Casino de Baden-Baden

Publicado: mayo 31, 2013 en viajes
Etiquetas:

1418443771

Un poco de historia

Baden-Baden, en la Selva Negra, es una ciudad que atrae sobre todo a un turismo selecto. Sus villas señoriales, sus baños termales, sus numerosos spas y su famoso casino la convierten en una de las ciudades más glamorosas de Europa. Respecto al juego, se tiene constancia de su práctica desde 1748 y ya en la segunda década del s.XIX se construye la Kurhaus, edificio que albergaría el Casino con un estilo semejante al de Versalles. Desde entonces hasta hoy ha estado clausurado en dos etapas. La primera desde 1872 a 1933 (más de 60 años), por orden del Gobierno Imperial Alemán, que cerró todos los casinos del país. En 1933 se reabría como único salón de juego de toda Alemania, pero durante la II Guerra Mundial sería clausurado por segunda vez. En esta ocasión sólo pasarían 6 años, ya que sus puertas se reabrieron en 1950 y ya no han vuelto a cerrar. Por él han pasado cientos de famosos que han ido agrandando su leyenda, desde Dostoyevski hasta Bill Clinton.

sso1364875734

Una anécdota literaria

Precisamente Fiódor Dostoyevski fue uno de los más célebres jugadores del casino. El escritor ruso tenía una enorme debilidad por el juego y en su estancia en Baden-Baden sucumbió a la tentación durante un largo tiempo. Según algunas fuentes aquí se inspiró para escribir una de sus grandes obras: “El jugador”, novela que habría escrito en tan sólo 26 días para poder pagar sus deudas. Sin embargo, fuentes más fiables indican que escribió “El jugador” en Rusia (también en tiempo récord y con el mismo objetivo) y luego llegó a Baden-Baden con su nueva esposa huyendo de sus acreedores, a los que no habría terminado de pagar. En cualquier caso, por el casino de Baden-Baden se pudo ver hacia 1867 al famoso Dostoyevski, jugándose en sus ruletas más de lo que podía permitirse.

La visita

Hay dos formas de conocer el casino: entrando a jugar o pagando una visita guiada. Para entrar a jugar hay que vestir correctamente (chaqueta, corbata, etc.), ser mayor de 21 años y pagar una entrada de 3€ (además de tener cierta idea de cómo comportarse en un lugar así, supongo). La mayoría de turistas, como nosotros, optarán por una visita guiada. Se realizan cada media hora, normalmente en horario de mañana. La visita se hace en alemán, pero según el grupo y el guía se puede hacer en inglés. Si no dominas ni uno ni otro, tienes disponibles folletos en castellano. El precio es de 5€ y la duración de unos 30 minutos. Por cierto, como podéis comprobar, se pueden hacer fotografías. No es que yo sea un amante del lujo, ni del juego, pero creo que un lugar tan excepcional merece

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s