Templo sumergido de Quechula, presa Malpaso en Chiapas.

Publicado: octubre 23, 2015 en mis experiencias, viajes
Etiquetas:

iglesia1

Presa Malpaso, Chiapas.- La vista es espléndida. La parte superior de lo que fue la iglesia colonial del pueblo Quechula, sumergida en el fondo por la creación de la presa Malpaso, es una maravilla. Remueve la conciencia de los pobladores que acudieron a las ceremonias religiosas hace más de tres décadas.

Hoy, esta arquitectura “resurge” de las aguas mansas de la presa Malpaso y la región se convierte en una zona obligada para visitar por turistas y la propia población de pueblos aledaños.

La Comisión Nacional de Agua (Conagua) dio a conocer que debido a que las lluvias serán por debajo de lo normal para los meses de agosto (lo que resta), septiembre y octubre, con disminución de entre el 20 y el 50 por ciento, inició desde hace un mes la extracción de agua de los embalses.

Este manejo de desfogue ha ocasionado que las aguas del Grijalva vayan disminuyendo considerablemente, sólo en el antiguo pueblo de Quechula, que está bajo las aguas de la presa Malpaso.

Adalberto Reyes Paz, lanchero y ganadero, durante los más de 10 años que ha vivido en la comunidad de Monte Alegre, municipio de Tecpatán, dijo que los habitantes de su pueblo /como del Nuevo Quechula y alrededores) comprenden que cada año -a su manera lo explica- “el agua tiene que bajar de las represas, por el nivel de las cortinas que tienen que disminuir, porque si nadie baja las represas, entonces hay el problema que se rebalsa y se vuelve incontrolable”.

Refirió que para que la iglesia del viejo Quechula se pueda ver un poco menos de la mitad, como lo está ahora, cuando mucho tienen que bajar casi 25 metros del nivel del agua.

iglesia

Ello se puede apreciar en las montañas que rodean la presa, el agua ha dejado su marca de cómo estaba en meses anteriores.

Reyes Paz recordó que fue hace cinco años cuando pudo verse por completo la iglesia de Quechula, con la construcción del Puente Chiapas, que cruza la presa Nezahualcóyotl o mejor conocida como Malpaso.

Comentó que la gente de los poblados cercanos y los de Quechula llegan a ver la iglesia cuando las aguas bajan.

La primera vez que la vieron, después de su desaparición, los pobladores celebraron ahí una misa para recordar que un día ahí estuvo el antiguo pueblo de Quechula.

Durante el recorrido que efectuó El Heraldo de Chiapas, en la Atlántida Chiapaneca, se pudo observar que algunos lugareños acuden a visitar la iglesia, a posarse sobre ella como se posan las aves, a vigilar que su tesoro más preciado aún siga ahí.

Los comentarios están cerrados.