Posts etiquetados ‘viajes por españa’

EL VALLE DE LOS CAÍDOS

Publicado: octubre 18, 2018 en mis experiencias, viajes
Etiquetas:

azrael1

Según la tradición, Azrael fue el único en cumplir la misión encargada por Dios de traerle un puñado de tierra para crear a Adán, y de esta manera se ganó su título como Ángel de Muerte. Se cuenta que Azrael guarda los rollos de pergamino en los que están escritos los nombres de toda la Humanidad; en esos rollos, los nombres de los condenados están encerrados en un círculo negro, mientras que los nombres de los afortunados o ‘buenos’, están rodeados de un círculo luminoso. Cuando se acerca el día de la muerte de una persona, una hoja con su nombre escrito en ella se cae del árbol bajo el trono de Dios. Después de transcurridos cuarenta días, Azrael (o alguno de sus múltiples servidores, pues como todo arcángel no está solo, y tiene una multitud de ángeles a su servicio), es el encargado acompañar el alma del individuo, desde su cuerpo sin vida hacia su destino final. En otras palabras, él y los suyos acompañan a toda alma desencarnada, bien hacia el Cielo o bien hacia el Infierno. Por todo ello, Azrael será el último ser en morir.

Para meditar ………………

Photobucket

 El autobús enfiló la última vuelta hasta llegar a la explanada, aquella misma que  me recibió en el 68 durante el gran viaje de 28 días por el país y que nos dejó un oh helado en la boca ante las dimensiones desmesuradas del lugar. Quizás nunca el mármol se adaptó mejor a la configuración del terreno como lo es este polémico y gigantesco monumento.

Su historia ya de por sí lleva polémica, entre quien lo hizo y por qué, cosa que dejamos para las opiniones de los que nunca dejan descansar a los vivos  ni a los muertos. Lo hecho, hecho está y ya  no hay más. De modo que la inmensa cruz que deja atónito hasta los mismos no creyentes calla, enmudece y guarda los secretos, los gritos enmudecidos por la pena de muchos años y quizás el ruido de grilletes mentales y físicos. Pero todos quedan prendados ante las alturas, el tamaño, las dimensiones de todo en este sitio especial y para los aficionados hasta esotéricos que aman  buscar signos escondidos en las roídas piedras hoy en día,  pues se nota ya el paso del tiempo, y las caras de los evangelista se ven blanqueadas como si las lágrimas del cielo fuesen de sal… sal seca que semejan chorros de pena. 

Y bajamos ante el éxtasis de la fachada principal donde Madre dolosa sostiene al muerto Hijo, una obra colosal que enloqueció la mente de Avalo. Poco a poco, ni siquiera hablar sujetos en el temor de que estamos pisando un suelo impregnados de sensaciones penosas, caída de muchos, llantos de otros, gloria de unos pocos, muerte para todos.

Photobucket

Y pasada la puerta colosal, dejando impregnada la imagen de su entrada con la gran cruz coronada, nos sumergimos en una oscuridad doliente, un halo de luz indirecta que está escondida en los pocos adornos ornamentales…. Las imágenes son un llanto más, una colosal firma de un escultor que como Miguel Angel, enloqueció entre la grandeza de sus pasiones y la mano que hacía el milagro. El pasillo que nos lleva hasta el altar mayor se dividió en dos por una reja, quizás para no retar en dimensiones al primer templo de la cristiana y católica Roma. De este modo, dos ambientes en la misma dirección para llegar hasta la cruz suspendida en la oscuridad buscada por luces que  no quieren alumbrar, con miedo a darse luz una a las otras, la cruz flota en el ambiente, levita entre la fe y el dolor. Cuatro dolientes guardan el misterio en hierro corroído por el tiempo.

Hay que hacer esfuerzo para ver la cara de los que velan el sueño de los muertos, pero uno en particular entre estos cuatro, es la pasión de  mis desvelos. Quiero imaginar su rostro pero desde todos lo oculta, tan bien estudiado que jamás se puede ver su rostro ni con el flash de la máquina. Los paños que caen sobre si mismo, se ondulan, juegan o bailan de tal modo que hacen casi de sudario porque no está bien claro si refleja un vivo o un  muerto.

