CONJURO

Publicado: diciembre 6, 2011 en relatos
Etiquetas:

Se volvió embrujo todo lo que rodeaba aquella habitación, los colores jugaban a esconderse bajo el sepia que da el tiempo; una voz salida de algún rincón me llamaba: ven, mi amor.

Aún conservo el tacto de las sabanas de encajes, letras bordadas con nuestros nombres, luz de lámparas tenues y envolventes. El olor familiar, aquel que dejo la viaja dama antes de partir a un viaje sin final. Juguetona la sombra de algún resto de tela tejido con sabias manos cae sobre el suelo de mármol, se deja desear como si fuese un puente al pasado.

Los adornos permanecen en el mismo lugar, aquellas flores secas, traídas un día de sol que me dio su bendición para que pudiera amar. Ramos de flores, rosas secas,   que la vieja dama puso sobre su cama y en un jarrón más allá.

Noche que cae sobre el horizonte,  calma de vientos, silencio total.

Y con las luces de viejas lámparas, lanzo el conjuro, viejo deseo, papel escrito por manos brujas, útiles de amores, peligro de condenación. En el fondo da igual.

 

********************** 

1.    Tacto. La cama es lo más importante en el cuarto y también lo más romántico. Lujosos papeles y almohadones de felpa son esenciales para la ocasión, pero la clave es un colchón confortable y placentero, así que asegúrese de tener uno que le guste a usted y a su pareja.

 

2.    Vista. La luz debería ser suave y tenue; luces brillantes podrían detraer romanticismo del ambiente. Use focos de poco voltaje o esos con una tonalidad pastel. Y para noches especiales, nada añade más romances que las velas aromáticas.

 

3.    Olfato. Rocíe suavemente las luces con unas pequeñas gotas de perfume para poder tener los aromas sensuales en todo el cuarto. Para aumentar el aire romántico eche perfume de lavanda y de romero.

 

4.    Sonido. Ponga su CD favorito; la música suave o clásica es la más recomendable para levantar su humor. Si afuera hay mucho ruido, cierre las cortinas para amortiguar el sonido. Una habitación pacífica es lo mejor para enfocarse en su pareja, así que no se distraiga con la televisión u otras cosas.

 

5.    Gusto. Para una noche larga, ponga frutillas con crema batida en un recipiente chiquito al lado de la cama. Champagne y vasos de champagne son ideales para el comienzo de una velada romántica en su hogar.

 

Evalúe su dormitorio, comenzando con el sentido del tacto, asegurándose de que su cama y su colchón sean lo más cómodo posible. Luego, considere el resto de los sentidos. Consiga un cuarto romántico que pueda incrementar la voluptuosidad en la noche; no se arriesgue arruinando el momento teniendo una cama incómoda y mucho ruido cerca.

 

*****************************

Anuncios

Los comentarios están cerrados.