antikythera

Pamphilos, el esqueleto que puede ser clave para desentrañar el origen del mecanismo de Anticitera, el artefacto más misterioso de la historia de la tecnología

El llamado mecanismo de Anticitera es uno de los artefactos más misteriosos de la historia de la tecnología. Y no es para menos. Creado hace 2.000 años en la antigua Grecia, este objeto de bronce corroído no más grande que una lata moderna parece una máquina del futuro. En junio un grupo de científicos consiguió descifrar algo que desde su descubrimiento, en el año 1900, no se había podido resolver: ¿para qué servía?

Qué es el mecanismo de Anticitera y por qué es el objeto más misterioso de la historia de la tecnología? Arqueólogos submarinos encontraron parte de un esqueleto en el lugar donde fue hallado el mecanismo de Anticitera.

La “primera computadora creada por la raza humana”, tal como describieron sus descubridores al mecanismo de Anticitera, se utilizaba con fines astronómicos, como rastrear los complejos movimientos de la Luna y los planetas. Ahora, un grupo de arqueólogos submarinos dio un paso más: recuperar restos de un esqueleto humano que se encontraba en el barco hundido en la isla griega de Symi en el que estaba este enigmático artefacto.

El pasajero y sus claves: Según publicó este lunes la revista científica Nature, los huesos desenterrados se encuentran “sorprendentemente bien preservados”.

Gracias a ello, los científicos ya han podido determinar que los restos pertenecen a un hombre joven, de alrededor de unos 20 años. Lo han bautizado como Pamphilos, un término griego que significa “amigo de todos”.

Futuros estudios de ADN podrían ayudar a desentrañar algunos de los misterios que rodean al mecanismo de Anticitera, como el origen geográfico de los ancestros de Pamphilos y, por ende, del artefacto. También se podrían llegar a saber detalles físicos del joven (color de pelo y ojos, por ejemplo) y hasta qué tipo de actividades realizaba o qué condiciones de vida tenía debido al estado de sus huesos.
Pero para eso habrá que esperar aún un poco más.

Al principio, el artefacto no le decía nada a los científicos, pero luego notaron que tenía marcas e inscripciones.

Redacción
BBC Mundo

moore

Tenía algo pendiente con este lugar, la plaza de la Catedral con la exposición de Moore era un hervidero el pasado día, así que decidí volver casi sin nadie; los naturales estaban ya en sus casas y los extranjeros estaban demasiado ocupados en sus comidas y en sus charlas en diversos idiomas.

La plaza de la Catedral relucía dentro de su soledad iluminada mil veces y los tres hombres de seguridad que guardan las esculturas hablaban tranquilamente en la esquina, pese a ello una energúmena se subió a una de las escultura para hacerse una foto a caballo, catetura local.

**Figura Reclinada, un bronce de 1982 El tema de la figura reclinada fue uno de los más importantes en la obra de Moore, al que regresó una y otra vez durante toda su vida. Le proporcionó un motivo con el que podía probar múltiples ideas escultóricas. Él mismo escribió: La figura reclinada ofrece la máxima libertad de composición y de espacio. La figura sentada tiene que tener algo donde sentarse. No puedes moverla de su pedestal. Una figura reclinada puede reclinarse sobre cualquier superficie. Es libre y estable al mismo tiempo además, está en reposo.

Realizada cuando Moore tenía 84 años, esta escultura es más alargada y sinuosa de todas. (Catálogo de la Exposición)**

**Una de las formas más usadas por Moore fue la figura reclinada. Su exploración de esta figura, inspirada por la estatua tolteca-maya que había visto en el Louvre, hizo que su trabajo se volviera más abstracto mientras experimentaba con los elementos del diseño. Sus primeras esculturas se enfocaban en la masa, mientras que las figuras posteriores contrastaban los elementos sólidos de la escultura con el espacio, no sólo alrededor de la pieza, sino que también a través de ella, ya que Moore dejaba vacíos algunos espacios en las esculturas.**

moore3

**Óvalo con puntas, 1968-1970 (Catálogo de la Exposición) 

Pertenece a un grupo de obras cuyo tema central es la combinación de elementos antropomórficos con formas procedentes de la naturaleza en un lenguaje prácticamente abstracto. Combina formas llenas y redondeadas, y puntos afilados enfrentados entre sí pero que nunca llegan a encontrarse. La idea inicial procedía de una pequeña piedra que se encontraba en el estudio de Moore, con dos puntas en contacto en medio de una forma hundida. A partir de ahí, el escultor modeló primero una maqueta de yeso que después amplió de tamaño para crear un modelo de trabajo en bronce, hasta llegar a esta versión monumental.** 

