Ultimo Trayecto: La estación internacional de Canfranc

Publicado: noviembre 3, 2012 en viajes
Etiquetas:

 

La estación internacional de Canfranc es sin duda, tanto por historia como por belleza, unos de los edificios míticos abandonados más singulares de España. Su majestuoso perfil aparece ante el ilusionado viajero que va en su busca, en un valle lejano de los pirineos atlánticos. Enclave crucial desde tiempos inmemorables para todos aquellos que tuvieron que defender esas tierras de los ataques provenientes del otro lado de la cordillera.

Entre verdes pastos y altas cumbres, cerca del paso fronterizo de Somport. 241 metros de planta, 300 ventanas,  156 puertas dobles y su imponente cubierta de pizarra negra, sobreviven a duras penas al implacable clima pirenaico y a la dejadez de las instituciones, que desde que las instalaciones quedaron en desuso, allá por los años 70, no han hecho mucho para mantener este lugar tan emblemático.

El proyecto de Canfranc comienza a principios del siglo XIX en colaboración con el gobierno francés. Su desmesurado tamaño, tan solo superado en Europa por la estación de Leipzig, se debe al afán de modernidad y como muestra  del buen momento que se vivía en ambos países en el comienzo de siglo. Tras varios años de proyectos, las obras comienzan en 1915, y durante los siguientes diez años, decenas de puentes sobre los valles y túneles gigantescos, uno de ellos de más de siete mil metros de longitud se construyen para la línea férrea. La estación se dota también de gran cantidad de edificios periféricos como muelles de carga, talleres y almacenes de máquinas. El barrio de viviendas que se crea junto a la estación, acabará por convertirse en municipio tras un incendio en 1944 en el pueblo original de Canfranc, que obliga a traspasar la municipalidad a este lugar.

En Julio de 1928, Alfonso XIII inaugura por fin la estación tras varios retrasos debidos a la I guerra mundial. Durante los años treinta, la estación funciona a pleno rendimiento convirtiéndose en un punto neurálgico para el tráfico de pasajeros y mercancías entre Europa y la península. Pero a partir de aquí, todos los sucesos van en contra de este enclave. La guerra y civil y posteriormente, la II Guerra mundial, abren una herida que no acabará nunca de sanar. La resistencia francesa por un lado y los guerrilleros por parte de España, dinamitan pasos de la línea para evitar que los gobiernos usen la línea para el movimiento de armamento y tropas. Famosa es Canfranc, entre otras cosas, por el famoso oro de de los nazis, o oro de Canfranc, como llegó a conocerse, que era el pago que hacían los alemanes al gobierno de Franco por el Volframio que éste les enviaba para la fabricación de armamento desde las minas gallegas. Tras la gran guerra, las desavenencias entre el nuevo gobierno Francés y el español, propiciaron que la línea solo funcionase de forma esporádica, estando ésta completamente parada durante lustros enteros. La línea funcionaba en territorio español, partiendo de Zaragoza, pero no iba más allá de la estación.

En la década de los cincuenta, vuelve a recuperar de nuevo el tráfico normal, aunque por diversos motivos no alcanza el esplendor de su primera década de funcionamiento, hasta que en 1970, un gigantesco tren de mercancías descarrila sobre un puente en pleno corazón de los pirineos franceses y estos, considerando el coste de la reparación, piensan  que ya no es rentable esta ruta fronteriza y hacen oídos sordos a las reclamaciones españolas. Desde entonces, la decadencia y el abandono muerden con fuerza este mítico enclave, donde tan solo los Canfraneros siguen su lucha reivindicativa para que este lugar, epicentro de la vida en el pueblo, vuelva a recuperar el esplendor de tiempos pasados.

Sobre el 2005, las reivindicaciones surten efecto por fin y se comienzan obras de restauración, proyectando en el edificio de la estación y en sus alrededor, un gran hotel de lujo y zonas residenciales para potenciar el turismo en la zona.

Por ahora solo trenes de cercanías. 