Y el ambiente se hace denso cuando llegamos al altar serio, lleno de sencilla decoración, dejando a un lado la cruz que levita y los cuatro ángeles custodio, nada más, simplemente nada más. Dejamos ansías de hacerse notar, historia o testigos buenos o malos. El monumental en piedra es digno de ser admirado, adorado y venerado como una obra descomunal como muy pocas hay en el mundo hecha de mano humana.

Y pasamos al convento, el que guarda a los monjes que acomodan sus rezos a un lugar para la oración y atiende en su posada a alguien que quiere pasar unos días de meditación a la luz del mármol. Descomunal también su diseño y ese patio que brilla a la luz del sol. Y después de ver algunos contraluces que se dan entre los arcos, los árboles y la cruz de fondo nos encaminamos hacia ella con paso precipitado como quien va a hacer una ofrenda. Subimos los escalones mil veces pisoteados, críticos, gente de fe, mirones históricos y asombrados turistas en general. Y en ese balcón que nos da miedo, los cuatros evangelistas miran al horizonte, Juan, sin barba y Lucas también por expreso deseo de su imaginador. Sus mascotas preferidas, águila, león… la mirada perdida entre tanta grandeza y la cruz. Rompe el cielo, rompe el azul y las nubes, la cruz del valle es más que un monolito, es el final de la obra, el principio del camino, la meta o quizás el final de todo. Las vibraciones se hacen aquí más fuerte, Juan de deja tocar, tengo la misma dimensión que uno de sus dedos del pie derecho.

Y los libros en sus manos, escritos con dedo divino o quizás es lo que se pierde en el aire pesado de su balcón, balcón al infinito, que perdida tienen los evangelistas la mirada en su final… qué mirarán?

Y bajamos, bajamos hasta la explanada de nuevo, nos volvemos y prometemos lo mismo que la primera vez, volveremos porque hay que rezar al aire libre y aquí se puede hacer porque no se puede mirar al suelo, vemos más allá de las losas…. que hay bajo las losas?… no quiero saberlo.

DAMADENEGRO 21/11/2008 

Licencia de Creative Commons
El Valle de los Caídos by Damadenegro 2008 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

 

PhotobucketPhotobucket

PhotobucketPhotobucketPhotobucket

Photobucket

PhotobucketPhotobucket

PhotobucketPhotobucket

Photobucket

~ZAMORA~

Publicado: mayo 15, 2009 en viajes
Etiquetas:,

Zamora ha dado el gran paso de pasar de ser una ciudad antigua a convertirse en punto de encuentro de todos los que amamos la tranquilidad y la cultura; dos atractivos que se dan la mano en este lugar gracias al esfuerzo de quienes han tenido la necesidad de contemplar el arte dentro de una tranquilidad que es imposible hallar en otros lugares de renombre artístico.

Peatonal, limpia y con una paseo fluvial increíble y dotada de 22 iglesias románicas que fueron restauradas en el 2001 para acoger el fenómeno cultural más importante de los últimos años llamados “Las Edades del Hombre” dentro de ese triple anillo amurallado que constituye su casco antiguo. Es arte hecho piedra y atractivo que se ha manifestado a la humanidad a través de un buen plan de restauración.

El monumento que nos atrae en primer lugar cuando ya estamos rodeados de ese lugar singular y antiguo de sus muros milenarios, es la Catedral que se denomina “La Perla” el lugar más visitado, románico aturdidor que nos hace perdernos por los caminos del viaje al interior de los sentimientos: Altares se suceden antes nuestra mirada asombrada dentro de la oscuridad propia de los lugares que jalonan el rosario del románico español. Perlas de belleza que llega al alma. La torre adjunta al monumento nos proporciona una paórámica única del sitio. El Barrio judío tan presente en estos lugares con años de antiguedad y belleza con altar en cada esquina de sus estrechas calles. La Iglesia de la Encarnación nos da la oportunidad de nuevo de unir la admiración y la devoción que junto con la Iglesia de San Ildefonso y los jardines del viejo Castillo se convierte en todo un espectáculo visual.

