BELCHITE -ZARAGOZA (ESPAÑA)

Publicado: noviembre 3, 2010 en mis experiencias, viajes
Etiquetas:,

Una corriente fría y gris pasó entre nosotros cuando llegamos hasta el cartel que nos dice su nombre y nos explica el por qué de su existencia. Quizás hemos estado en muchos lugares donde la muerte campa a sus anchas y nos resulta tan conocida que hasta la olemos. Qué pasó aquí?. Y por qué sigue así?.

El más venturoso nos explica que es una advertencia, un testigo directo de lo que puede ser la guerra entre hermanos de distinto credo, lo que puede convertir en piedra callada pero presente. Con paso firme atravesamos el arco; algo sigue sonando, los más lanzados corren hasta la iglesia en ruinas porque allí es donde se  producen esos fenómenos que tanto les gusta grabar y escuchar una y otra vez. Me quedo de pie, quieta, no hace falta escuchar a los muertos, las piedras hablan por sí sola.

Hay  menos edificios en pié desde la última vez, los balcones se han venido abajo en lo que era la calle principal. Nadie va a poner remedio a su ruina total y he querido volver la a ver quizás porque su nombre fue pronunciado por un familiar muchas veces, un testigo de primera fila que estuvo allí y pudo salir vivo.

Se mandó dejarla como está, no se tocó nada. Se hizo un pueblo nuevo a donde fueron a alojarse sus vecinos hasta que en 1964 se quedó totalmente desierta y en manos de los elementos. Se hicieron experimentos porque algunos que conozco gustan de ir a estos lugares donde se condensan muchos sufrimientos, los muertos, dicen, lo han impregnado todo con sus lamentos y es fácil coger pruebas y grabar voces.

Sigo por la calle, llegó hasta el convento. Las arcadas siguen aún en pie, pero han desaparecido sus altares y algunos pilares. No tengo constancia de que este lugar fuese desconsagrado alguna vez. Qué menos hay que hacer cuando la guerra se cebó también con los lugares de valor histórico y cultural¡.

La torre del reloj sigue majestuosa, parece que pierde el equilibrio; creo que algún día lo hará porque ya se ve como imposible que continúe estando en pie. Alguien la mantiene así, pienso, es como un desafío al tiempo.

Siguen las leyenda, en la iglesia de San Martín se produjo en fenómeno que heló la sangre de los más puestos en lugares de especial energía. Aguien les mandó irse: “Largo de aquí”, suena la voz en la psicofonía y todos salieron corriendo. En ese momento un arco del templo cayó justo donde habían estado.

Paso en 1937, bombas, soldados, tanques, sangre y muerte….  pero la leyenda sigue en aumento.Los jóvenes quieren demostrar su hombría pasando una noche en las ruinas que no cuentan con ningún tipo de seguridad. Algunos han salido corriendo antes de que la noche les cubra. Los niños gritan y las mujeres lloran e incluso se lamentan los presos que estuvieron en el convento y murieron allí.  Todos se lamentan…

Hay algo especial en el viejo cementerio; las lápidas parecen que han saltado por los aires y se han clavado en tierra cada una a su modo. De algunos podemos coger unos datos, el nombre, la edad…. pero sentimos el escalofrío que nos recorre las espaldas. Quienes son estos muertos que se pasean por las viejas aceras?.

Pueblo abandonado, solitario pero que es también el más visitado de España. La gente siente algo en este lugar, curiosidad, morbo, demostrar que no se tiene miedo… al final de la jornada el silencio se apodera del grupo. Volvemos al mundo, porque Belchite hoy ha estado mudo.

Diez mil personas dicen que la visitaron el último año y sin embargo, aquí no hay ningún negocio. La maldición se cumple, que nadie la toque, que siga siempre así, que testifique la historia, aquí no hay memoria, aquí hay almas que penan la pérdida de sus vidas.

Un poco de historia:

Belchite es un municipio de la provincia de Zaragoza, situado a 49 km de la capital con unos 1500 habitantes y 273,58 km². Es conocido por haber sido escenario de una de las batallas simbólicas de la Guerra civil española, la Batalla de Belchite. Como consecuencia de los enfrentamientos, el pueblo fue completamente destruido y arrasado. En lugar de su reconstrucción, el régimen optó por crear un pueblo nuevo al lado, dejando intactas las ruinas del anterior como recuerdo de la guerra civil y de lo que se consideraron excesos del bando vencido. Los encargados de la construcción del nuevo pueblo fueron principalmente prisioneros republicanos, para los cuales se habilitó un campo de concentración en las cercanías, cuyos restos aún se conservan, y que permaneció abierto desde 1940 hasta 1945, llegando a albergar a 1.000 prisioneros a cargo de la Dirección General de Regiones Devastadas.

 Los últimos habitantes del Belchite viejo abandonaron sus ruinas en 1964 para reasentarse en el Belchite Nuevo. Sus ruinas, hoy en día abandonadas y en parte cerradas al paso de personas,sin acondicionar para el turismo, se conoce como el Pueblo Viejo de Belchite.

DAMADENEGRO 3/11/2010Safe Creative #1011037755626 

Anuncios
comentarios
  1. La pagina de tu Blog se ha actualizado…

    [..]Articulo Indexado Correctamente en la Blogosfera de Sysmaya[..]…

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s