Visitas: 

*Itinerario Nº 1: El entramado urbano de Canfranc Estación:

Desde la Plaza del Ayuntamiento), tomar dirección sur y ascender, a mano derecha de la carretera, hacia el polideportivo municipal y el centro A Lurte o ‘Casa de los Forestales’. Dejando éste a la izquierda, seguir por camino asfaltado a la derecha por el ‘espacio Forestales’  girando de nuevo a la izquierda para ver enseguida el Laboratorio Subterráneo de Canfranc  (derecha) y un poco más adelante la ‘Casa de los Abetos’ o de los Ingenieros (02) (izquierda). Continuar recto hacia el edificio y barrio de las Escuelas. Descender por la calle Cortes de Aragón hasta la plaza del Pilar. Dejando la plaza a la derecha, continuar bajando hacia la carretera y cruzarla. Al sur se observa el edificio del Centro de Cooperación Policial y Aduanero  y el Centro de Control del Túnel de Somport. Retomar la carretera nacional, esta vez en dirección norte, hacia el conjunto de edificios del ‘Poblado de los Arañones’. Continuar avanzando en dirección norte por la carretera dejando de nuevo a la izquierda el Ayuntamiento y, posteriormente, la Estación Internacional de Canfranc. Para llegar al siguiente punto de interés, el Túnel ferroviario de Somport, podemos optar por dos caminos.

– Opción A, fácil accesibilidad: salir de nuevo a la carretera y continuar en dirección norte pasando por el barrio comercial hasta el Túnel ferroviario de Somport .

– Opción B, accesibilidad reducida: entrar en el complejo ferroviario y seguir los raíles abandonados en dirección norte hasta el final del edificio principal de la estación. Cruzar para llegar a la explanada y seguir hasta la embocadura del Túnel ferroviario de Somport . Subir de nuevo hacia la carretera y retomarla para descender ahora en dirección.

 

*Itinerario Nº 2: El entorno de Canfranc Estación:

Partiendo de la Plaza del Ayuntamiento, dirigirse hacia el sur por la carretera nacional atravesando todo el ‘Poblado de los Arañones’ hasta llegar al Puente de la Central o de Secrás . Cruzar el puente y observar a la izquierda la central de Canal Roya. Tomar a la izquierda la pista sin asfaltar en dirección a Picaubé, dejando a la derecha la pequeña carretera que conduce a la Central de Ip . Seguir avanzando -el camino hace varias revueltas- hasta el cruce con la pista que lleva al Paseo de los Melancólicos (08), observando a la derecha un ejemplar de búnker de la ‘línea P’. Dejando a la izquierda el desvío a Melancólicos, continuar hacia Picaubé. Unos metros más adelante, veremos a la derecha la fuente de la Herradura . Un poco más adelante, nos toparemos con el barranco de Epifanio (05). Continuar avanzando hasta el vivero de la Caseta Blanca. Justo al norte de la Caseta, parte la senda o camino de la Caseta Blanca  (marcado como PISTA de COLL de LADRONES – PR 2.11) que desciende hasta la vieja carretera sin asfaltar de Coll de Ladrones. Tomar ésta hacia la izquierda, pasar junto al acceso norte del Paseo de los Melancólicos y, más adelante, al lado de la Casilla de Camineros y las ruinas de la Ermita de San Antón. Atravesar el puente hacia la carretera nacional. Seguir por la misma a la izquierda, pasar por encima de la embocadura del túnel ferroviario de Somport, y cruzarla para ascender a mano derecha de los bloques de apartamentos hacia el Paseo de los Ayerbe. Continuar por este paseo en dirección sur hasta el desvío del complejo deportivo y las piscinas municipales señalizado como Circo de Estiviellas. A la izquierda de dicho complejo parte una senda señalizada que nos lleva a las casetas de falsa cúpula. Retomar el mismo camino en dirección contraria para volver al Paseo de los Ayerbe, y continuar en dirección sur pasando por detrás del Laboratorio Subterráneo hasta la parte trasera del edificio de las Escuelas. Girar a la izquierda pasando por delante del Laboratorio Subterráneo para girar al final a la derecha llegando al Centro A Lurte. 

