EN LA DUCHA

Publicado: febrero 21, 2012 en relatos
Etiquetas:

Curiosamente pasaba por delante de la puerta del cuarto de baño cuando una nube de vapor se escapó por la rendija de la puerta. No estaba cerrada¡¡ me acerqué silenciosamente y el espejo que había frente a ella reflejaba tu imagen tras la del cristal de la ducha.

 

Canturreando una canción, tranquilo y sosegado; como todo aquel que no sabe que está siendo observado, tu cuerpo se movía al son de la música mientras el agua y la espuma se derramaban a lo largo de él hasta llegar al suelo. El grifo se cerró y me escondí tras el tabique para no ser descubierta.

Poco a poco fui de nuevo hacía la puerta entreabierta y te ví salir desnudo de la ducha, mojado, con tu piel morena brillante, el cabello mojado hacia atrás y toda la soberbia masculinidad que te regaló la naturaleza.

 

Coqueto te diriges hacia el espejo, y dejo sólo un ojo al descubierto porque lo mismo que te veo, tú podrías verme también. Te miras, te acaricias…….. y yo aquí¡¡¡

Coges la toalla blanca y poco a poco vas secando tu piel, comenzando por el cuello y terminando por los pies. Te agachas de espaldas a mí… menudo espectáculo ¡realmente una postura muy erótica pienso para mis adentros.

 

Dejas la toalla y tras el desodorante coges un bote amarillo y te das crema por el cuerpo. No sabías que usabas esa crema; ahora sé la razón de la suavidad de tus brazos… el pecho se torna más moreno aún y el brillo da una ansia apasionada a mi cuerpo mientras mis manos se aprietan hasta clavarse las uñas.

Por qué las mujeres tenemos esa fijación con el trasero de los hombres?? Es una pregunta que me he hecho siempre: ahora creo que sé la razón. Es difícil ver a un hombre como tú con el trasero al aire, descuidado, tranquilo, aseándote y siendo observado en la oscuridad. Realmente es atrayente…. buena vista y desde luego no voy a negar que me hace sentir ganas de entrar y morderte… no sería la primera vez… en fin.

 

Un poco de detenimiento ante el espejo al que te acercas para quitar algún pelillo mal puesto me imagino, enseñas los dientes, los cepillas y tomas un trago de elixir…. mentolado como siempre, lo sé bien..

Subes los brazos para arriba y esto hace que el espejo que hasta ahora solo reflejaba la parte superior de tu cuerpo, ahora se amplié la visión. Caramba¡¡¡ no sabía que salías del baño en esas condiciones cuando te crees sólo. Esto me hace sudar y un calor bochornoso se apodera de mi cuerpo poco a poco. Mi mano izquierda está apoyada contra el tabique casi haciendo de freno a estas raras ansias que se están levantando dentro de mí.

 

Te alejas del espejo y acaricias tu cuerpo… creo que voy a presenciar algún deleite solitario… no sé, ahora sonríes…. y vuelves a pegarte al espejo. Te vuelves de espaldas a él y recoges las toallas y la ducha. El espejo refleja toda la magnitud de tu cuerpo: tu espalda amplia, fuerte y suave, esos brazos que tantas veces me han abrazado, el cabello, ya casi seco que cae sobre tus hombros…. todo listo. Muy ordenado como siempre.

Pasas de nuevo ante el espejo, creo que vas a vestirte, no hay ropas en el cuarto de baño. Vuelves a pasar ante el espejo y te guiñas a ti mismo??

 

Desconcertada me dispongo a alejarme para disimular que acabo de entrar cuando salgas del baño; pero al dar la vuelta siento sobre mi brazo la fuerza de tu mano detenerme en seco… Te gusta lo que has visto??

Te miro con los ojos redondos de la sorpresa… sabías que estaba mirando??

Claro¡¡¡

Y por qué no me decías nada??

Me gusta que me mires

Sólo eso??

Es una forma de comenzar

El qué??

No sé, en que piensas??

Ahora mismo estoy en blanco.

Nada en especial mientras me mirabas??

JJJ, demasiadas cosas

Dime una.

Te deseo.

Dime otra

Te deseo….

 

Deseo dicho y como si el aire se hubiese convertido de pronto en un ciclón, este hombre mío que hace que mis manos tiemblen cuando le veo desnudo me hace partícipe de sus artes amatorias hasta el punto que terminamos de nuevo en la ducha después de haber pasado por todas las habitaciones de la casa, incluyendo la cocina….

Agua refrescante para dos cuerpo calurosos y de nuevo la desnudez….

No piensas vestirte??

No

Y eso??

Porque sé que mientras esté desnudo tendré la suerte de que no apartes los ojos de mí.

 

MM, para preparar la cena me dije a mi misma ?¿. Teniendo a semejante ejemplar suelto por casa en pelotas…. Salgo al salón.

Qué te gustaría cenar??

Lo que sea..

Vaya menuda posturita¡¡¡. Y piensa estar toda la noche así?

 

Me tiendes la mano, me acerco y me tiras sobre tí. Y entre beso y beso en tus labios dulces me dices: sabes que me gusta de tí??

Como para no saberlo amor¡¡¡

Que no disimulas que te gusto, que me amas y que te provoco con mi desnudez. Esto en una mujer es algo casi mágico, sensual y sabes además qué??

Que me quieres decir??

Que no puedo vivir sin ti

Yo tampoco, mi niño hermoso, como dije el otro día: eres para morir. 

DAMADENEGRO

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s