San Juan de la Peña – Navarra

Publicado: febrero 1, 2013 en viajes
Etiquetas:

 

 

Monasterio

Al igual que muchos monasterios, su origen se encuentra en un eremitorio rupestre sobre el cual fue conformada una comunidad de monjes. Ubicado en la sierra del mismo nombre, en pleno corazón del condado de Aragón, junto al monasterio de Leyre, pronto se convirtió en la institución religiosa con más prestigio del reino de Navarra. De este modo el monarca navarro Sancho III el Mayor (1004-1035), en contacto con los ambientes reformistas alentados por Oliva (abad de Ripoll y obispo de Vic), impulsó la renovación monástica del reino apoyándose en San Juan de la Peña. Una comitiva de monjes a la cabeza del abad Paterno fue enviada a Cluny en Borgoña con el objetivo de formarse en los usos establecidos por esa abadía. A su regreso se procedió a reformar las más importantes abadías del reino: Leyre (Leire), Irache,  San Millán y Oña.

Desde su fundación, el monasterio se convirtió en un destacado panteón funerario, en el que fueron inhumados varios monarcas del reino de Aragón, creado por Ramiro I. Durante el reinado de su primogénito, Sancho Ramírez, San Juan de la Peña volvió a ser noticia protagonizando la reforma ritual, a partir de la cual se sustituyó la liturgia hispánica por la romana. Como resultado de esta trayectoria se produce una enorme expansión de su dominio —tan sólo detenida en el siglo XII—, y se edifican la iglesia y el claustro (en estilo románico) dentro del exiguo recinto del monasterio.

El monasterio se benefició de la expansión territorial del reino hacia el sur, a pesar del desplazamiento del centro político del reino de Jaca a Huesca en 1098, y algunos años después, a Zaragoza (1118). Recibió muchas propiedades que incrementaron su patrimonio. Desde mediados del siglo XII comenzó un lento declinar que se hizo más patente durante los siglos XIII a XIV. De ese periodo arranca la tradición que sostiene que en el monasterio se atesoraba el Santo Grial, el cáliz de la Última Cena, conservado por José de Arimatea. En la actualidad, esta pieza se encuentra en la catedral de Valencia. En época moderna la comunidad monástica financió la construcción de un nuevo y amplio monasterio en la parte alta de la peña. Allí se mantuvo hasta la Desamortización del siglo XIX.

san_juan_pena02 san_juan_pena3

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s