LOS INMORTALES (Persépolis y Susa)

Publicado: enero 8, 2012 en viajes
Etiquetas:

A diferencia de los palacios de Persépolis, en los que se empleó la piedra, en Susa se utilizaron los ladrillos esmaltados, dentro de la gran tradición babilónica. Persépolis está situada en la meseta persa, en el núcleo original del imperio; Susa se alza en el país elamita, muy cerca de Mesopotamia, país de la arcilla, en un nuevo ambiente dentro de antiguas tradiciones. El resultado que se consigue en la decoración de los palacios es, por consiguiente, distinto, demostración palpable, además, del eclecticismo del dominador aqueménide integrador de culturas. En la técnica del ladrillo esmaltado los ceramistas persas empleaban un método original. No utilizaban arcilla, sino arena y cal, que sometían a una primera cocción, tras la cual dibujaban el contorno de las figuras con esmalte azul y realizaban una nueva cocción; finalmente rellenaban el interior de las figuras con el color o colores elegidos y cocían los ladrillos por última vez.

En Susa se abandona la sobriedad de Persépolis. Susa es luz y colorido. Una atmósfera mágica, hecha de simbolismos, de tonos irreales maravillosamente combinados que al choque de la luz vibran intensos, invade el palacio. Los temas decorativos varían respecto a Persépolis. Predominan los animales fabulosos: cabeza de hiena, cuernos de carnero, cuerpo de toro, patas anteriores de león y posteriores de águila y alas; tonos ocres, amarillos y verdes contribuyen a hacer aún más fantásticos estos animales de claro trasfondo babilónico. Esfinges enfrentadas con tiaras de cuernos vigilan impasibles las puertas. Como en Persépolis, la guardia imperial acompaña a su emperador, pero ni cortesanos ni tributarios están presentes.

Son los Inmortales, realmente inmortalizados en este maravilloso Friso de los Arqueros reconstruido en el Louvre. Impasibles, pero de grandes ojos atentos, montan guardia en actitud de espera; morenos de piel los del Norte, blancos los del Sur, suntuosamente vestidos de seda blanca o amarilla bordada con castilletes o estrellas de ocho puntas. Estos arqueros formaban parte probablemente de la guardia personal del rey persa. Puesto que los elamitas y los persas utilizaban trajes similares, en algunas ocasiones fueron identificados como elamitas.

DAMADENEGRO 8/1/2012

Anuncios
comentarios
  1. […] https://damadenegro.wordpress.com.:(2012) Los inmortales (Persépolis y Susa)https://damadenegro.wordpress.com/2012/01/08/los-inmortales-persepolis-y-susa/ […]

    Me gusta

  2. […] https://damadenegro.wordpress.com.:(2012) Los inmortales (Persépolis y Susa)https://damadenegro.wordpress.com/2012/01/08/los-inmortales-persepolis-y-susa/ […]

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s