Islas Griegas La isla de Ikaria

Publicado: abril 9, 2013 en viajes
Etiquetas:

 P1050415

Ikaria debe su nombre al héroe de la mitología griega Icaro, hijo de Dédalo, con quien escapó del laberinto de Creta, volando con alas de cera que se derritieron al acercarse demasiado al sol.  El atrevido joven cayó al mar ahogándose, y dicho mar fue denominado en su honor Mar Icario. Lo cierto es que Ikaria es un paraíso vacacional por sus relieves montañosos, sus torrentes y el ambiente de serenidad que impregna sus pueblos.

*Lo más destacado de Ikaria

Ayios Kirykos es la capital de la isla y su puerto principal. Visiten su iglesia y el pequeño museo arqueológico y folclórico. A dos km de la capital se halla Therma, uno de los balnearios termales de Ikaria. Cerca de Therma se encuentran las ruinas de la antigua acrópolis. Evdilos, la que fue antiguamente capital de la isla y hoy segundo puerto, posee hermosas casas de estilo neoclásico. En verano funciona un servicio de taxi-boats entre Ayios Kirykos, Therma y la playa de Fanari. Algunos pueblos que merecen ser visitados son: Mavrato, pintoresco y de vegetación tupida, Oxea, Mileopos, Kampos y su museo arqueológico. Muy cerca de allí está el islote de Diaspori con su iglesia de la Asunción. Oinomageireio tis Popis, en Evdilos es una agradable taberna en la que podremos degustar el soufiko, la especialidad isleña. Manganitis, el pueblo más occidental, goza de gran ambiente.

*Las playas de Ikaria

Las playas más hermosas de Ikaria son las de Mesakti y Livadi. Armenistís es, sin duda, la más turística.

Como llegar a Ikaria

A Ikaria se puede llegar en transbordador desde El Pireo, Samos y las Cicladas.

*Curiosidades:

A partir del 2008, Buettner y un investigador griego comenzaron a estudiar la isla de Ikara. El plan de Poulain era rastrear a las personas que habían nacido entre 1900 y 1920 y determinar cuándo y dónde murieron esos individuos. El problema surgió a raíz de que la mayoría de ellas que nacieron en esos años se habían mudado a distintas regiones.

Las historias como la de Stamatis.siempre llaman la atención, este hombre ha aparecido dando su testimonio en varios programas de la tv griega, incluso en el 2009, Buettner conoció a un hombre que le había relatado una historia similar sobre su recuperación del cáncer.

Después de reunir todos los datos sobre muertes y nacimientos de los habitantes de la isla, los investigadores concluyeron que los ikarianos tienes 2 y media probabilidades más de llegar a los 90, en comparación a los estadounidenses de la misma edad. Además, los datos arrojaron que los pobladores de la isla viven de 8 a 10 años más antes de sucumbir a alguna enfermedad cardiovascular, además se registraron menos casos de depresión y demencia senil; casi la mitad de los estadounidenses mayores a los 85 años muestran signos de Alzheimer.

En el siglo XVII, José Georgirenes , obispo de Ikaria, describió a sus residentes como “un pueblo de gente orgullosa que dormía en el suelo, Lo más recomendable en esta isla”. Además escribió: “es su aire y su agua tan saludables, que es común ver a personas de 100 años de edad”.

Tratando de comprender este fenómeno, Buettner contactó a Ilias Leriadis, uno de los pocos médicos de Ikaria. En un patio al aire libre se colocó una mesa con aceitunas, hummus pan y vino. “La gente se queda aquí hasta tarde. Nos despertamos tarde y siempre tomamos siestas. Abro mi consultorio a partir de las 11, antes de esa hora nadie viene, ¿has notado que nadie lleva reloj aquí? “, dijo el doctor mientras bebía un sorbo de vino.

