Hallan dos nuevas galerías en la Cueva del Gato, el mayor hallazgo en 45 años

Publicado: diciembre 7, 2015 en mis experiencias, viajes
Etiquetas:,

cueva del gato

Benaoján (Málaga), 7 dic (EFE).- Tras casi un año de intensas jornadas de exploración, miembros del Espeleoclub Pasos Largos han descubierto dos nuevas galerías en la conocida como Cueva del Gato de Benaoján (Málaga), lo que han calificado como el hallazgo “más importante en esta cavidad de los últimos 45 años”.

La importancia y singularidad de estas galerías, “en la que jamás antes había puesto el pie el ser humano”, reside en sus grandes dimensiones y en las inusuales formaciones que albergan en su interior, según explica el presidente del Espeleoclub Pasos Largos y coordinador de las exploraciones, Manuel Guerrero.

A la más grande de estas galerías, cuyo desarrollo supera los 150 metros, la han llamado Galería Invisible, debido a que aunque los espeleólogos intuían su existencia, no se veía desde ningún punto de la cueva y no pudieron corroborarla hasta entrar en ella.
“El primer espeleólogo que pisa una nueva galería tiene el honor de darle nombre”, indica Guerrero, de tal manera que la segunda de las que han descubierto, con un desarrollo de 135 metros, recibe el nombre de Galería del Tercio, “porque el que la descubrió es un antiguo legionario”, añade.

cartel cueva del gato

Estas galerías, colgadas a 45 metros de altura, se denominan galerías fósiles porque “durante muchísimos años por ellas circulaba el agua, pero la garganta de la cueva se fue haciendo más estrecha, el agua fue bajando y se quedaron ahí como olvidadas”, comenta el espeleólogo en una entrevista con Efe.

Para llegar a estas galerías los espeleólogos han pasado, durante casi un año, jornadas de hasta veinte horas escalando hasta lograr alcanzar el techo de la cueva, que presenta una altura de entre cuarenta y setenta metros, una dura tarea que, según las palabras de Guerrero, se complica aún más por la cantidad de material que deben llevar.

“Aquí ha estado menos gente que en la luna”, comenta orgulloso el espeleólogo, que añade que “la euforia que se siente al descubrir una galería nueva es indescriptible, porque el afán por descubrir sitios nuevos” es lo que les “mueve a explorar”.

La Cueva del Gato, por la que ya transitaban los viajeros románticos de la Serranía de Ronda allá por el siglo XIX, se ha convertido en una cavidad mítica para la espeleología, y “cualquier espeleólogo que se precie lo primero que hace es esta cueva”, asegura Guerrero.

 Fotografías cedidas por Manuel Guerrero, presidente del Espeleoclub Pasos Largos, grupo de espeleología que tras casi un año de intensas jornadas de exploración, han descubierto dos nuevas galerías en la conocida como Cueva del Gato de Benaoján (Málaga). EFE

Fotografía cedida por Manuel Guerrero, presidente del Espeleoclub Pasos Largos, grupo de espeleología que tras casi un año de intensas jornadas de exploración, han descubierto dos nuevas galerías en la conocida como Cueva del Gato de Benaoján (Málaga). EFE

Esto llevó al Espeleoclub Pasos Largos a iniciar una investigación sobre este sistema en 2007, ocho intensos años de exploración en los que han descubierto otras galerías, pero según el coordinador de las exploraciones, “ninguna tan importante” como las recientemente halladas, que superan a las anteriores en tamaño, volumen y longitud.

“Cuando empezamos a explorar el complejo, la Cueva del Gato tenía 7.800 metros de desarrollo y ahora supera los 10.500 y con vistas a que cada vez sea más grande”, indica este experto, que subraya que el objetivo de estas investigaciones es “poner en valor” este sistema espeleológico, denominado Hundidero-Gato.

A principios de este año el grupo de espeleólogos comenzó a explorar la parte alta de la cueva porque, según explica el presidente, su estructura les hacía pensar que podía haber galerías colgadas en el techo, y diez meses después las han hallado. “Era una intuición, pero hemos acertado”, añade.

Estas investigaciones, en las que también han participado clubes de espeleología de Ubrique (Cádiz) y Jaén, aún no han concluido, pues tras analizar las singulares e inusuales formaciones que albergan las nuevas galerías, ahora deben determinar qué tipo de fauna habita en ella.
Estos espeleólogos han abierto camino para que otros aventureros se adentren en lo más profundo de la “cueva más importante y mítica de Andalucía”, aunque sus extremas condiciones, con un cien por cien de humedad y una temperatura constante de 11 grados, hacen que sólo unos pocos tengan el privilegio de contemplar su interior.

Los comentarios están cerrados.