GUERRERO

Publicado: septiembre 20, 2012 en relatos
Etiquetas:

Dejado caer en ese conjunto de flores multicolor, cojines y cojinetes, colcha rosada, suelo de madera noble, cama mil veces preparada para adormecer sueños y cansancio. Miles de rosas, cientos cerradas, cientos abiertas, dando savia vital a sus durmientes sueños. Sueña, sueña con el futuro conjunto mi más bello amor.

Entra un leve resplandor en esta tarde de nubes, las cortinas viejas y remozadas tratan de amortiguar el fragor de la batalla, ahora se acuna la conversación y las leves caricias. Los manojos de rosas parecen formar ramos e inclinarse ante la evidencia del amor.

Allí en el rincón se encuentra el peinador de la abuela, lacado en blanco luce su lavabo de porcelana con jarrón a juego. Agua limpia y templada que resbala por la comisura de mis labios, el viejo vidrio del vaso pareció temblar ante la belleza de la ternura hecha realidad con piel del hombre.

Adorado decorado pasado de tiempo, tenues colores que se dejan querer por el ambiente que resuma perfumes de ajadas flores. Huele, amor, huele esta rama de tomillo que la abuela solía colocar en el jarrón de plata para que el aire se llenara de lozanía y relax.

Nunca quise reparar el desconchón de la vieja silla porque se hizo con la botonadura del vestido blanco y negro de la gran dama que hacía tiempo reinaba en esta habitación. Acaricias la seda, tocas con ternura las blancas sabanas; tu camisa se mezcla al caer con la colcha, toma el mismo aroma, quizás ella lo tome de ti. Olor inconfundible de la juventud.

Hasta la alfombra beige, casi el mismo color de piel, nácar que da a tus negros ojos la tremenda sensación de caer en un abismo de pasión; llegan tus brazos, manos suaves, desnudez admirable. Cuerpo perfecto, amor desenfrenado.

Dulce habitación que dio cobijo a mi niñez, apreso mis sentimientos en la juventud, me vio llorar de soledad y ahora me trae el regalo final, tu.

Ternura de boca, tenue y dulce, beso a medias, comisuras que se buscan, saliva compartida, una y otra vez, pasión.

Te dejas caer, desnudo casi desmayado en el punto cenit del trance. Sostenido por brazos que acarician el vaso eterno de elixir del amor. Dices no poder mas, tu pelo negro cae sobre el rostro casi como un baile a ritmo de una balada tropical. Más y más.

Desmayado final, mi cuerpo refugio, descanso y sopor. Allá a lo lejos en el horizonte  el viejo árbol llorón mece sus ramas que se me antojan contoneándose con el mismo ritmo que marco tu frenesí. Descansa sobre la mullida alfombra que un día vino de un lejano lugar. Entre flores y rosas, capullos y pétalos, aromas derretidos por la temperatura de tanto amor.

Descansa y duerme mi joven guerrero. Te has ganado el laurel del vencedor.

©DAMADE NEGRO 20/9/2012

Anuncios
comentarios
  1. articles dice:

    I loved as much as you’ll receive carried out right here. The sketch is tasteful, your authored material stylish. nonetheless, you command get got an edginess over that you wish be delivering the following. unwell unquestionably come further formerly again as exactly the same nearly very often inside case you shield this increase.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s