del reino nabateo. Ojalá hubiera podido sentir lo que sintieron aquellos arquitectos, capaces de plasmar tanto sentimiento y tanta grandeza en una montaña. Pero ahora, su Rey, Malicos II, ya no continuaba con esa inmensa labor. Petra había empezado a perder todo el esplendor del que había gozado tanto durante el reinado anterior, entre el 9 a.C. y el 40 d.C., como anteriormente, cuando en el año 93 a.C. los ejércitos judíos de Alejandro Janneo fueron derrotados por Obodas I. Su expansión hacia Damasco permitió que los helenos dieran las ideas suficientes como para empezar a construir aquellas maravillas naturales. La riqueza se apoderó de la provincia, que se convirtió en un centro importante del comercio oriental de especias, y todo ello, contribuyó a que se desarrollaran las artes entre los nabateos.

Curiosamente, se encontraba allí sentado, como casi cada día, cuando un soldado se le acercó:
“Athortuk”, le llamó. “el rey, el gran Malicos II, te llama a su presencia”. El arquitecto le miró cansado, y sin decir nada, cogió sus papiros, se levantó y se dirigió a palacio. Frente a su Rey, recibió la noticia que prácticamente acabó (o al menos eso pensaba él) con todos sus sueños.

“Athortuk”, le dijo el Rey. “Olvidate de tanta dibujo y tanto plano. Las tropas sirias están ya cerca de la ciudad. No aguantaremos mucho más y pronto pasaremos a ser una nueva provincia romana, dominada por el legado sirio del emperador Trajano”. Al acabar la reunión, el arquitecto lloró como un niño en sus aposentos… tanta grandeza perdida, tantos sueños rotos…

Año 106 d.C.

Poco podía imaginarse Athortuk unos años atrás que la legación romana pudiera aportar a su reino nabateo tanta riqueza cultural. Petraea, convertida en provincia romana de Arabia, conoció en esta época su mayor explosión en cuanto a construcción. La presencia de ciudadanos romanos en sus calles, permitió que se intentara hacer una ciudad a la imagen de la gran metrópoli romana. Las viviendas con forma de gruta, talladas en piedra unos años antes, dieron pasos a más templos y monasterios. Templos con fachadas de más de 30 metros de altura, columnas y cariátides de tipo romano, y sin perder su carácter general helénico, que fueron esculpidas directamente en la roca, de arriba abajo, tal y como se hiciera en otros templos como Abu Simbel, en Egipto.
Y así, Athortuk vio sus sueños hecho realidad, y Petra se hizo famosa en el mundo entero, por los siglos de los siglos.
Año 1812 d.C.

