Castel del Monte, la fortaleza de los misterios – Sicilia

Publicado: febrero 25, 2013 en viajes
Etiquetas:,

Castel del Monte, en Sicilia,

Castel Del Monte, a 60 km de Bari, es uno de los 47 lugares italianos que Unesco ha incluido en la World Heritage List.

Hecho construir por Federico II Hohenstaufen en el siglo XIII, el castillo domina, con su maciza estructura octogonal, el pequeño tramo de las Murge occidentales situadas a 18 km de Andria. Considerado universalmente como un genial ejemplo de arquitectura medieval, Castel del Monte en realidad une elementos estilísticos de diferentes  épocas históricas, del estilo románico de los leones de la entrada al marco gótico de las torres o del arte clásico de los frisos internos y de la grandiosidad defensiva de su arquitectura hasta las delicadas finuras islámicas de sus mosaicos.

Construido alrededor del 1240 Castel del Monte se convierte en la sede permanente de la corte de Federico Hohenstaufen, soberano ya a los tres años de edad del Reino de Sicilia. El monarca era llamado “Stupor Mundi” por su vasta y completa cultura, y dejó en su castillo la huella del misterio que envolvía su figura.

El rigor matemático y astronómico de su planimetría, basada en el ocho como número generador y su posición, estudiada para crear determinadas simetrías de luz en el solsticio y equinocio, crean una simbología que apasiona desde hace siglos a los estudiosos, dejando a los visitantes una grata y misteriosa sensación general. A todo ello hay que unir la particularidad de que, como edificación militar, no cuenta con los elementos característicos de la mayor parte de construcciones de este tipo, como la muralla, el foso y los establos.

El castillo se alza sobre una planta de ocho lados, son ocho también las salas de la plata baja y de la primera planta, trapezoidal, dispuestas formando un octágono y son, también, ocho las torres, obviamente de planta octogonal, situadas en cada uno de los ocho ángulos. Se dice que en el patio había un estanque, también éste, de forma octogonal.

La sólida firmeza de la piedra calcárea mezclada con cuarzo que figura en la fachada se alterna en cada flanco con las ventanas simples de la primera altura, bíforas (y tríforas en un caso) de la segunda altura. La entrada principal, en mármol coralino, reproduce la forma de un arco triunfal clásico que enmarca un arco ojival, definido como “una especie de preludio del Renacimiento”. En el interno, con sus altas bóvedas de arista, se presenta desnudo de todo tipo de decoración que en el pasado hacía estos espacios majestuosos, como testimonian algunos restos de mármol y mosaicos en gran parte desaparecidos después de siglos de escasos cuidados  y vandalismo.

Castel del Monte, en Sicilia,1

Los dos pisos interiores están  unidos a las torres por pequeñas escaleras de caracol que ascienden en sentido anti-horario, a diferencia de las otras construcciones defensivas de la época. Particularmente interesante es la instalación hidráulica  para los servicios higiénicos, de origen oriental.

Obra maestra de inestimable valor de la historia de Italia, Castel del Monte merece plenamente el título de “Patrimonio de la Humanidad”: un lugar para disfrutarlo en sus mil y un misterios y para visitarlo al menos una vez en la vida.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s