Y dejándola allí amándose con su románico de origen, podemos llegarnos hasta Toro para asombrarnos con el mudéjar, un tesoro difícil de pasar desapercibido. La fecha de su fundación está perdida en el tiempo aunque algunos restos la datan en la época celtibérica. Cuna de reyes y nobles, que la ennoblecieron con su nacimiento y su permanencia. Origen también de órdenes militares y religiosas, dotada de voz y voto en Cortes, en reinados de Enrique III y Juan II. Y sin embargo pasó a la historia con el enfrentamiento de Juana la Beltraneja con Isabel la Católica por la corona de Catilla. Han dejado los ecos en sus calles, Isabel, Juana la Loca, Fernando el Católico y Bellido Dolfos. Se convierte en provincia en el siglo XVII integrada junto a Carrión y Reinosa.

La visita se enriquece aún más con sus iglesias, monasterios, palacios y casas ennoblecidas con conocidos escudos en sus puertas. El templo que sobresale en la Colegiata (con autorización de los Reyes Católicos) de Santa María la Mayor que comenzó a construirse en el 1100 y no se terminó hasta el siglo XIII. Sus tres naves y el crucero que está rematado por un cimborrio queda en la memoria como un lugar único y bello. El paseo por las iglesias mudéjares de San Lorenzo el Real (s. XII), Salvador de los Caballeros (s.XIII), Santo Sepulcro (s.XII), San Pedro de Olmo (s.XIII) y la escondida Ermita de Nuestra Señora de la Vega en la campiña y que es conocida como la del Cristo de las Batallas (s.XIII).

En el recorrido no podemos olvidarnos de las puertas del Postigo y del Mercado, pertenecientes al primer recinto amurallado de la ciudad. Sobre esta última, en el siglo XVIII, se levantó una la torre denominada popularmente como “Arco del Reloj”, que junto con la Colegiata y el sinfín de bodegas se ha convertido en símbolo de la ciudad.

No lejos de Toro, Benavente, la ciudad de los antiguos Condes nos espera en el encuentro de los brazos fluviales del Órbigo, el Tera y el Esla. Apenas conserva ese sabor medieval, con escasos ejemplos de arquitectura popular a lo largo de la Rúa, la vieja Calle Mayor y otros puntos de la población, pero su recinto urbano como corresponde a un intricado cruce de caminos se ha expandido en todas las direcciones. Su historia arranca en la época romana, cuyos moradores la llamaron Brigeco. Fue arrasada en el medioevo por Almanzor y fortalecida luego en tiempos de Fernando II. Su máximo esplendor lo conoció en el siglo XIV bajo los Pimentel, familia de origen portugués, conocidos como los Condes de Benavente. Hoy vive de nuevo una fase de gran desarrollo, debido sobretodo a su excelente ubicación viaria.

De Benavente hay que visitar su Castillo, que tuvo su origen en tiempos de Fernando II y fue considerado y conocido como uno de los más nobles y bellos del país, comparado incluso con los alcázares de Granada y Sevilla. De aquella magnifica construcción apenas queda la Torre del Caracol, increíble mole aligerada en parte por sus cubos redondos y miradores. Ahora presta su servicio como un bellísimo Parador. Merecen también una visita las iglesias de Santa María y San Juan, así como el entorno de la Plaza Mayor. La visita puede completarse siguiendo el camino por el fértil valle del Tera hasta Santa Marta ya en el municipio de Camarzana, que se trata de una obra cumbre del románico de la zona. Son los restos de un monasterio del siglo X, tratándose de la edificación románica más antigua de Zamora, directamente emparentada con San Isidoro de León.

