EL DIOS ALEXANDER

Publicado: octubre 26, 2011 en mis experiencias
Etiquetas:

Con lentitud la pluma ha ido desde el tintero hasta la hoja blanca de papel; no ha hecho falta inspiración, estaba cerca, se palpaba en el ambiente y en todos esos libros de la librería que te nombran una y otra vez.

Héroe y conquistador, joven y veterano, blanca vestiduras y cascos relucientes de oro; triunfador de mil batallas, personaje asentado en los libros de historias lejanas en países perdidos en el tiempo.

Se puede escribir todo un tratado sobre la guerra, sus tácticas y sus técnicas sin decir tu  nombre; cualquier lector aficionado sabe de quien se está hablando. Es el poder que tiene el ser un inmortal como aquellos que aun vigilan la antigua Babilonia.

Te encontré hace mucho tiempo, alguien que siempre te admiro fue mi maestro, me explicaba tus batallas y los países que habías conquistado; una y otra vez me repetía que iríamos a esos lugares cuando fuésemos mayores. Y sin embargo, como tú, también se fue demasiado joven para cumplir sus sueños aunque tú ya habías conquistado el mundo.

Eres parte de mi vida, aunque nunca te puse rostro, salvo el que se luce en mármol en algunos museos del mundo. Alguien te hizo en carne y hueso, quizás me choco la primera imagen pero poco a poco fui descubriendo que quizás así eras en realidad. Mi fantasía ya tenía rostro mortal.

DAMADENEGRO 26/10/2011

Anuncios

Los comentarios están cerrados.