“Capitán, capitán”, gritó uno de los que trabajaban en la excavación. “Parece que hemos encontrado algo”. Allí tras aquella inmensa mole de montaña, se ocultaba, majestuoso, un enorme desfiladero de roca multicolor; pasillo que entre riscos dejaba oculto la ciudad largamente buscada.
Nervioso, Johann Ludwig Borckhardt, cogió su caballo y se adentró en aquel enorme entrante. Quedó maravillado ante las distintas tonalidades que alcanzaban las rocas de las verticales paredes que se alzaban sobre su cabeza. Los rayos de sol que entraban creaban un sinfín de colores en ellas, desde el rojizo al grisáceo, pasando por amarillos y rosas. Nunca había visto algo similar. Era como tener ante los ojos un arco iris en piedra. Le impresionó su altura, su estrechez por tramos; paredes de casi 200 metros de altura, y una longitud de casi 1 km. Pero era la única entrada posible a esa ciudad tantos siglos buscada. El camino se hizo largo; no podía evitar el pararse cada pocos metros y observar atentamente sus dibujos; así pudo encontrar en sus paredes relieves de hombres, de arcos, de camellos, así como pequeñas cuevas que daban pie a hacer volar la imaginación. Con cada cueva pensaba “ya la exploraremos”. El corazón casi galopaba más que su propio caballo; ya podía sentirlo latir dentro del pecho; por momentos casi saltándosele las lágrimas en los ojos ante tamaña belleza; y poco a poco se fue acercando al final del desfiladero. Pocos metros antes, en la última curva, cerró los ojos e hizo el último tramo así… para recibir aquella impresión de encontrar perfilado entre la estrechez de aquellas paredes, el dibujo del Kazneh, el famoso Tesoro de Petra. Cuando los abrió, el efecto fue inmediato. Quedó boquiabierto, sin palabras, quieto, paralizado. Hubiera deseado estar allí todo el tiempo necesario para saborear aquel breve momento, pero sus mismos pies se negaban a estar parado, tal era la ansiedad por tocar aquella maravilla. Y así, bajo aquellas inmensas columnas de su pórtico, su mente viajó hasta el momento de la creación de aquella mágica ciudad, en el siglo III a.C en que fue nombrada capital de los nabateos. Sus pasos lo llevaron por todo aquel desierto entre montañas, apenas sin saber lo que hacía, sin sentir sus pies ni el movimiento a su alrededor; sus ojos desfilaban alegres por todo el conjunto arquitectónico de la ciudad: el Teatro, la Tumba del Obelisco; el Templo de los Leones Alados; el Mausoleo de Sextus Florentius y, finalmente, y sobre todo, el conocido como “Monasterio”, el Deir, con una fachada altísima de dos pisos, y unas columnas corintias que dejaban entre ellas tres calles.

Era la culminación de un sueño; del trabajo de toda una vida; un éxito que le dejaría para la historia como el descubridor de la ciudad nabatea de Petra.
Año 1997 d.C.

Tras alojarnos en el hotel Alia Gateway, en el mismo aeropuerto Reina Aliya, de Ammán, nos dirigimos a la capital jordana. Sólo teníamos tiempo para una breve visita, pero queríamos saborear el ambiente de sus calles y captar las diferencias entre este país árabe y el Nepal y la India que acabábamos de dejar atrás. La primera gran diferencia, la pudimos apreciar nada más entrar en la ciudad. Los barrios adyacentes a la ciudad, en las afueras, son avenidas con grandes palacios y lujosos coches aparcados en la puerta. El poder del petróleo sin duda alguna. Y eso se notaba. El choque fue importante; venir de aquella inmensa pobreza para encontrarnos con estas casas y este lujo oriental; pero una vez que fuimos adentrándonos en la ciudad, volvimos a la realidad de esta cultura. La ciudad, su parte principal, si bien no es tan pobre como Delhi o Katmandú, no deja de ser una ciudad antigua, mal cuidada, y pobre. Su imagen, nada mas entrar en ella, me trajo a la mente la de Jerusalem que algunas veces hemos visto por la TV. Construida a las faldas de siete colinas, sus calles son un continuo subir y bajar,, que va a dejando a sus lados casas de muy baja calidad. El color terrizo es el que prima sobre todos, y tan sólo puede librarse de esa sensación de descuido sus mezquitas, coloridas y limpias, y pro supuesto, el Gran Palacio Real.


Tras visitar la capital, al fin llegó el momento deseado de coger los jeeps y atravesar el desierto para adentrarnos en el misterio de la Historia de Petra. El recorrido no era largo, 30 kms., pero fue largo y cansado, casi dos horas y media, en los cuales tuvimos la oportunidad de saborear lo que es atravesar auténticos mares de arena, sin otra visión al horizonte más que el marrón del desierto… era la imagen perfecta de aquél Lawrence de Arabia, recortado en el horizonte, montado en camello, que durante varios minutos se va acercando entre el vapor que desprende las arenas del desierto…. Al fin, cuando ya los cuerpos empezaban a resentirse de un camino tan incómodo y por supuesto de la estrechez del jeep, vimos recortadas al fondo las montañas donde dicen que yacen los restos de Aarón, el hermano de Moisés. Y a sus faldas, la pequeña población de Wadi Rum, que sin duda alguna, debe su riqueza al turismo que les llega, pues prácticamente allí sólo hay restaurantes, tiendas, vendedores callejeros y los que te alquilan camellos y caballos para acercarte hasta el desfiladero del Siq.

