La Mentira del Barrio Gotico de Barcelona

Publicado: mayo 14, 2014 en mis experiencias, viajes
Etiquetas:

la antigua catedral

Cada día, miles de turistas pasean por las calles del casco antiguo de Barcelona, admirando y fotografiando monumentos y edificios del que actualmente se conoce como “Barrio Gótico”, a un paso de las Ramblas. Sin embargo, pocos de estos visitantes saben que en realidad, buena parte de esas hermosas construcciones no son puramente medievales, sino que su origen o su aspecto actual se remonta al siglo XIX y, en muchos casos, incluso a mediados del XX.

A esta sorprendente alteración arquitectónica no escapan siquiera edificios de la talla de la propia catedral de la ciudad, dedicada a Santa Eulalia, tal y como explicaba hace unos años en una detallada tesis doctoral el historiador Agustín Cócola Gant, de la  Universidad de Barcelona.

La investigación de Cócola, titulada ‘El Barrio Gótico de Barcelona. De símbolo nacional a parque temático’ causó cierta polémica tras su publicación el año 2011, a pesar de que buena parte de lo que revelaba en las páginas de su trabajo era bien conocido por los historiadores, aunque a menudo poco difundido por motivos turísticos.

**********************************************************

en el barrio gotico

Mi impresión ante la desilusión:

Han sido dos veces las que he visitado Barna en los últimos tres años y realmente estaba dispuesta a disfrutar de ese monumento único y apasionante de una manera especial. No me iba a adentrar dentro de sus calles a la luz del día cuando los miles de turistas miran hacia el cielo quedando con la retina rota con sus contrastes de oscuridad y claridad. La visita larga y profunda la haríamos de noche.

Escogimos para ello un hotel cercano; el Rialto de tres estrellas, justo en la casa donde nació Joan Miró, una casa antigüa, con suelos de madera y bellamente decorada estilo años 20´s donde los cortinajes y las maderas hacían vibrar tus pasos. Las habitaciones pequeñas y con mucho glamour, la verdad es que fue un encanto poder hacer parada en este hotelito colocado justo en la esquina con la plaza de Sant Jaume.

Y después de disfrutar por la mañana de la Barcelona moderna: Puerto Olímpico y el Acuarium, esperamos la caída del sol para poner rumbo a ese manantial de cultura y de belleza que es el Barrio Gótico. Al cruzar la plaza de San Jaume nos quedamos mirando el Palacio de la Generalitat, seguramente había movida política dentro de él, puesto que varios coches oficiales estaban parados frente a su puerta principal y al otro lado el Ayuntamiento de Barcelona engalanado para no sé cual fiesta; su fachada neoclásica proyectada por Josep Mas i Vila entre 1831 y 1847 es la que se asoma a esta plaza principal, coronada más tarde en 1853 por un grupo marmóreo esculpido por Filippo Casoni, a sus dos lados se colocaron también las estatuas de mármol del rey Jaime I (a la izquierda) y del consejero Joan Fiveller,barcelonés del s.XV (a la derecha), realizadas por Josep Bover. Naturalmente mis ojos se quedaron fijos en esa imagen maravillosamente bella que adorna la esquina de la plza que lleva el mismo nombre del caballero pétreo: Sant Jaume.

Y puestos ya en la directa del barrio, vemos como los turistas se dispersan por la plaza en busca de la cena…. y entramos. La iluminación de un día de otoño ya está encendida y el cielo ha oscurecido lo suficiente para que las piedras comiencen a contar su historia. Las primeras gárgolas nos amenazan con lanzarse sobre nuestras cabezas haciendo meta en la mente con esa mirada muerta y la boca amenazante, es la calle Paradis; curiosamente el antiguo atrio de la Catedral quedaba precisamente sobre esta calle, hay que visitar las columnas de Trajano y darle su debido saludo cultural.

Y el primer arco o puente que une el Palacio de la Generalitat con las Cases dels Canonges. Fue proyectado en 1928 por Rubió i Bellver y desde la calle, bello, inmenso, gótico moderno derrochado en arte que une dos edificios cerrados al paso de los invasores del siglo XXI, y las farolas con ese color ocre que dan miles de fantasmales figuras dibujadas sobre la piedra del suelo y sobre los adornos de escudos centenarios sobre las hermosas puertas de nobles maderas.

Nos perdimos en sus callejuelas, escuchando el sonsonete de un acordeón que un argentino hacía llorar en un rincón semialumbrado…. y no tuvimos miedo de perdernos como en otros lugares, porque sabíamos que siempre tendríamos dos destino: la Catedral o la plaza de Sant Jaume. Es lo bueno de este barrio, jamás te puedes perder…. solamente la belleza podrá hacerlo.
Nos adentramos en un patio que nos brindaba su belleza en la noche, con un noble ciprés que amenazante guardaba el pequeño rincón y entre farolas y macetas me hice una foto para el recuerdo. De nuevo salimos a la callejuela y en otro recodo nos encontramos un espectáculo que nos fascinó: una decena de sillas de distinto color se alineaban en un rincón con personas de mediana edad que esperaban no sé que importante aparición. Nos quedamos a la espera también. Al poco tiempo un señor italiano salió y con música de fondo grabada nos deleitó con el canto de El Barbero de Sevilla y otros solos operísticos que fueron el delirio de todos. Inmensa voz que aquí da sus conciertos todas las noches y que tiene su público fiel e incondicional.

Quiero añadir que fue algo para no olvidar en toda la vida.

Tras la hora que nos llevamos ante el peculiar espectáculo nos alineamos por la callejuela que sale a la Catedral, inmensa mole iluminada en la noche que brinda sus escalones para poder descansar del espectáculo de belleza que hemos sido testigos de presenciar. Una obra magna en el mismo corazón de una ciudad moderna que siempre nos fascina y nos sorprende.

DAMADENEGROSafe Creative #0811281686360

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s