San Pantaleón de Losa – Burgos

Publicado: julio 28, 2013 en viajes
Etiquetas:

 

EL SANTO GRIAL EN BURGOS

 

Cuando hablamos del Santo Grial, comúnmente nos referimos al vaso o copa que Jesús utilizó en la Última Cena para instituir la Eucaristía. Otras opciones hablan del Santo Grial como el camino espiritual que debe transitar el caballero y que le llevará hacia un estado de perfección…

Al parecer fue José de Arimatea, tío-abuelo de Jesús quien, además de ceder su casa para el último ágape con los apóstoles, donó su sepulcro para el reposo de los restos mortales del Nazareno tras su crucifixión. Dice la leyenda que el de Arimatea, junto a María Magdalena y otros apóstoles llegó a las costas de Europa.

En los siglos XII, XIII y XIV, aparecen las historias de los Caballeros de la Mesa Redonda del Rey Arturo y la búsqueda del Santo Grial que supuestamente habría llegado a Inglaterra tras fabulosas peregrinaciones. Robert de Baron, Chrétien de Troyes y Wolfam von Eschenbach, son autores que divulgan la creencia popular de que el Santo Grial estaría custodiado en Mont-Salvat, en el norte de España. Más documentada parece la teoría de que, tras haber sido llevada por San Pedro a Roma y utilizada allí por sus sucesores, en el siglo III, y debido a las persecuciones, es entregada a la custodia de San Lorenzo quien la trae a Huesca y más tarde es guardada en las estribaciones de los Pirineos ante los ataques de los musulmanes. Los Templarios habrían sido los celosos guardianes de tan insustituible reliquia.

Nacen entonces las ubicaciones “sospechosas”. Los catalanes se inclinan por las ruinas de Sant Pere de Roda o bien la Sierra de Montserrat (que hubiera podido ser el Mont-Salvat legendario). San Juan de la Peña para los aragoneses ( Alfonso V lo depositaría más tarde en Valencia), y los gallegos se inclinan por el monasterio de Cebrero, entrada de Compostela ( el Camino de Santiago sería el anticipo de gracias extraordinarias a los peregrinos). Pero es Burgos el único lugar de España donde existe la verdadera denominación de Monte Salvado (Mont-Salvat) o Sierra Salvada de la crónica medieval que formó la leyenda del Grial.

sierra SalvadaJosé María de Areilza describe así la Sierra Salvada: “Es el antemural de la meseta castellana que se extiende de Este a Oeste entre el pico de Goldecho o Charlazo– sobre el que se yergue el monumento a la Virgen de la Antigua, de Orduña—hasta la peña de Aro, en cuyo paraje cambia de nombre la cordillera para llamarse peña Angulo, de Igaña; pico del ahorcado, peña Complacera, asomándose finalmente al valle de Mena, que se extiende al pie de escarpe.”

San Pantaleón de Losa

“La Salvada o Salvada, como suelen acentuarla los pastores que allí trabajan, es un inmenso atolón rocoso, abrupto y tajante, que parece un navío embarrancado. Es el límite de Burgos con Vizcaya y Álava. Los días nubosos, podría constituir un escenario wagneriano de la gesta de Parsifal.” Sobre esta gran roca cretácea existe una pequeña ermita románica: San Pantaleón de Losa. Según las palabras del experto en esoterismo y simbolismo románico, Jaime Cabreros, “un fuerte telurismo parece impregnar toda la zona y el sentimiento que se tiene al pisarlo de que nos hallamos en un lugar cargado de poder, es de una fuerza poco frecuente”.

La ermita es del siglo XII-XIII. La portada del monumento es  tremendamente atractiva y así la describe Areilza: “Un atlante y un enorme zigzag soportan, a modo de columnas, numerosos arcos de medio punto de la archivolta exterior. El gigantón, que aparenta estar encogido y triste, presenta una curiosa barba y una no menos llamativa túnica, ceñida por un cinturón con su manto recogido y terciado al hombro. Entre sus manos sujeta una especie de saco o bolsa, que ha hecho suponer su carácter de peregrino, asociándolo a algún tipo de búsqueda especial: ¿el Grial?. A lo largo y ancho de la ermita encontramos numerosos monstruos, máscaras y animales fantásticos…¿para qué?. La leyenda del Santo Grial es la más aceptada entre todas las que se han forjado ante esta ornamentación extraña. El hermetismo de San Pantaleón de Losa, podría esconder un mensaje sorprendente…”

Iglesia románica de Criales Muy cerca, a tan sólo 5 kilómetros, se encuentra el pueblo de Criales de Losa que evoca la raiz GRIAL. Se asegura que en tiempos pretéritos se llamó “Griales”. No hay pruebas documentales. En toda la geografía española no hay otro pueblo o lugar que lleve ese nombre. Sorprende la cercanía de la Sierra Salvada y el pueblo de Criales.

En la historia de la conquista de Jerusalén por los cruzados, un detalle pasa desapercibido. Los cruzados establecieron y levantaron una fortaleza y un monasterio en la cumbre de un monte extramuros de la ciudad, el Monte-Sión. El monasterio estaba dedicado a Ntra. Sra. de Sión y más tarde se estableció allí una orden religioso-militar, la de los Caballeros de Sión que dio origen a los templarios..

Iglesia Santa María SionesEn el pueblo de Criales existía una iglesia románica primitiva, de la que hoy apenas queda algún vestigio. Se trata de Santa María de Siones, uno de los ejemplos más extraordinarios de la escultura simbólica románica. Bajo su suelo hay un recinto abovedado que pudiera ser una cripta primitiva. ¿Guardará ese subterráneo algún elemento que pudiera aclarar la intrigante cuestión del sugestivo origen de esta denominación, Criales?. Se da la circunstancia de que esta iglesia se halla situada en una posición paralela a la de San Pantaleón de Losa de la cual le separa unas decenas de kilómetros. ¿Casualidad u orientación deliberadamente buscada para comunicar crípticamente que esta comarca guarda un importante secreto?. Es muy sospechoso que esta hermosa iglesia de finales del siglo XII, se ha atribuido tradicionalmente a la Orden del Temple.

De ese rincón de Siones, parte un antiguo camino. Esa vieja ruta llega a Castroborto, y de allí a Criales y San Pantaleón de Losa, a una hora y media de camino. Y se pregunta J.M. de Areilza: “¿Vinieron los del Priorato de Sión desde Francia al valle de Mena a fundar una casa de la orden a finales del siglo XVIII en las cercanías de Mont Salvat y de Criales?”. Nos contesta:

“¡Qué importa! Cualquier motivo es bueno para peregrinar por los interminables senderos de España. El paisaje revela, la tradición oral de los habitantes enseña. Los restos arqueológicos del románico guiñan desde su pétreo simbolismo escondidos mensajes. Todo lo que se contempla con atención y amor en la naturaleza o en la historia lleva dentro un lenguaje. Pero ese recado, como decía el canciller López de Ayala, nacido en Quejana, al pie de Sierra Salvada, consiste en un habla “que anda muy secreta”.

 Alberto Saborido

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s