Como Indiana Jones en la última Cruzada no pude menos que coger mi caballo, acariciarlo y susurrarle al oído que me llevara hasta el Tesoro….

Año 2.006 d.C

Permitidme la licencia de haber adornado la historia de la ciudad de Petra con la aparición de Athortuk, el arquitecto real, el cual no existió lógicamente. A través de su figura y posteriormente del descubridor de la ciudad, Burckhardt, os he descrito no sólo los principales acontecimientos históricos de esta bella ciudad nabatea, sino también todas las sensaciones que pude tener a medida que me iba adentrando en aquel misterioso lugar. El haberlo hecho así no es, sino porque la primera sensación que tuve nada más entrar en el desfiladero, fue como si una máquina del tiempo me hubiera trasladado a aquélla época. En mi interior pude ver cómo trabajaban duramente por construir aquella hermosura; por hacer llegar el agua a una ciudad perdida en el desierto; pude vivir en un momento las luchas por el control de una ciudad que dominaba el comercio de especias y piedras preciosas en la zona… a veces es bonito vivir en sueños…

DAMADENEGRO2009

Todos los derechos reservados.

Esta obra está protegida por las leyes de propiedad intelectual y disposiciones de tratados internacionales, y no puede copiarse, difundirse o distribuirse sin la autorización del titular de los derechos.
Safe Creative #0903252820863

 

WITCHYS WIKKED GRAPHIX
WITCHYS WIKKED GRAPHIX

 

Estamos al borde de la paranoica cima de no saber que hacernos en el cuerpo para “estar a la moda”; la noticia viene a consecuencia de una entrevista a un afamado cirujano plástico en la que ha ordenado el buen hombre las cosas que se hacen primero las mujeres y segundo los hombres en tiempos que corren que vuelan.

El afamado galeno ha dicho que ahora con la moda del “conejo pelado”, moda impuesta más bien por las películas pornos que ahora se alquilan en cualquier módulo de DVD actual sin ser separadas por cortina disimuladora ni nada de eso, se ha visto aceptada por jóvenes primero y por viejas después para estar a la última ya sea con rapado total o con forma estilo césped americano. Y algo no funcionaba con esta moda: los labios interiores o menores hacían acto de presencia en el físico de las chicas actuales dándole un aspecto entre burlesco o desmadrado sacándole la lengua a todo el que se presentara ya fuese cara, culo o cabeza fálica, a la noble parte que en esos momentos estaba ventilándose. Y debido a que los comentarios han llegado a lugares y foros afamados por su alto nivel cultural, hay galenos que están con el oído al parche y se puso a meter propaganda y dándole una visión estética y limpia al asunto. La operación consiste en cortar los labios inferiores a modo de tetilla de la oreja y dejarla en nada, por lo tanto aunque la apertura de miembros inferiores sea grande queda la raya totalmente dibujada sin salidas inoportunas de cosas colgantes;  fuera labios interiores… queda como una muñeca de las antiguas que solo tenía zona pero no había nada de ranuras.

Y para ilustrar los comentarios del galeno se veía una operación in situ en la consistencia del material quirúrgico. La parte femenina llamada también sexual sin peluchina se ponía en primer plano con las sábanas verdes no se sabe bien  si la Seguridad Social española o clínica particular (se supone lo segundo más bien); Las manos del galeno enfundadas en guantes blancos cortaba las dos zonas de caída libre del mejillón para que quedarán reducidas a un pellejo con puntos y que una vez cicatrizado daría a la raja un aspecto estético bello, rasurado y simétrico. Mira que belleza cuando estuviese todo en orden, se ponía en primer plano el resultado una vez cicatrizado y la verdad, una que no le gusta el conejo sino más bien la zanahoria, se quedo tal cual y consideró al asunto como una gilipollada más de la juventud ociosa. Pero la moda ha atacado a las clases que yo consideraba más formada intelectualmente y una vez más mi género sin violencia, me ha decepcionado: resulta que las cuarentonas y más aún las cincuentonas han caído en la trampa de tener un conejo joven y saleroso por lo que se apuntan como chinches en las clínicas para ponerse la liebre a la moda. Casualmente de las de más de 50 entre las cuales me encuentro, no salió ni una sola toma ni foto, por lo que doy por seguro que la cosa sería para vomitar y para estar segura el espejo me demuestra que sin esto ni aquello no tendría simetría, más que una raya bien dibujada sería la boca de doña Rogelia…..