Puebla de Sanabria es centro de visita a lo largo de todo el año. Es una villa histórica y cabecera de comarca con una población de 1.700 habitantes, núcleo económico y turístico de los más importantes de toda la comarca sanabresa. Levantada en un lugar estratégico sobre un espigón fluvial, durante los siglos XIV y XV perteneció a las familias de los Losada y de los Condes de Benavente, de estos últimos data la época en que se levantó el castillo en el que destaca la gran torre central. Su centro urbano está declarado Conjunto Monumental Histórico Artístico.

*Hotel recomendado (Zamora):

-HOTEL NH PALACIO DEL DUERO****
Plaza de la Horta, 1

*Restaurante recomendado (Zamora):

-El Rincón de Casa Antonio
Rúa de los Francos, 6

 

*Compras (Zamora):

-Zona de Sta Clara (calle Principes de Asturias-centro).
-Anticuarios situados en las rúas que van hasta la Catedral.
-Mercadillo (martes por las mañanas).

DAMADENEGRO2008 

Todos los derechos reservados.

Esta obra está protegida por las leyes de propiedad intelectual y disposiciones de tratados internacionales, y no puede copiarse, difundirse o distribuirse sin la autorización del titular de los derechos.
Safe Creative #0905153626773

Íbamos con el temor de encontrarnos lo que amigos nos habían contado y que realmente nos dejó perpleja ante semejante proyecto de cambiar lo que puede ser lugar de oración por una explosión de mal gusto colocado en una obra de arte. Hablo naturalmente del trabajo de Barceló que se vuelve polémico por aprovechar sitios sagrados de arte por elucubraciones propias. Y en este caso había profanado artísticamente lo que tenía de por sí una historia en los libros más importantes de obras de artes mundiales. La catedral es algo especial en ese paisaje exclusivo de una isla que baña el Mediterráneo.

Y nos hundimos en sus raíces históricas para llega hasta 1229 cuando Jaime I realizó el culto en la mezquita aljama después de algunos cambios. Ya en el siglo XIV se construyó la nueva catedral teniendo como base la capilla de la Trinidad   donde se enterró al rey, que en un principio los arquitectos propusieron como una sola nave y después cambió a tres naves con capillas entre los contrafuertes del hermoso crucero. Se elevan hasta 44 metros de altura, la nave central que se ve adornada por arbotantes sentados en sus contrafuertes y en la cabecera nos encontramos con un fenómeno arquitectónico que consiste en ver los volúmenes en diferentes escalas. Quedó consagrada finalizado 1601 por el obispo de Palma Pérez Campins y Barceló (curiosa coincidencia) que estaba más preocupado por los ritos litúrgicos. Sus contactos con Gaudí crearon unos proyectos con cambios radicales aunque alarmaron a los canónigos y al público en general porque veía los proyectos demasiados audaces. Cambios del coro, desmontar las capillas laterales y los retablos góticos y barrocos de las altares, hicieron temblar a todos. Los sarcófagos de los reyes Jaime II y III se deberían cambiar de sus puntos de origen.

 Se llevaron a cabo varias modificaciones en lo referente al estilo gótico, para dar el esplendor perdido al verticalismo que caracteriza este estilo, se desmanteló una galería mudéjar que dejaba sin vista las naves de la iglesia y se abrieron ventanales más grandes que están decorados con vidrieras de colores.  La segunda remodelación se llevó a cabo en sus adornos,  colocándose un doble baldaquino sobre el altar mayor, el color azul del coro y un nuevo equipamiento eléctrico y la policromía de las sillerías del coro.

Un nuevo escándalo salpicó a  José M. Jujol y Gilbert cuando estaba haciendo en el coro algo que levantó polémica con esas manchas rojas que representaba según él la sangre de Cristo y que llevaba una inscripción “Caiga su sangre sobre nosotros”. Se vino abajo el hundimiento del baldaquino en 1912, de modo que presentaron la dimisión tanto Gaudí como su equipo. Y se quedo Rubio para seguir la obra.

Tanto las tumbas reales para la Capilla de la Trinidad y los grupos de imágenes de la Santísima Trinidad y de la Asunción Coronada no se terminaron y los magníficos lampadarios no se concretaron, ni tampoco la policromía de Jujol.

