Hallan restos óseos donde se cree que fue enterrado Alejandro Magno – Grecia

Publicado: noviembre 17, 2014 en mis experiencias, viajes
Etiquetas:

cariatides

Podría resolver el enigma sobre la identidad de su propietario Hallan un esqueleto en la cámara secreta en la tumba de Anfípolis

Parecía haber llegado a un punto muerto cuando tras varios meses de frenética y excitante excavación, que habían revelado dos esfinges, sendas cariátides y un mosaico representando el mito de Perséfone, sólo se había logrado acceder a tres cámaras ninguna de ellas la mortuoria. El enigma sobre la identidad del enterrado, que a tenor de los descubrimientos los arqueólogos estiman que se trataría de una importante personalidad de la época de Alejandro Magno, parecía que no podría resolverse.

Hace unos días los expertos liderados por Katerina Peristeri encontraron una nueva cámara enterrada debajo de la tercera estancia, una cripta secreta que ahora confirman que contiene un esqueleto, con casi toda probabilidad, según los arqueólogos, de un general de Alejandro Magno.

Después de analizar las tres cámaras, la primera o entrada con las esfinges, la segunda con las cariátides y la tercera con el mosaico de Perséfone, los arqueólogos detectaron que podría haber un hueco entre está última y el suelo, por lo que decidieron excavar un metro de profundidad hasta dar con el techo de la cuarta cámara, que mide cuatro metros de largo por dos de ancho.

La arqueóloga Katerina Peristeri, ha manifestado por su parte que teme que la tumba haya sido saqueada, lo que por otra parte confirmaría las sospechas de que se trata de un alto dignatario de Alejandro Magno.

pies de cariatides

La arqueóloga al frente de la excavación cree que el saqueo explicaría por qué encontraron la cabeza de una de las esfinges de la entrada en el interior de la tercera cámara.

Los arqueólogos que excavan el túmulo de Anfípolis, en la región griega de Macedonia, han encontrado los primeros huesos humanos, cuando ya se temía que nunca acabaría de desvelarse el secreto de quién fue inquilino de esta tumba monumental de la era alejandrina.
El ministerio griego de Cultura informó hoy de que los arqueólogos hallaron, a una profundidad de 1,60 metros debajo de la tercera cámara de la tumba, un sarcófago de piedra caliza con restos de un ataúd de madera y huesos humanos.

El sarcófago tiene una longitud de 3,23 metros y una anchura de 1,56 metros, pero durante las trabajos se han encontrado también restos de la estructura de esta tumba, que permite deducir que tenía por lo menos una altura de 1,80 metros. Los expertos examinarán los resultados en los próximos días, dijo el ministerio.Además, se han hallado dispersos trozos de hierro, clavos de cobre y elementos decorativos del ataúd.

_cariatides

En un principio y tras el hallazgo de tres salas en el interior de este monumento funerario, los arqueólogos esperaban dar con una cuarta cámara en la que se suponía podían hallarse los restos de alguna alta personalidad de la época alejandrina, a juzgar por el gigantesco tamaño de todo el túmulo.
Sin embargo, el reciente descubrimiento de un gran mosaico en la tercera cámara amenazaba con convertirse en la última joya de valor histórico que se iba a sacar de este recinto funerario, pues detrás de la puerta al final de esta sala tan solo había una pared. Cuando todo parecía haber terminado, se detectó una hendidura en el suelo que resultó ser un agujero cubierto de arena, en el que se descubrió la hoja de una puerta de mármol. Es en ese agujero donde finalmente se han descubierto los primeros restos humanos.

Las excavaciones en este yacimiento, que data de entre el 325 y el 300 a.C., comenzaron en 2012, pero fue a principios de agosto de este año cuando se descubrió la tumba que desde entonces copa la atención política y mediática del país. Desde entonces se ha llegado a especular con que podría contener los restos mortales del propio Alejandro Magno, los de su esposa Roxanne, los de su hijo, Alejandro IV, o incluso los de algún oficial importante de su ejército. A comienzos de octubre, los arqueólogos completaron los trabajos de excavación de dos cariátides que miden más de tres metros de altura y que avalan la tesis de que se trata de un templo funerario único. Las cariátides se posan sobre dos pedestales de 1,40 metros de alto, 1,36 metros de ancho y 0,72 metros de espesor, que elevan su altura hasta los 3,67 metros.