Dejo la noticia pues la verdad me ha parecido una alucinación en los tiempos que corren el gastarse 1.500 euros de nada quitarse los mocos de pavo y quedarse como una Barby colorines. Y es más, me declaro en rebeldía y dejo vigente la moda de los 70´s cuando el bosque era bello e incluso se podía peinar, el que quiera algo en la selva que busque y ya encontrará. Creo que se le da mucho más morbo el descubrir que el ver el camino claramente y sin antorcha que ilumine. E incluso hace tiempo que la estética de los afamados y hippies años setenta la seguí en otro lugar pero mira tu si es casualidad: allí ya no crece pelillo, ha desaparecido después de tanto dinero gastado en cuchillas de quita y pon, cremas varias de renombre nacional que venían con librito explicativo diciendo que cuanto más se utilizara estos medios más saldría….. pues mentira podrida.

DAMADENEGRO 24/3/2009

 

Todos los derechos reservados.

Esta obra está protegida por las leyes de propiedad intelectual y disposiciones de tratados internacionales, y no puede copiarse, difundirse o distribuirse sin la autorización del titular de los derechos.
Safe Creative #0903242813639

Es uno de los lugares del mundo que bien puede confundir el contenido con el continente; con éllo puedo decir que no sabe bien a que se va al Hermitage si para ver el Palacio o para poder disfrutar de las diferentes salas dedicadas cada una desde la antigua Grecia o Roma hasta la pintura más contemporánea. He aquí el dilema. Su carácter de Palacio de Invierno de los Zares Rusos  le da esa estructura magnífica en la que podemos perdernos contemplando escaleras, techos y habitaciones; las pinturas y los adornos de cada rincón o de cada descanso de las escaleras de mármol, los dorados conjugados con el blanco que tanto gustaban a la corte zarista y por supuesto la claridad que dan sus ventanas regaladas al público en general para que podamos contemplar el exterior y volvamos por tanto a la realidad.

Se dice que si una persona dedicara solo un minuto a contemplar cada pieza del museo, necesitaría cuatro años y medio, sin descanso para verlas todas. Por lo que se recomienda seleccionar antes de su visita lo que desean ver.

El Hermitage ocupa cinco edificios unidos: el Palacio de Invierno, el Teatro del Hermitage, el Hermitage Pequeño, el Hermitage Viejo y el Nuevo Hermitage. La palabra “ermitage” significa la ermita porque solamente podía disfrutar del Museo la corte rusa.

Fue construído entre los años 1754 al 1762, se caracteriza por ese estilo barroco ruso tan peculiar, de planta rectangular y con una fachada que en sus comienzos debió de ser mucho más hermosa que la que ahora contemplamos pues fue destruída por el fuego. Ya pronto teniendo como base unos pagos que le hicieron a Catalina la Grande en especies (cuadros) comenzó a engrandecer sus colecciones y es asi como a los  Gotzkovsky de Berlín le fue comprada una colección de cuadros de las Escuelas holandesa y flamenca, se adquirieron las colecciones del conde de Coblenz, del conde de Brühl y de Pierre Crozat.

La sección de Arte Antiguo tiene una colección de 107.000 monumentos de la cultura y el arte de la antigua Grecia y la antigua Roma. Son obras que datan de un periodo comprendido entre los ss. V-III a.C. y fueron halladas durante las excavaciones arqueológicas que se efectuaron en los siglos XIX y XX en el litoral norte del Mar Negro en los sitios que ocuparon las antiguas ciudades-colonia de Panticapea, Ninfea, Teodosia y Quersoneso; obsérvese que todo pertenece a su territorio. Durante el período de gobierno soviético se engrandeció de una manera increíble. También destaca la calección de vasos y estatuas griegos.

