La mandrágora –Mandragora autumnalis–

Publicado: enero 2, 2013 en mis experiencias
Etiquetas:

mandragora Mandragora_o

La mandrágora –Mandragora autumnalis– es una planta herbácea característica del Mediterráneo a la cual se le han atribuido propiedades mágicas, especialmente por el parecido que tiene su raíz con una figura humana.

En la imaginación popular, la mandrágora surgía del terreno que fertilizaba el semen que un ahorcado vertía cuando era ajusticiado. Además, gritaba de tal forma en el momento en que era arrancada, que su chillido enloquecía al que lo oía.

 La mandrágora, que despide olor fétido y es muy tóxica, fue usada como afrodisíaco y como ingrediente para preparar ungüentos que utilizaban las brujas para experimentar alucinaciones. En realidad, su gran raíz es parecida a un nabo. En la Edad Media, con ella se preparaban pociones que se administraban como narcóticos para adormecer a los pacientes antes de una intervención quirúrgica.

Crece en zonas sombrías y húmedas, con hojas verdes, pequeñas flores blancas y purpura con una raíz que al bifurcarse toma forma similar a la humana.

Los testimonios sobre la mandrágora y su uso medicamentoso son comunes a lo largo de la historia y estudio botánico, en la mayor parte de los casos concuerdan en la capacidad que tiene la planta para generar un sueño profundo y reparador. Se afirma que esto ocurría con sólo colocar la raíz de la planta en el cuarto donde dormía el paciente, o bien al mezclarla con la comida o cocida en vino. Otra característica de la mandrágora era la de fungir como afrodisíaco y estimulante sexual, así como amuleto para la buena suerte en los asuntos de amor; en este caso la raíz debía ser cortada de una manera específica para que pudiese surtir efecto.

En el antiguo Egipto la mandrágora estaba presente en escenas que reproducían los rituales funerarios, tal vez como medio de ayuda para el alma en su proceso de abandono del cuerpo físico. En el Antiguo Testamento se aludía a los poderes extraordinarios de la planta: Raquel, que era estéril, pudo concebir después de tomar una infusión de mandrágora. La receta para la fertilidad era bien conocida en la Italia medieval y renacentista. Fue una planta adorada y temida, alrededor de la cual se entremezclaron, mito, fantasía y realidad.

La tradición mágica occidental abunda en citas acerca del poder y el uso de la mandrágora. Plinio, fue el primero en tratar oficialmente su carácter antropomorfo y la categorizó en femenina (mandrágora negra) y masculina (mandrágora blanca). Desde Galeno hasta Lucio Apuleio, durante todo el período Romano se encuentran referencias en relación a las cualidades de la planta. Se aconsejaba una mezcla de opio, mandrágora y beleño en partes iguales para utilizar como anestésico durante las amputaciones o las incisiones. Esto habla de su potencial para desconectar la conciencia de la realidad física y su efecto narcotizante.

Anuncios
comentarios
  1. maruva dice:

    Hola en donde e consigue en Peru

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s