El último gran hallazgo fue el citado mosaico monumental de 3 por 4,5 metros en el suelo de la tercera cámara, una obra en excelente estado de conservación que, según los expertos, representa el rapto de Perséfone, hija de Zeus y Demeter, hacia el reino de Hades.
En conjunto, el monumento de Anfípolis destaca por sus enormes dimensiones, pues llega a los 30 metros de alto y tiene un muro circular de 497 metros que podría situarlo como el más grande de Grecia.

Una nueva exploración realizada en la tumba de Anfípolis, en el norte de Grecia, sugiere la existencia de una sorprendente red de tumbas y corredores subterráneos que están interconectados y se asemejan a un laberinto

La investigación, que consistió en hacer un escáner geofísico de la zona donde se localiza el túmulo de Kasta —como también es conocido—, es dirigida por arqueólogos de la Universidad Nacional de Salónica, que se mostraron sorprendidos por la increíble magnitud del hallazgo, informa el portal Ancient

Según Gregory Tsokas, profesor de geofísica en dicha universidad y director de la exploración, los resultados obtenidos por los escáneres utilizados en los recientes trabajos pueden verse alterados por distintos factores, entre los que destacan la densidad de los estratos y rocas que componen el montículo y el ruido natural de la zona, los cuales pueden generar una imagen distorsionada del interior de la tumba.

No obstante, en caso de que se confirme la información preliminar arrojada por las primeras imágenes, se sugiere que la zona puede albergar una necrópolis con cientos de tumbas conectadas entre sí, refutando la creencia de que la tumba de Anfípolis era simplemente individual.

Se espera que los resultados completos se hagan públicos en las próximas dos semanas, luego de que la información sea analizada por especialistas en laboratorios.
La tumba de Anfípolis fue descubierta en 2012 y es el mayor monumento funerario que hasta el momento se haya descubierto en Grecia. Por su magnitud, se ha especulado sobre la posibilidad de que sea la tumba que alberga los restos de Alejandro Magno.

Hallan un foso en Anfípolis: Las excavaciones se desarrollan a más de un metro de profundidad del umbral de la tercera cámara, donde fue cavado un foso en la roca de pizarra natural
anfipolis-foso. El foso hallado en Anfípolis fue cavado en la roca de pizarra natural.

Las excavaciones avanzan en Anfípolis, pero lejos de arrojar luz sobre sus misterios, se crean nuevas incógnitas. Si bien es cierto que la tumba no se encuentra completamente intacta, como se creía al principio, se desconoce por qué fue alterada o perturbada después de su construcción. ¿Por qué se cubrieron sus cámaras con toneladas de tierra? ¿Para proteger al difunto y los tesoros artísticos que encierra la tumba? ¿Fue saqueada por buscadores de tesoros o destruida deliberadamente para deshonrar al difunto? Incluso se ha especulado con la posibilidad de que fuera construida pero nunca ocupada.

Las excavaciones han avanzado desde finales del verano en sentido horizontal. Unos elementos arquitectónicos de mármol en el muro de la tercera cámara hicieron suponer que el recorrido continuaba hacia una cuarta cámara. Los arqueólogos parecen haber descartado esta posibilidad y las excavaciones se desarrollan en este momento en el suelo de la tercera cámara, es decir, hacia abajo.

Los arqueólogos han alcanzado, al menos, una profundidad de 1,40 metros desde el umbral de la tercera cámara, según informó el Ministerio de Cultura de Grecia el pasado 31 de octubre. Al remover la tierra han hallado la hoja de una pesada puerta de mármol, casi intacta, que sin duda debería de estar relacionada con la puerta de mármol hallada anteriormente, aunque tiene un aspecto diferente, a juzgar por la fotografía difundida. El hallazgo más relevante en esta tercera cámara consiste en un foso que fue cavado en la tierra y que posteriormente fue rellenado. El foso cavado en la roca de pizarra natural tiene 4 metros de largo y 2,1 metros de ancho. Se desconoce si el foso fue cavado durante o después de la construcción de la tumba.
anfipolis_puerta_mármol

Tumba de Anfípolis: Comparación con grandes monumentos de la antigüedad: La tumba de Anfípolis comparada en tamaño con el Partenón, la esfinge de Gizeh y el Taj Majal, via Ancient Greece 3D. ¿Hay otras tumbas ocultas en la colina de Kasta en Anfípolis? El tamaño y la localización de la enigmática tumba está planteando una serie de interrogantes arqueológicos
Amphipolis-tomb.