De la cultura occidental  las exposiciones de esta sección se encuentran en los primeros pisos de todos los edificios del Museo. La primera época del Renacimiento tiene el pero de no ser demasiado amplia y carecer de los mejores de la época como por ejemplo  Giotto, Donatello o Masaccio; sin embargo por otra lado tiene obras originales de Leonardo da Vinci. Cuenta con obras de Tiziano, Giorgione, Verons, Tintoretto, Tiepolo y Canaletto. La colección de pintura española, curiosamente, que se conserva en el Ermitage es una de las mejores del mundo. Los pintores de Flandes y Holanda tuvienen su papel relevante en el desarrollo de la pintura del siglo XVII y también en el museo, con obras interesantes de pintores como Rubens, Van Dyck, Jordaens y Snyders. De Van Dyck hay obras tempranas como el Apóstol San Pedro con ese aire que distingue claramente el interés de Van Dyck por la pintura de rostros. El Ermitage tiene una de las mejores colecciones de cuadros de Rubens, 42 obras en total que me hicieron vibrar de la emoción porque es uno de mis pintores favoritos; Rembrandt también dejó sentir sus vibraciones por la representación que conserva el recinto  en todas sus etapas. La colección de arte francés es muy rica sobretodo la perteneciente a los siglos XV al XVIII es la segunda en importancia en el mundo después de la del Louvre. Los lienzos de Poussin, Watteau y Chardin se alternan con creaciones de los mejores escultores franceses y una riquísima colección de arte aplicado. Un atractivo especial del Hermitage es su fantástica colección de pinturas del impresionismo y el post-impresionismo francés y de los maestros de principios del siglo XX. Estas obras fueron compradas y a veces encargadas directamente a los maestros por los coleccionistas moscovitas Serguei Schukin y Mijail e Ivan Morozov. Destacamos los paisajes de Moner y Sisley, el  encanto de las imágenes femeninas de Renoir; la intelectualidad de las obras de Cezanne; la expresión única de Van Gogh; los paisajes de Oceanía de Gauguin,la armonía de las obras de Matisse y de las más de 30 obras de Picasso.

Y sin embargo Inglaterra tuvo unas exposiciones relativamente pequeñas y figuran principalmente paisajes y retratos pictóricos del siglo XVIII.

**Datos

-Entradas:

Se compran en las taquillas del museo. Los precios son distintos para cada edificio y varían entre los de entrada parcial de 2 euro a las de 15 euros que da paso a todos los museos que componen el Hermitage. La entrada al Museo Hermitage para estudiantes y niños es gratis. También desde el año 2004 la entrada a este museo es gratis el primer jueves de cada mes, vale la pena aprovecharse de esta posibilidad. Normalmente la cola en la entrada al Museo Hermitage se forma por la mañana y se acaba sobre las 12-13 h.

-Moneda:

A Rusia se puede llevar euros o dólares americanos. Ambas divisas se cambian a rublos en todos los puntos de cambio (estos puntos siempre deben pertenecer algún banco por la seguridad). Normalmente hay una pequeña comisión (20-30 rublos) por cada operación, estará indicada en algún lugar cerca de ventanilla. Los billetes bancarios deben estar en buen estado, sin marcas, roturas, manchas. Los billetes con estos defectos pueden cambiarse en una sucursal de “Sberbank” (Banco Estatal), pero la comisión es de 8%. Según la última ley para cambiar la cantidad de dinero no superior a 15.000 rublos, no es obligatorio presentar documentación (pasaporte o carnét de conducir). Pero en algunos puntos de cambio lo pueden pedir igual.

-Tienda de recuerdos y material informativo.

