Los Niños Llorones de Bruno Amadio

Publicado: julio 25, 2012 en mis experiencias
Etiquetas:, ,

Pintor italiano afincado en España tras la segunda guerra mundial. Se le conoce como “El pintor maldito” por sus 27 cuadros conocidos como los “Niños Llorones”.

Sobre este pintor hay una leyenda sobre sus “cuadros malditos”. Al parecer, hizo un pacto con el diablo para que sus pinturas fueran bien recibidas por la sociedad, ya que se sentía muy frustrado porque no tenía éxito como artista.

Nació en Venecia, fue fascista y conservador, seguidor de Mussolini.

Fue en aquella época, donde comenzaría a pintar sus cuadros “Los niños llorones”, después de haber participado “supuestamente” en la II Guerra Mundial.

Firmaba esos lienzos como Giovanni Bragolin y quería mostrar el horror de la guerra pintando esas lágrimas de los niños que quedaron durante la batalla huérfanos y desamparados.

Cuentan que los niños que aparecen en sus cuadros eran reales, todos ellos al parecer, vivían en orfanatos y casas de beneficencia.

Después de la guerra es cuando se fue a vivir a Sevilla – España y años más tarde a Madrid.

Dicen que uno de los niños de sus cuadros, que vivía en un orfanato, murió allí mismo después, durante un incendio, por lo que desde ese momento creían que el espíritu de aquel niño se había ido en el cuadro. Todo quedó arrasado aquel día, menos la pintura.

Ese cuadro es “El niño que llora”, si se gira 90º a la derecha, se puede ver a un pez comiéndose la cabeza del niño.

Los cuadros de Bruno Amadio o Giovanni Bragolin, poseen una gran expresividad y simbolismo. El pintor reflejó en ellos todos aquellos acontecimientos tan crueles de aquella guerra.

De la noche a la mañana, aquellos cuadros se hicieron muy populares y a mediados de siglo eran un reclamo, con cientos de reproducciones todos los años. Este es otro de los motivos por el que se alimentó esa “leyenda negra” sobre el pintor.

Dicen que en las casas donde se cuelgan estos cuadros entra la mala suerte, se incendian, suceden misteriosos poltergueist y algunos fenómenos extraños.

Llegó un momento en el que estos cuadros dejaron de venderse, la gente comenzó a quitarlos de sus paredes, todo por temor a esa oscura y terrorífica “leyenda”.

También cuentan que si uno se ponía delante del niño llorón en determinadas fechas, podía pactar con el diablo y éste te miraría directamente a los ojos a través de la mirada de ese niño.

 Esta leyenda no acaba nunca, muchas décadas después son muchas las personas que siguen diciendo que padecen fenómenos extraños en sus casas porque poseen esas pinturas.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s