El lujoso renacimiento de la mitica piscina Molitor-Porte Molitor, distrito XVI de París, Île-de-France, París, Francia

Publicado: agosto 10, 2014 en mis experiencias, viajes
Etiquetas:, , , ,

piscina de molitor

La piscina Molitor, inaugurada por Johnny Weissmüller (Tarzán) en 1929 en París y ahora resucitada en forma de club con spa, restaurante, piscina y…hotel. Mesdames et messieurs: tienen ante sus ojos una historia preciosa. Pasen y lean.

Estos parisinosbuenas ideas, recursos y una enorme voluntad porque su ciudad no se mueva del Olimpo de las ciudades. Eso no es suerte. Su último proyecto envidiable es el de la Piscina Molitor.

Molitor, Molitor: ¿de qué nos suena ese nombre? ¿De La vida de Pi? El protagonista se llama Piscine “Pi” Patel, en honor a esta piscina del distrito XVI de París. Los parisinos más jóvenes asocian Molitor con la película de Ang Lee, que se proyectó aquí en un atípico estreno, o con un lugar, no sólo abandonado, sino también destrozado. Molitor era, para el París reciente, un espacio triste, para celebrar eventos en el mejor de los casos; en realidad, era un edificio sin esperanza.

molitor

Pero la historia de Molitor era demasiado buena como para condenarla al olvido. Esta piscina fue una de las quince que se construyeron en París entre los 20 y los 30. Eran pocas comparadas a las que había en Inglaterra o Alemania, pero hicieron mucho más ruido. La Molitor se levantó en 1929 por Lucien Pollet con detalles como vidrieras de Louis Barillet. Era escénica, su Art-Deco era potente y servía de centros de socialización intensa. Eso en París pasa por organizar desfiles de moda y fiestas rutilantes. En Alemania, algo menos. En ella, en 1946, se presentó el primer bikini de Francia. Allí nadó Boris Vian la mañana del 23 de junio de 1959, el día que murió y este cómic lo cuenta.

En 1989 la piscina se cerró y abandonó a su suerte, en este caso a los grafiti descontrolados (que no al Street Art), a la suciedad y a ser escenario del París menos fotogénico. Por supuesto, muchos conocían el valor patrimonial y simbólico de la piscina y hubo varias iniciativas ciudadanas que se negaban a que fuera demolida. El Ayuntamiento de París no tuvo más remedio que escucharlas y la sacó a concurso público. La resurrección acababa de empezar. Y llegó el hada madrina en forma de un grupo hotelero. El grupo Accor, de la mano de su división más exquisita, Mgallery Collection, vio la belleza del espacio y sus posibilidades e inventó una nueva Molitor.

la-vida-de-molitor

Esta semana, Molitor renace. Lo hace bajo un nuevo formato club privado+hotel, pero su alma sigue girando en torno al agua; mantiene las mismas dos piscinas que siempre tuvo, una cubierta de 33 metros y otra descubierta de 48 metros, con agua caliente todo el año; se le añadido un gimnasio, un spa de la firma Clarins de 1700 metros cuadrados, un bar-restaurante supervisados por Yannick Alléno y, lo más interesante, un hotel de las correspondientes cinco estrellitas. Esto permite acceder a la piscina a todos los que no son miembros del club, es decir, a gente como yo. Para los amantes de los hoteles y de las piscinas de hotel, éste es un sueño húmedo. Además, literal, porque las 124 habitaciones se distribuyen en torno a la piscina.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s