Se puede encontrar de todo en cualquier base ya sea libro, CD, fotografías, diapositivas o DVD aunque yo lo considero caro para la calidad que tienen; en cambio los souvenirs son más baratos de lo que se supone.

-Fotografias y Videos

Para hacer uso de las cámaras de fotos o videos hay que tener una entrada especial contra pago de 14 euros que lleva consigo una ventaja: puedes entrar directamente sin esperar la cola en la que se pierde por lo menos 30 minutos.

-Precaución

Lo dejamos aqui escrito porque hemos visto más de una caída; tener cuidado con mirar mucho a los techos cuando se supone una escalera cercana o escalones de las estancias.Es mejor pararse y contemplarlos, merecen la pena.

DAMADNEGRO 23/3/2009

Todos los derechos reservados.

Esta obra está protegida por las leyes de propiedad intelectual y disposiciones de tratados internacionales, y no puede copiarse, difundirse o distribuirse sin la autorización del titular de los derechos.
Safe Creative #0903232808652

 

~EL SOÑADOR~

Publicado: marzo 22, 2009 en intimidades, relatos
Etiquetas:, ,

He visto tu piel morena con masajes relajar,
y esos ojos cerrados con una expresion hermosa,
boca de terciopelo que una sonrisa quiera soltar,
masajes dulces y suaves para dejarte sonrojar.

Y mis manos se han perdido en tu espalda,
y la toalla ha hecho resbalar,
y al descubierto he dejado la joya que ocultan,
esas ropas que sueles utilizar…

Manos perdidas en campos de placer,
caricias resbalando por su colunma romana,
y hasta llegada a esa frontera del pudor,
que te hizo el cabello erizar…

Y has abierto los ojos, suplicando más y más,
y mis manos se han metido en esos huecos dejado
para ser tocados con masajes dulces y sabios,
que tu cuerpo ha hecho doblar…

Caminos de sábanas blancas has dejado a mis manos,
ese que queda entre la cama y tu cuerpo…
y volverte solo un poco, has dejado que penetre
y adentre en tus profundidas ocultas, amado…

Y de un sobresalto me has lanzado sin pensar,
que te ibas a volver sobre tu espalda,
provocador de placeres, que de dices:
sigue el masaje acá…¡¡¡¡

Y mis manos de nuevo han sentido como el masajear,
provocan delirios magnos en tu cuerpo al rozar
Y esa boca entreabierta me ha pedido
besame, besame, mi amado beso pide….

Y como huella de la obra, en tus labios un beso he puesto,
no lo tienes que suplicar, amado,
y en esas curvas que tu cuerpo me han regalado,
he dejado tambien mi firma dejar.

Y placeres se han desatado en aquella habitación,
cuando manos y boca se han adiestrado para tu pasión desatar,
y la cúpula del placer ha estallado junto a mi cara,
pasión de masajes que mis manos han hecho provocar.

Amado de mi corazón, que me gusta verte disfrutar,
Y esa sonrisa de niño malo, travieso y truhán,
me han hecho correr por las esquinas
mientras tu, desnudo, me quieres acosar.

Y entre risas y besos nos hemos tirados sobre el baño,
aguas miles, inundación en el 13…..¡¡ anda miral qué moral,
y enloquecidos han ido dos chicos a ver que pasaba,
total: media vuelta, que lo que se ve no se puede explicar.

Y en toallas blancas nos hemos ido a nuestro nido
para seguir el saboreo mortal de dos cuerpos
trinando de placer esta tarde primaveral,
y ni masajes ni aguas, sólo tu y yo y el manantial.

Relajados hemos vuelto a nuestra casa habitar,
que ha quedado el fin de semana en lluvias negras,
cuando con sol nos fuímos a disfrutar,
primavera loca que nos vienen más a alocar.

Fundidos en un abrazo miramos por el ventanal,
gotas de agua caen sobre los cristales,
mientras mi cuerpo y el tuyo se dibujan
con fondo de nubes negras y fuego en el alma.

¿Para que necesitamos más?

® DAMADENEGRO2005

Todos los derechos reservados.