Leriadis habló de una bebida local conocida como “té de montaña”, una mezcla de hierbas endémicas de la isla que los habitantes consumen generalmente a final del día. Algunos de sus ingredientes son el orégano, la salvia, una yerba parecida a la menta, romero y un extracto hecho de diente de león con limón. “Las personas creen que beben un líquido reconfortante, pero también piensan que consumen una bebida con propiedades curativas”, dijo el doctor.

La miel también es considerada una panacea“. Ellos tienen tipos de miel que no existen en ningún otro lugar del mundo. La utilizan para todo, desde el tratamiento de heridas, para curar la resaca o como tratamiento para la gripe. La gente mayor comienza su día con una cucharada de miel”:

A lo largo de 3 días, Buettner tuvo la oportunidad de conocer a pacientes del doctor Leriadis. En la zona conocida como Raches, se encontró con 20 personas de más de 90 años, uno aseguraba tener 104.

Durante un viaje Ikaria, Buettner acudió al hogar de una pareja de ancianos que llevaban casados más de 75 años: Thanasis y Eirini Karimalis. El matrimonio se casó en los años 20. Su rutina es similar a la que el doctor mencionó: despiertan naturalmente, van a trabajar a su jardín, toman un almuerzo, después una siesta, se ponen al sol, sus vecinos los visitan o ellos van a visitarlos. Su dieta consiste en un desayuno conformado por leche de cabra, vino, té de salvia, café, miel y pan. El almuerzo generalmente se trata de leguminosas, papas y verduras que ellos mismos siembran y cosechan.

La doctora Ioanna Chinou, profesora de la Universidad de Atenas, es una de las expertas en Europa sobre las propiedades bioactivas de hierbas y productos naturales. Cuando se le cuestionó sobre la longevidad de los ikarianos, mencionó que la mayoría de los tés que consumen son remedios tradicionales griegos. La menta salvaje combate la gingivitis y enfermedades gastrointestinales; el romero se utiliza como remedio para la gota; la artemisia para mejorar la circulación. Ella invitó a Buettner a darle muestras de las principales yerbas que se consumen en Ikaria. Los resultados arrojaron que son ricas en polifenoles y mostraron fuertes propiedades antioxidantes. La mayoría de estas yerbas también contienen diuréticos suaves. Los médicos suelen utilizar los diuréticos para tratar la hipertensión.

Mientras tanto, Gianni Pes y Michel Pulain se dispusieron a localizar a 164 residentes que tenían más de 90 años. Posteriormente se les cuestionó sobre su estilo de vida y realizaron varias pruebas de agilidad mental.

Ya con los datos obtenidos, Pes y Poulain se reunieron con Antonia Trichopoulou de la Universidad de Atenas, experta en dieta mediterránea. Ella señaló que la dieta de los ikarianos es rica en aceite de olivo y verduras, baja en productos lácteos (a excepción de la leche de cabra) y productos cárnicos y generalmente consumen poco alcohol. La doctora hizo hincapié en las verduras que ellos mismos cosechan y en la miel.

Como ya es sabido, la dieta mediterránea favorece y potencia la salud desde varios puntos de vista: el aceite de oliva, reduce el colesterol malo, la leche de cabra promueve la producción de serotonina y triptófano, el café se asocia a menores índices de diabetes, el pan de masa fermentada podría reducir la carga glicémica de una comida, incluso las patatas aportan buenas cantidades de potasio, vitamina B6 y fibra.

Existen testimonios que narran que, al igual que Stamatis Moraitis, su vida cambia radicalmente al llegar a la isla, ya que la dieta y el modo de vida son difíciles de encontrar en grandes ciudades. En los Estados Unidos, por ejemplo, cuando una persona pretende mejorar su calidad de vida, comienza por el ejercicio, que si bien es una buena medida, no puede equipararse a los beneficios que se pueden obtener gracias a una dieta mediterránea.

A pesar del relativo aislamiento de la isla, sus calles han comenzado a ser invadidas por productos ajenos a la región, como refrescos y papas fritas que comienzan a desplazar al té y a otras botanas típicas de la región, como almendras, cacahuates y nueces. [NY Times]

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s