LOS PEKENIKES

Publicado: septiembre 2, 2012 en mis experiencias
Etiquetas:, ,

 

Casi las nueve de la noche de un caluroso mes de agosto; nerviosa iba y venía por mi habitación con el vestido celeste y los zapatos de medio tacón que mi madre me había comprado para la ocasión especial. Nervios, ay qué nervios¡ por primera vez iba a entrar en el Cortijo Los Rosales del Parque Genovés de mi ciudad porque ya tenía los 18 años cumplidos, requisito para poder ver a mis ídolos en persona y a tantos otros que venían por aquellos tiempos tanto al Cortijo como al teatro Pemán. Un tum tum tua con el ritmo del Tren Transoceánico a Bucaramanga, sonaba en el tocadiscos marcando el latir de mi corazón. Por fin vinieron mis primas… derechas al Cortijo.

La calle Novena se deshizo en un suspiro y subimos con marcha de Embustero y Bailarín la calle Ancha, plaza de San Antonio y por fín el Parque Genovés…. Las Sombras y Rejas nos hacían más bellas, jóvenes llenas de sol que en esos años cantaban y bailaban al son de los Pekenikes. Pasábamos el jardín de entrada y detrás de la cascada donde los patos se debatían entre dormir o no dormir, Lady Pepa parecía lanzar sus flechas de amor a los jóvenes que allí se reunían para poder comenzar lo que entonces se llamaba ligoteo. Ya colocadas en la mesa de cuatro, Robin Hood se asomaba entre las ramas para ver cuantos posibles chicos podía quitarle chica aquella noche; el muy ladrón¡.

La noche se apoderaba de los altos árboles del parque y en el edificio cercano del Hotel Atlántico, los chicos músicos profesionales que atraían a multitudes, se disponían para salir al pequeño pero gran escenario del Cortijo. El Sol de Medianoche se encendió para darles color y frenesí a nuestras manos que batían en aplausos. Ellos estaban allí, por fín los iba a ver en directo. Aún sentía la Arena Caliente entre mis dedos de la mañana de playa; cuando mis idolos me firmaron autógrafos en la piscina del Hotel Playa. Y un Hilo de Seda se apodero de mi cuerpo cuando comenzaron su primera canción.

Nostalgia me entraron de tantas horas esperándolos y ahora el sueño se hace realidad cuando el Poderoso Señor con acento francés nos rinde hasta el éxtasis en Frente a Palacio. Parece que fue ayer cuando comencé a escuchar a estos chicos, serios, entregados a una música que no contenía ni una sola frase. Una sola canción al final de su trayectoria musical tuvo el placer de ser el soporte de algunas letras cantadas. El Tiempo Vuela sin pensar.

Cerca de las Estrellas, aquellas que brillaban en el cielo del Cortijo, mientras los pies se iban al son de la música; y más para mí que en esos momentos vi entrar al chico que me traía de cabeza por esos tiempos. Rompería mil Vasijas de Barro por estar a su lado; pero entonces el juego no era así… miradas de reojos, sonrisas a escondidas y quien sabe¡¡¡

Cuchipe vino con su acento de fuera para calentar más el cuba libre de ron que servían normalmente a los invitados a estos recitales musicales. Y muchos Romances Anónimos hubo allí sin más muros que los rosales espinosos que adornaban sus parterres. Había que hacer Mangas Verdes cuando los parientes venían a recogerte, menos mal que yo con mis primas estaba salvada. Y el momento en que me hizo sonar como un Cristal de Bohemia cuando tus ojos y los míos se encontraron en el camino de los servicios…. ¡¡

 

Que Aria más hermosa sonó por la gruta de la cascada, donde el agua se arremolinaba en sus fuentes artificiales, más de uno se perdió por aquellas oscuridades aunque fuera solo dos minutos. Y poco a poco nos íbamos poniendo de pie para despedir en su última canción a los ídolos del momento. Quizás era con Hechizo como mejor podían hacerlo, pues era eso precisamente lo que habían hecho dentro de aquel sitio paradisiaco de mi querido Cádiz.

Y después los comentarios, los recuerdos, alguna foto que saldría en el diario al día siguiente; los padres esperando en la reja de la puerta de salida del Cortijo; risas, sonrisas, holas y adioses….

El Cd es una recopilación perfecta de lo que la banda significó en nuestras vidas; donde una canción tras otra trae recuerdos, miradas, roces y besos a media luz. Todo dirigido por el querido y recordado Rafael Trabucchelli que por aquel entonces era el no va más en contratos de grupos y solistas…

Eran parte de mi vida, eran parte de mis pocos años, eran los magníficos 60´s.

12.50 € edición especial para Hipercor

DAMADENEGRO 30/6/2009

 

 

Anuncios
comentarios
  1. Bitacoras.com dice:

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com:   Casi las nueve de la noche de un caluroso mes de agosto; nerviosa iba y venía por mi habitación con el vestido celeste y los zapatos de medio tacón que mi madre me había comprado para la ocasión especial. Nervios, ay ……

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s