Esta obra está protegida por las leyes de propiedad intelectual y disposiciones de tratados internacionales, y no puede copiarse, difundirse o distribuirse sin la autorización del titular de los derechos.
Safe Creative #0903222804503

Cartel de La alianza del malLa alianza del mal (2006)
Director: Renny Harlin
Reparto: Steven Strait, Laura Ramsey, Sebastian Stan, Taylor Kitsch, Jessica Lucas, Toby Hemingway, Chace Crawford, Wendy Crewson, Kyle Schmid, Stephen McHattie, Kenneth Welsh

Los privilegios y la belleza abundan en la Academia Spenser, un internado de Nueva Inglaterra destinado a la élite dominante de la región. Dirigida por Renny Harlin, La alianza del mal cuenta la historia de los Hijos de Ipswich, cuatro jóvenes estudiantes ligados por su ascendencia sagrada. Como descendientes de las primeras familias que se establecieron en la Colonia Ipswich en la década de 1600, estos cuatro chicos tienen poderes especiales innatos. Cuando, de pronto, un quinto descendiente se traslada a vivir a la ciudad, comienzan a desvelarse ciertos secretos que amenazan con romper el pacto de silencio que ha protegido a sus familias durante años.

Con motivo del comienzo del nuevo curso escolar en la Academia Spenser, los estudiantes han organizado una bulliciosa fiesta al aire libre para celebrar el final del verano. Unos metros por encima de los cuerpos que bailan enérgicamente, Caleb Danvers (Steven Strait) y sus tres mejores amigos caminan hacia el borde de un vertiginoso precipicio, desde el que se dejan caer sin ser vistos y salen ilesos antes de unirse, tan tranquilos, a la refriega. En la fiesta, la despampanante Kate (Jessica Lucas) presenta a los chicos a su compañera de piso y nueva alumna Sarah Wenham (Laura Ramsey), que es igual de impresionante que la anterior. Las chicas también conocen a un misterioso estudiante trasladado que se llama Chase Collins (Sebastian Stan) y que rápidamente se congracia con el grupo.

Cuando la policía llega para dispersar la fiesta, descubren el cuerpo de un estudiante, al parecer muerto a causa de una sobredosis. El director de la escuela (Kenneth Walsh) inmediatamente sospecha que Caleb y sus amigos, de alguna forma, están implicados. Entretanto, Sarah, una antigua estudiante de la escuela pública de Boston, trata de adaptarse a la vida del internado en la selecta escuela preparatoria al tiempo que no puede desprenderse de la horrible sensación de que alguien –o algo– vigila cada paso que da.

Puesto que en la escuela crece la tensión, Caleb y sus amigos cierran filas. Aunque parezcan unos adolescentes como otros cualquiera, comparten un vínculo secreto: no sólo son los descendientes de las familias originales que crearon la Colonia Ipswich en la época de los juicios por brujería de Salem, sino que también heredaron los poderes sobrenaturales de sus ancestros. Sin embargo, su capacidad para cambiar de forma, desafiar a la gravedad y realizar hazañas de fortaleza sobrehumana tiene un precio terrible: cada vez que uno de los Hijos de Ipswich emplea sus poderes mágicos, envejece prematuramente, y la tentación de abusar de sus poderes provoca más adicción que cualquier droga. Y no sólo eso, pues a los jóvenes amigos se les va a complicar la vida todavía más: en el momento en que cada uno de ellos cumpla 18 años “ascenderá” y obtendrá unos poderes mucho más potentes –y adictivos–.

Puesto que sólo quedan unos días para el 18 cumpleaños de Caleb, su madre Evelyn (Wendy Crewson) está aterrorizada con la idea de que su hijo sea incapaz de resistirse a la tentación del poder como le ocurriera a su padre. Caleb le asegura a su madre que podrá dominar sus nuevos poderes. Pero, ¿lo logrará? Y, ¿qué ocurrirá si necesita su poder para luchar contra una fuerza malvada que amenaza a todo aquello que ama?