LA CENA

Publicado: junio 8, 2012 en relatos
Etiquetas:,

 

Vestiste mi noche de ambiente cargado, ese ambiente que dan las velas cuando están a punto de decir adiós. Grandes candelabros de plata soportaban los cirios a medio consumir.

En la mesa una vajilla prestada de un antiguo familiar, cubiertos de plata brillaban con esa tenue luz que da la decadencia de unas costumbres ancestrales.

El mantel caído casi a rastras del suelo era el soporte fiel a esta estampa de siglos pasados, morada isabelina de grandes ventanales, que sabes, que intuyes que me fascina.

El coche ha llegado hasta la puerta de la casona perdida en el campo, los grandes álamos lloraban bajo el viento de poniente como si reclamaran los cálidos aromas que otros vientos más estivales traen a sus ramas.

He bajado dejando caer mi capa roja sobre uno de mis hombros y bajo el encaje rojo de un vestido prestado he levantado los ojos ante la puerta alumbrada con dos antorchas vibrantes.

La puerta se ha abierto ante mí, dejándome un perfume a jazmines secos, mientras tu figura se dibujaba como una fantasmal aparición en medio de la noche.

Tu mano fina y alargada se ha adelantado a tu cuerpo ceñido con traje de rayas muy años 40´s y una mirada profunda me has dirigido hasta el fondo de mi corazón.

Un violín ha desgranado unas notas de Para Elisa, nombre equivocado en este caso, pero muy adecuado para el panorama que se abría ante mí.

Del brazo me has llevado hasta el gran comedor, donde las velas han hecho que tus ojos brillen con una luz especial.

La doncella ha traído una sopera inglesa, hermosa y amarillenta por los años, sirviéndonos el primer plato.

Te has levantado de tan alejado lugar y te sientas a mi lado, casi pegados, así no podemos cenar.

Y entre sorbo y degustación, tus ojos y los míos se han clavado llegando hasta lo más profundo de los dos corazones.

Ya no suena el violín, pero un ritmo punzante nos ha arremolinado el alma hasta que las dos manos han quedado unidas. Frías están, pero ese frío ha penetrado por mi piel y se ha calentado al transcurrir por mis venas y llegar hasta el corazón lleno de ardor.

Qué tienes hombre ¡¡ que me haces morir.

Poco a poco has pasado tu brazo por mis desnudos hombros y has dejado un beso casi robado en mi cuello, no puedo seguir con la cena; esto no podrá tener fin.

Y en remolinos de deseos me he puesto de piel y en esa mesa de culto, donde lo sagrado y lo pagano se dan la mano, hemos hecho el ritual del amado/amante que me llevó hasta la infinidad de aquel techo que de pinturas de ángeles bellos cerraron los ojos para no ser testigos de tal batalla.

Mi hermoso ángel, dulce y frío a la vez, no de mármol fabricado, sino de bella piel. Moreno y dulce varón que me posesionas cada vez más. Que embrujo me trae y me atrae ante tu presencia bajo cualquier escusa para poder disfrutar¡

Y el hermoso, hermosos besos dejó en mi cuerpo que se sintió como un alimento en esta mesa preparada para cenar. No sé si fui el comienzo o el postre de tus alimentos, pero me sentí tan principal que ni el caserón antiguo, ni las velas consumidas, ni la vajilla inglesa, ni el mantel descolorido han sido jamás testigo de tal festín sexual.

Y la guinda he puesto en el postre, mi manjar principal; que poquito a poquito he lamido y en uno de esos arrebatos me he comido hasta llegar al final. Postre de leche batida, nácar de ángeles dormidos, fresa de color rojo, placer de dioses, sin dudar.

Y huyendo de tanto frenesí salí por la puerta corriendo y mirando donde me espera el coche que me traerá de vuelta; pero ay de mi¡¡¡ el ángel ha abierto sus alas y me ha arrebatado de mi sillón y en vuelos me ha llevado por las escaleras de madera arriba, arriba hasta el dormitorio llegar.

Y ni los arrullos del viento, ni el cantar de los hijos de la noche han podido calmar los gemidos del placer que de nuestras gargantas han salido haciendo a todos envidiar.

Suena de nuevo el violín, en esta marcha final. Tu & yo quedamos unidos y unidos amanecimos, amor para siempre y hasta el final.

DAMADENEGRO Safe Creative #0909114434667

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s