La estatua de Neptuno -Paul DiPasquale – playa de Virginia USA

Publicado: septiembre 30, 2013 en viajes
Etiquetas:
Virginia Beach es una ciudad de la Mancomunidad de Virginia, Estados Unidos, que está situada con el océano Atlántico al este y la ciudad de Chesapeake (Virginia) al oeste. Es la ciudad con mayor población en Virginia y la 41ª ciudad más grande en los Estados Unidos con una población de 437.994 de acuerdo con el Censo de 2010.

 

La ciudad está incluida en el Libro Guinness de los récords por tener la playa más larga en el mundo. La playa empieza por el extremo sur del Chesapeake Bay Bridge-Tunnel, el puente túnel más largo en el mundo, y se extiende hasta la frontera con Carolina del Norte.

Es uno de los destinos cantados del verano para los residentes del área metropolitana. Que, claro, buscan arena, mar y sol. Sin embargo, Virginia Beach, el balneario más popular del estado, concentra otras “riquezas” naturales e históricas que vale la pena tener en cuenta.

Suena raro, pero hay mucha gente que pasa por Virginia Beach sin ver la popular estatua de Neptuno, el rey de los océanos. La magnífica figura de 34 pies de alto fue creada por el artista local Paul DiPasquale, y dedicada a la ciudad y a sus habitantes durante el Festival de Neptuno de 2005.

Está ubicada en la costa y la calle 31, dando la espalda al mar, tridente en mano, y mirando hacia el parque que también lleva el nombre del dios de las aguas.

A unas pocas cuadras, en la costa y la calle 24, se puede visitar el Old Coast Guard Station Museum, la vieja sede de la guarda costera que guarda las historias de milagrosos rescates y de la evolución de la zona, desde un pequeño pueblo de pescadores hasta el atractivo turístico que es hoy en día.

El museo preserva 1.800 artefactos vinculados al mar, y más de 1.000 fotografías sobre la historia de la guarda costera. También objetos que se utilizan para salvar las vidas de personas que están en peligro en el mar.

Afuera del museo se pueden apreciar piezas de un buque que naufragó en las costas de Cape Henry en 1876, y que sería, según los historiadores, los restos del Francisco Bella Gamba, un navío que estaba viajando de Génova, Italia, hacia Baltimore, Maryland, cuando una tormenta lo hizo encallar y lo destruyó.

Curiosamente fue otra tormenta, pero en mayo de 1983, la que lo liberó de su descanso eterno en el fondo del mar y que permitió que las antiguas partes del barco salieran a flote y fueran rescatadas.

Ahora, parte de la popa, el ancla y otros restos del Della Gamba se pueden visitar en el parque del museo.

En visitas guiadas y tours programados —cuestan $10 adultos, $5 niños de entre 5 y 12 años—, expertos del museo brindan a los visitantes la historia de este navío, y otras sobre naufragios, piratas y fantasmas que habitan en la memoria colectiva de Virginia Beach.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s