 Tenemos la posibilidad de visitar 4 puntos de interés más que quedan fuera del recorrido a pie:

– Fuerte de Coll de Ladrones En el cruce del Paseo de los Melancólicos con la pista que desciende de Coll de Ladrones, tomar dicha pista a la derecha para ascender hacia el fuerte. Se puede acceder en coche.

 – Fondería de L’Anglasé Tomar el coche y ascender por la carretera nacional en dirección norte hasta la entrada de la Canal Roya. Allí aparcar el vehículo y tomar a pie la pista que asciende dejando a mano izquierda la casa de L’Anglasé. Continuar unos metros hasta topar con la chimenea y los restos de la Fondería de L’Anglasé.

 – Torreta de Fusileros Tomar el coche y descender por la carretera nacional en dirección sur. Pasar el pequeño túnel de Ip y, unos metros más adelante, visitar la Torreta de Fusileros.

 – Torre de la Espelunca Desde la Torreta de Fusileros, cruzar a pie la carretera nacional y dirigirse unos metros hacia el norte. A mano derecha parte una pista que desciende hacia las ruinas de la Torre de la Espelunca, justo delante de la presa del contra embalse de Ip. Desde Canfranc Estación, tomar a pie la carretera nacional en dirección sur por la margen izquierda. Salir del pueblo y seguir por el andador señalizado como Camino de Santiago. A la salida del pequeño túnel de Ip, parten unas escaleras a mano izquierda que descienden hasta las ruinas de la Torre de la Espelunca.

 *Itinerario Nº 3: La vieja Villa de Canfranc:

Tomar el coche y dirigirse hacia el sur por la carretera nacional durante 3,5 km hasta llegar al pueblo de Canfranc. Dejar el coche en cualquiera de las zonas de aparcamiento y comenzar en la Plaza de Canfranc. Dirigirse hacia el norte por la Calle Albareda hasta el Puente de Arriba. Retomar de nuevo la Calle Albareda en dirección sur, para observar enseguida a la derecha las ruinas del Castillo de Canfranc. Dirigirse a la izquierda por el Paseo de la Concordia y avanzar hacia el sur, hasta los restos de la Torre de Aznar Palacín  a la derecha. Seguir por el Paseo de la Concordia junto al río Aragón hasta el ‘Barrio del Herrero’ y tomarlo para acceder de nuevo a la plaza) y a la Iglesia de la Asunción (05). Proseguir por la Calle Albareda en dirección sur hasta finalizar el pueblo y tomar allí el Camino de Santiago, pasando por delante del antiguo Convento de la Trinidad. Continuar por el Camino hasta el viejo ‘Pon Nou’  y el Cementerio Municipal. 

Cómo llegar a Canfranc

OFICINA de TURISMO

 Pza. del Ayuntamiento, 1

22880 Canfranc Estación

 Tel. 974 373 141

Accesos

 Para llegar a Canfranc, partiendo de Jaca es preciso tomar la N-330. Tras pasar por Castiello de Jaca y Villanúa llegaremos a Canfranc y posteriormente a Canfranc Estación, dejando la entrada del Túnel de Somport a nuestra izquierda.

 – Línea ferroviaria Zaragoza-Canfranc.

 – Líneas de autobuses desde Huesca, Jaca y Pamplona.

– Autobús Canfranc (ES) -Oloron (FR). Bus SNCF, entre Oloron-Ste-Marie y Canfranc Estación. Con parada en todas las localidades del valle de Aspe y Puerto de Somport.

Anuncios
comentarios
  1. Amedar Consulting dice:

    I will immediately grab your rss feed as I can’t to find your e-mail subscription link or newsletter service. Do you have any? Kindly allow me recognize so that I may subscribe. Thanks.

    Me gusta

  2. Josefa dice:

    Excellent web site. Lots of useful information here. I’m sending it to several buddies ans also sharing in delicious. And naturally, thanks to your sweat!

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s