La tumba de Amfípolis está dedicada a Hefestión, el amigo de Alejandro Magno

Publicado: octubre 1, 2015 en mis experiencias, viajes
Etiquetas:

Vista aérea reconstructiva del túmulo

Una antigua tumba colectiva recientemente encontrada en el norte de Grecia sería probablemente un monumento en homenaje Hefestión, compañero cercano y hombre de confianza de Alejandro Magno, dijeron este miércoles los expertos que trabajan en el mismo.

“Suponemos que se trata de un ‘heroon’ funerario (santuario a un héroe de culto) dedicado a Hefestión”, dijo a la prensa la aqueóloga responsable del yacimiento, Katerina Peristeri.
Añadiendo, no obstante, “no sabemos aún si él mismo fue enterrado en el interior de éste”.

Éste de Anfípolis, a unos 60 kilómetros de Serres (norte de Grecia), es el más grande santuario descubierto hasta ahora en el país.

hefestion
Fue excavado en 2012, y en el verano (boreal) pasado se empezó a especular con que habría sido construido por alguien cercano a Alejandro Magno. Pero una búsqueda en todas las habitaciones de la tumba colectiva no ha arrojado hasta ahora respuestas.

Mosaico en el suelo de la antesala de la tumba

Juegos funerarios en Amfípolis, la enorme tumba con dimensiones de montaña que ha sido excavada durante los dos últimos años con gran expectación mediática, en mitad (y a pesar) de la crisis económica griega. El enorme túmulo descubierto cerca de Serres, en el norte e Grecia, y que las autoridades consideran fundametal para subrayar la helenidad de Macedonia, fue construido seguramente siguiendo las órdenes del propio Alejandro, como homenaje a su íntimo compañero de armas (era uno de los dos hiparcos), Hefestión. La muerte del íntimo amigo causó una enorme tristeza en el joven emperador.

«Asumimos ya que se trata de un heroon, un túmulo honorífico al los héroes, dedicado en este caso a Hefestión», ha declarado la arqueóloga responsable de las excavaciones, Katerina Peristeri, quien añadió a la prensa: «No sabemos si está enterrado aquí».

Cabeza de una de las esfinges que guardaba la entrada

Según cuenta el historiador Plutarco, cuando Hefestión murió súbitamente en Ecbatana (actual Irán) «Alejandro pidió a (su arquitecto) Deinócrates que erigiera santuarios por todos sus dominios» Peristeri añadió a los periodistas. Esta tumba de Amfípolis es la más grande descubierta en toda Grecia hasta la fecha.

Se excavó en 2012 y los arqueólogos accedieron al interior el pasado verano, entre especulaciones sobre quién sería el destinatario de una obra de tan grandes dimensiones, sin duda alguien relacionado con la familia real en tiempos de Alejandro: se pensó en Olimpia, su madre, o en su mujer Roxana. Incluso en alguno de sus lugartenientes, pero hasta ahora no había salido el nombre de Hefestión.

Cabeza de una cariátides halladas en el interior

Sin embargo no se ha terminado de hallar una respuesta definitiva en el análisis de las ruinas. En la cámara funeraria se encontraron huesos que pertenecían a una mujer madura (lo que animó la teoría de que estaba enterrada la madre de Alejandro) mezclados con los restos de dos hombres, un bebé y algunos animales, entre ellos un caballo.

Lo que Peristeri ha desvelado es que se han encontrado tres inscripciones con la palabra «parelavon» (recibido) junto al monograma de Hefestión. Pero estos hallazgos de Peristeri están siendo debatidos por otros especialistas, que opinan que la tumba es de tiempo de los romanos y no de los macedonios.

Garra de la esfinge que guarda la puerta de la tumba

Peristeri ha insistido en que la datación del complejo es el último cuarto del siglo IV a.C. (entre los años 325 y 300) y que fue utilizado hasta los tiempos de los romanos.

30rslkn

La tumba mide 500 metros de circunferencia y se encuentra excavada en una colina de 30 metros de alto. En su puerta dos esfinges guardaban la entrada, y dentro se hallaron hermosas cariátides y mosaicos y monedas de la época de Alejandro Magno. Además, Amfípolis fue una ciudad importante durante su imperio, que llegó desde Egipto a la India. Alejandro moriría a los 32 años en Babilonia y se supone que Ptolomeo llevó su cadáver por el desierto hasta Alejandría, ciudad egipcia donde pudo ser enterrado pero donde se ha perdido la pista. El lugar donde está la tumba de Alejandro es uno de los más grandes misterios de la arqueología.

Los comentarios están cerrados.