~EL ABISMO~

Publicado: junio 21, 2012 en relatos
Etiquetas:,

Aquel balcón que daba al acantilado fue mi perdición querido hombre. Me fuí allí tratando de huir durante algunos momentos de esta fiesta celebrada en Transilvania en la noche del diablo.

Habíamos volado desde todos los confines de Europa para estar esa noche allí en aquel lugar, quizás para unir nuestras fuerzas y dejarnos la piel en conjuros de mejores tiempos venideros.

Mi querido hombre enlutado, qué hermosos son tus ojos negros como un felino. Sólo habían pasado tres horas en que tu mano tibia se adelantó buscando la mía para besarla suavemente. Por fin nos habíamos conocido en persona¡¡¡. Cuánto tiempo hacía que intercambiamos ideas a través de diversos medios. Media naranja de cuerpos lejanos que por fín aquella noche de magia se habían encontrado.

Y el sonido de los violines lejano en nuestros oídos sonaban mientras tu y yo en el balcón de la inmensidad nos asomamos.

Mi boca? Que le pasa a mi boca te dije asustada… no sé había notado algo sorprendente en tus palabras. Y ahora me dices que era roja como una fresa y brillante como un diamante…. mm no sé que contestar. Será un cumplido ?.

Te quitas el sombrero negro que cubre media cara, ojos felinos al acecho. Buscas presa lo sé, castigador y fiero. Este hombre es peligroso, quizás con la Luna se transforme en lobo, casi tiene sus mismos ojos.

Y me acercas el rostro y dices: un beso?

Un beso¡ pues si… te contesto.

Y nos unieron los labios porque detrás vino todo el cuerpo. El frío se fundió en el fuego. El vino se heló en la copa. La menta se calentó en su botella. Un beso¡¡¡

Reflejos de nubes negras sentí tras mi cabeza, no sé, note algún aleteo rozándome el cabello, qué haces por qué me despeinas?.. Melena al viento quiero ver y revolver con mis manos y otro beso….

Las manos se deslizan hasta mi cintura… y con los dedos haces juegos con el talle de terciopelo negro que cubre mi cuerpo. Camisa negra de seda que tu pecho deja al viento, suave carne, pálida y fría como un muerto. Y en ese beso, segundo beso se desencadena la ira de todos los elementos. Las nubes se acumulan, la luna se pierde y el viento sopla con ira y nos deja allí despiertos en sensaciones lascivas de carne y saliva, jugos a manjares nuestros.

Y en este beso te entrego mi alma y cuerpo y me mirás con sonrisa: eso era lo que quiero. Tu cuerpo para saciar mi sed y tu alma para el infierno…. así nos quemamos los dos y dejamos este hielo en el balcón quieto.

Y nos tiramos juntos a la profundidad de lo negro que bajo el balcón se abría para comernos enteros…. y mientras caíamos bajo muy bajo, casi llegando al infierno me has vuelto a besar y has musitado: juntos en el infierno¡¡¡¡.

Recordando el 30*10*2004 en Transilvania Inn Hotel. (Fiesta del Diablo)

DAMADENEGROSafe Creative #0901102385524

Anuncios
comentarios
  1. strom-abo.com dice:

    Hello, I enjoy reading through your post. I like to write a little comment to support you.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s