Ya en nuestros días nos encontramos con otra polémica en el mismo lugar; este templo parece que tiene la exclusiva de los escándalos. Barceló nos dejó su pluma y firma con algo que difícilmente se puede definir. Aunque encaja primorosamente en el lugar donde está colocado; esta multiplicación de panes y peces nos hace volvernos locos para ver más allá de lo que vemos a simple vista….. Se adapta perfectamente pero no lo encuentro adecuado en este entorno; es como si estuviese allí algo que se ha puesto para levantar la ira y la indignación de muchos y el favor de pocos. Pero no vamos a entrar en el juego de dar publicidad de este señor que ya ha demostrado que simplemente sus obras llaman la atención por la escandalera que levanta que por el arte claro y directo.

La estampa del templo sirve de reclamo turístico en casi todos los folletos en las más diferentes lenguas; sin embargo es curioso que la isla es más conocida por sus veranos llenos de colores que por sus monumentos. Es así como se hace deseable su visita en tiempos otoñales, primaverales e incluso pleno invierno cuando se puede disfrutar a fondo de este ambiente isleño con aires de Chopin.  

Caracteristicas generales:

La Catedral de Palma de Mallorca, popularmente conocida como La Seu es el principal edificio religioso de la isla de Mallorca y es la sede de la Diócesis de Mallorca. La catedral de Palma tiene como titular la Asunción de María, se trata de una catedral de estilo gótico levantino. La catedral se asoma al mar sobre las murallas árabes que protegían la ciudad, siendo la única catedral gótica que cumple con esta peculiaridad. El rey Jaime I el Conquistador decidió derribar la antigua gran mezquita de Medina Mayurca para construir una gran catedral dedicada a Santa María porque al estallar un temporal durante la travesía por mar, el Rey Jaime I de Aragón prometió construir una catedral a la virgen si esta les salvaba de la muerte. Su construcción se inició en 1229, después de la conquista de la isla por la Corona de Aragón, y fue consagrada en 1346 por el rey Jaime II aunque los trabajos y acabados continuaron bastantes años después ya que no se terminó hasta 1601 se siguió y se sigue reformando y restaurando cada poco tiempo. Se trata de la catedral con uno de los mayores rosetones del mundo gótico y una de las de mayor altura de la nave entre las de estilo gótico europeas. En total son 87 ventanales y siete rosetones que dan pie a cualquie pinito fotográfico.

El Museo:

Se penetra a través de la Puerta L´Almoina que está junto al campanario, su antiguo uso era como recinto donde se repartían limosnas y donativos entre los mendigos, la fachada está fechada de 1529 y fue diseñada por un seguidor del arquitecto Guillem Sagrera. El interior está decorado con pinturas murales mudéjares.

Consta de tres salas:

La antigua Sacristía “dels Vermells” donde podemos ver el altar portátil de Jaime I en madera y plata; la pareja de Rimmonin que procede de Sicilia que fue comprada por unos mercaderes y llevada a la catedral como regalo.

 
La antigua Sala capitular gótica atribuída a Guillem Sagrerade planta trapezoïdal y bóveda de crucería,a destacar: el sepulcro situado en el centro de Gil Sancho Muñoz que sucede a Benedicto XIII (Papa Luna), obispo de Mallorca y el Retablo de San Sebastián patrón de la ciudad de Palma gran obra de Alonso de Sedano.

La Sala capitular barroca proyectada en 1696 con motivos florales y de planta elíptica tiene como joya de mayor valor el Relicario de la Vera Cruz, del siglo XV y la escultura-relicario de san Vicente Ferrer (plata de 1596).

DAMADENEGRO  9/2/2009

Todos los derechos reservados.

Esta obra está protegida por las leyes de propiedad intelectual y disposiciones de tratados internacionales, y no puede copiarse, difundirse o distribuirse sin la autorización del titular de los derechos.
Safe Creative #0902092539492