A medida que pasan los días y el Ministerio de Cultura revela más detalles sobre los resultados de la excavación arqueológica en la colina de Kasta en Anfípolis, se plantean numerosos interrogantes, como quién está enterrado allí y si hay más tumbas en la zona.

Según un profesor emérito de Arqueología Clásica con experiencia en excavaciones, lo más probable es que haya más tumbas en la zona, ya que parece poco probable que una colina con un diámetro de 158 metros pueda albergar una sola tumba de 25 metros. El profesor señala al respecto que también bajo de la tumba de Filipo en Vergina fueron localizadas otras tres tumbas.

Por su parte, la directora de Antigüedades Clásicas Katerina Romiopoulou tiene claro que la prospección magnética de la colina revelaría a los equipos arqueológicos dónde centrar sus excavaciones. Una solución alternativa, aunque menos tecnológica, sería la de “rasurar” la superficie de la colina con el fin de ver si hay algo que destaque.

En cuanto a si hay una sala oculta debajo de la tercera cámara de la tumba de Anfípolis, Katerina Romioupoulou señala que no han sido descubiertas criptas de este tipo en tumbas de finales del siglo IV o inicios del siglo III a.C. (cuando los arqueólogos creen que fue construida la tumba). La señora Romiopoulou ha explicado además que es poco probable que la tumba haya sido un cenotafio y que casi con seguridad pertenece a una persona.

Los arqueólogos que excavan la tumba de Anfípolis han desenterrado nuevos fragmentos de las esfinges que custodian la entrada principal. La semana pasada se anunció el hallazgo de la cabeza de una de las esfinges y hoy se han difundido imágenes que muestran fragmentos de las alas, con las plumas finamente detalladas, además de trozos del cuello de una de las estatuas. También han aparecido las teselas desprendidas de la parte central del mosaico, que narra el rapto de Perséfone por parte de Hades.

Destrozos humanos: Las dos esfinges estaban desprovistas de sus respectivas cabezas, pechos y alas y sus restos estaban desperdigados por el interior de la tumba, por lo que cabe pensar que fueron mutiladas de forma deliberada. Los destrozos causados en la parte superior de la tercera entrada y en la puerta de mármol recientemente hallada corroboran esta opinión, aunque un terremoto también pudo ocasionar los desperfectos. Hay indicios muy importantes de una grave intervención por parte de ladrones, ha reconocido Lina Mendoni, la secretaria general del Ministerio de Cultura.

Los arqueólogos que trabajan en las excavaciones de la tumba de Anfípolis, en el norte de Grecia, han descubierto la cabeza de una de las dos esfinges que custodian la entrada de este templo funerario de la época de Alejandro. La cabeza fue hallada en la tercera cámara de la tumba, dentro de un umbral de mármol, a una profundidad de 15 centímetros. Según comunicó el ministerio de Cultura, la pieza está prácticamente intacta y tan solo tiene una mínima rotura en la nariz; es de mármol, mide 60 centímetros y se le asigna a la esfinge oriental. Los arqueólogos descubrieron en esa tercera cámara, además, algunos fragmentos de las alas de la esfinge. Se trata de la misma cámara en la que, hace una semana, se descubrió un impresionante mosaico de 3 por 4,5 metros que representa el rapto de Perséfone.

El ministerio de Cultura informó de que los arqueólogos han logrado acceder ya a toda la superficie de la tercera cámara, de unos 4,5 por 6 metros. En los próximos días limpiarán las partes que todavía están cubiertas de piedra caliza y además esperan poder acceder a una nueva puerta. Las excavaciones en este yacimiento, que data de entre el 325 y el 300 a.C., se relanzaron en 2012, pero fue a principios de agosto de este año cuando se descubrió la tumba, que desde entonces copa la atención política y mediática del país.

En conjunto, el monumento de Anfípolis destaca por sus enormes dimensiones, pues llega a los 30 metros de alto y tiene un muro circular de 497 metros, que podría situarlo como el más grande de Grecia. Por ahora se desconoce para quién fue construida y se especula con que podría contener los restos mortales de algún familiar de Alejandro Magno -su esposa Roxanne o su hijo, Alejandro IV- o los de algún oficial importante de su ejército.
Fuente: EFE | ABC 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s