RECUERDOS: EL PASEO DEL PRADO

Publicado: abril 30, 2012 en mis experiencias, viajes
Etiquetas:

El paseo del Prado es quizás ese lugar entrañable desde muchos años que ha sido testigo de todas mis correrías por la capital del reino. Normalmente es mi paseo, puesto que aquí tengo mis dos hoteles favoritos (NH Sur y Nacional) y foco de toda inquietud intelectual. Además tiene el mejor lugar para comer de todos los que conozco de Madrid, los dos hoteles en los que se puede tomar un cafelito por el simple hecho de haber entrado y de dotarte de esas antigüedades tan preciadas por servidora, que gusta de las cosas medievales y que tiene sus dos tiendas junto al Hotel Palace….

El Paseo podemos comenzarlo en el Ministerio de Agricultura que hace esquina entre la Plza. de Atocha y el Paseo del Prado, junto a él se encuentra una de las puertas que nos hacen entrar en el Retiro y que si seguimos la senda nos llevará directamente al monumento al Ángel Caído, único en el mundo que hace honor a la figura de Lucifer. Pero dejemos el parque para otro día y sigamos la acera derecha del Paseo, donde nos encontramos con esa eterna Feria del Libro en donde podemos encontrar a cualquier hora del día verdadera joyas literarias escondidas entre montones de libros de todo tipo de tema. Incluso si es domingo te puedes encontrar también a algún rostro conocido de la intelectualidad propiamente dicha. Aquí naturalmente siempre te llevas alguna sorpresa a muy buen precio. Y con el libro bien guardado seguimos por la interminable hilera de stands libreros hasta la fachada del Museo del Prado. Por supuesto que esos jardines nos darán la satisfacción de ver a nuestras amigas las urracas que cada vez son más numerosas paseando junto a ti, luciendo palmito blanco y negro y dejándote llevar por la tentación de coger una.

Puerta principal del Prado, Velázquez, sentado y con la paleta en la mano, aún se sigue asombrando de todos los que se quieren llevar un recuerdo de su figura en un papel. Perfecto pintor que me lleva hasta los confines más oscuros de mi alma. Te adoro¡¡¡¡. Seguimos por la acera y llegamos a la Puerta de Goya del mencionado museo, donde tanto por el primer piso como por la planta baja, accedemos a las exposiciones temporales del Museo o a la permanente. Naturalmente aquí se pierden horas y es necesario saber muy bien que volverás para no tirarte el día entero en el mismo. Llena de saludable arte miramos allás arriba donde Los Jerónimos se empinan para que le veamos, otro día será.

Llegamos al hermoso hotel Ritz, un cafelito por 6 € en la barra nos da derecho a codearnos con los grandes y visitar los jardines que tantas veces hemos visto en la Tv con la visita de algún conocido de cualquier expresión del arte, bajando por la escalinata blanca.

Seguimos un poco más para entrar en el Museo Naval, último punto importante del arte en este Paseo y una vez guardadas las velas nos vamos al paso de peatones que hay antes de llegar a Cibeles. Pasado el cual no encontraremos con el Ministerio de Asuntos Sociales, edificio feo y sin personalidad, menos mal¡¡ que a continuación nuestras ansias de belleza nos dejará a las puertas del Thyssen con su colección permanente (recomendada la visita a la segunda planta con los mejores pintores de la firma inglesa) y las temporales que nos darán más de una sorpresa. A la derecha del Museo se ha reconstruido un nuevo acceso, más moderno donde podemos ver la colección permanente de la Baronesa Thyssen, Carmen Cervera a la cual hay que agradecerle sus desvelos por traer esta inmensa maravilla a suelos españoles.

 

Y una vez que nos hemos vuelto a llenar de arte nos vamos por la plaza de Neptuno a admirar una vez más el Palace que tiene en su planta baja el Planet Hollywood, donde sólo he entrado para ver las vestimentas de ciertos actores admirados y el VIP´s que por supuesto atrae la atención de cualquiera.

Pasada la plaza entramos en la recta final del Paseo donde me encuentro con mi tienda de antigüedades, cascos, armaduras, armas……………… un sin fin hermoso de una época que me apasiona. Y dejando las armas nos vamos a llenar el estómago, que ya es hora.

El Museo del Jamón que no es tal, sino un restaurante en siempre donde voy a almorzar o cenar (salvo cosas especiales). Decorado con jamones de verdad, aquí te podrás poner fino de lo que quieras, con pan recién hecho, con zumo de naranja recién hecho, con lo que quieras recién hecho. Un 10 para mi restaurante-bar favorito y gracias por vuestra amabilidad.

Y naturalmente con el estómago a tope llegamos al Hotel NH Nacional donde del tirón nos dejamos caer en la cama para digerir tanto arte y tan buena comida; que mañana será otro día.

DAMADENEGRO (opinión & fotos  en Ciao.es bajo el nick de X-WOMAN 16.04.2005 )

Anuncios
comentarios
  1. moteles dice:

    buenos dias acabo de enterarme de tu webblog y la verdad es que me parece estupendo no sabia de mas personas interesadas en estos temas, aqui tienes un nuevo lector que seguira visitandote a diario.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s