La Gruta de Fingal o Gruta de los Ecos, en Escocia

Publicado: julio 5, 2012 en viajes
Etiquetas:, ,

La Gruta de Fingal es y no es una cueva volcánica. Lo es porque se abre en material volcánico (las coladas de basalto); no lo es porque su origen no tiene que ver con el vulcanismo, sino con la acción erosiva del mar. En este sentido es como tantas de las cuevas que se abren en todos los acantilados del mundo, pero aquí el basalto, con sus enormes columnas, le da un aspecto distintivo y único.

La cueva tendrá unos cincuenta metros de longitud, y en toda ella las columnas de basalto forman unas terrazas por las que podemos profundizar bastante en la cavidad sin complicaciones. Después se puede subir a la parte alta de la isla, que resulta ser un prado ondulado, batido por un viento que tiene toda la pinta de no parar nunca. Un paisaje también digno complemento de la visita. El lugar es tan mágico que incluso sirvió de inspiración al músico escocés Mendelssohn para crear una obertura titulada “la Gruta de Fingal” y a Julio Verne, que la usó como escenario de uno de los pasajes de su novela “el Rayo Verde”.

Sir Water Scott, el novelista romántico escocés autor de Ivanhoe y Rob Roy, escribió sobre esta cueva. Acantilados de oscuridad, cuevas de maravillas, ecos del trueno del Atlántico…. Hasta como lugar de apariciones de fantasmas.

Desde que fuera descubierta por el naturalista Sir Joseph Banks en 1772, La Gruta de Fingal a cautivado a numerosos viajeros. Desde finales del siglo XVIII las perfectas columnas hexagonales de basalto y el eco de las olas en su interior, han dejado fascinados a todo aquel que la visita.

Situada en la isla deshabitada de Staffa en el archipiélago escocés de Las Hébridas , la cueva tiene una bóveda que parece el panal de una colmena gigante. Sus enormes dimensiones (85 m de profundidad y más de 20 m de altura) causan los síntomas del síndrome de Stendhal. Elevado ritmo cardíaco, vértigo, confusión e incluso alucinaciones, sufren los individuos expuestos ante esta sobredosis de belleza.

También Felix Mendelssohn visitó las Hébridas, donde descubrió la Gruta de Fingal, ya entonces un atractivo turístico. En la misma cueva escribió La Obertura “Las Hébridas” Opus 26, también conocida como Fingal’s Cave. Un poema sinfónico que está pensado para inspirar sentimientos de soledad.

 

La Gruta de Fingal from eLzO on Vimeo.

Anuncios
comentarios
  1. prom-dresses-2013 dice:

    Pretty! This has been an incredibly wonderful article.
    Many thanks for providing this information.

    Me gusta

  2. runescape items for sale cheap dice:

    Hi I am Scott Lee, an analyst, consultant, speaker, strategist and writer on topics related to digital content technology.
    Interesting post!
    sell runescape account

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s