Fotos @Rosariom Gonzalez Rodriguez 2016

Leptis Magna – Libia

Publicado: septiembre 11, 2016 en mis experiencias, viajes
Etiquetas:

mapa-y-lugares

La antigua ciudad de Leptis, en la costa de Libia, a 100 km al este de Trípoli, fue fundada por los fenicios en el año 1100 aC como un puesto comercial. Su posición estratégica, lo que favoreció la llegada del mar gracias a la presencia de un río que, una vez desviados, permitió a cavar el puerto, favoreció el crecimiento de esta ciudad.

plano

Floreció bajo los cartagineses que la convirtió en una potencia mediterránea y durante la Tercera Guerra Púnica (146 aC) fue conquistada por los romanos. Los romanos sabían cómo hacer un extraordinario centro comercial y marítimo (Magna añadiendo el adjetivo), así como un lugar de culto y de la cultura, especialmente durante la época del emperador Septimo Severo (nacido en esta ciudad y que llevó desde Roma 193-211), cuando la ciudad tenía más de 100 mil habitantes.

leptis-magna-2

Durante el siglo IV la ciudad fue gravemente dañada por un terrmoto. En el siglo V la ciudad fue conquistada por los vándalos y bizantinos en el siglo VI, que logró hacerla florecer de nuevo. En 644 la ciudad fue conquistada por los árabes. Entonces fue habitada hasta el siglo X y finalmente abandonada.

leptis-magna

El león de Libia

Sólo en el siglo XX (alrededor de 1920) arqueólogos italianos comenzaron las excavaciones – la ciudad había sido cubierta por completo por las dunas de arena – que trajo a la luz una gran parte de su belleza. Las excavaciones continuaron recientemente por arqueólogos ingleses y en 1994 se abrió un nuevo museo.

Un hermoso teatro, un mercado de antes de Cristo, del primer siglo, los baños, el Arco de Severo, el nuevo foro, una pista de carreras, un anfiteatro y una basílica.

En 1982 Leptis Magna fue incluida entre el patrimonio de la humanidad, por su singularidad y el gran valor arquitectónico, urbanístico y estético. Leptis Magna es sin duda una de las más interesantes (y más bella) de los sitios romanos del Mediterráneo . Durante los últimos enfrentamientos en Libia, la UNESCO ha pedido en repetidas ocasiones a las partes en conflicto la necesidad de salvaguardar el patrimonio mundial en el país.

 

poison-garden

Las puertas negras del jardín de los venenos

En 1995, Jane Percy se convirtió en la duquesa de Northumberland, un condado en el noreste de Inglaterra, que se extiende hasta la frontera con Escocia, después de que el hermano de su marido murió de forma inesperada. Con el título llegó el castillo de Alnwick, la sede tradicional del Duque de Northumberland (también sirvió como escenario de Hogwarts en las dos primeras películas de Harry Potter). Después la familia se instaló en el castillo, su marido Percy le pidió que hacer algo con los jardines, que en ese momento no estaba acostumbrado.

Ella sólo planto unas rosas y será todo”, dijo la duquesa. Pero Percy hizo algo más que plantar unas rosas. En 1996, se contrató a Jacques Wirtz, un arquitecto paisajista que ha trabajado con las Tullerías en París y los jardines de la residencia del presidente de Francia, para ayudar a re-imaginar el jardín de Alnwick. Hoy en día, los jardines cubren casi 57.000 metros cuadrados y atrae a más de 600.000 visitantes al año, lo que una de las atracciones turísticas más populares en el norte de Inglaterra.

tunel

“Me di cuenta de que podía hacer algo realmente grande si tuviera un buen equipo”, dijo la duquesa. Pero sabía que necesitaba algo más que un buen equipo. Necesitaba algo que pone de relieve su proyecto, aparte de otros jardines que salpican el paisaje de Inglaterra. “Si usted está construyendo algo, sobre todo un atractivo para los visitantes, que tiene que ser algo realmente único”, dice ella. Pensé, “vamos a tratar de hacer algo realmente diferente.”

jardin

La duquesa pensó que podía hacer un jardín de plantas medicinales, pero un viaje a Italia cambió de opinión. Después de visitar el famoso jardín Medici, la duquesa estaba encantada con la idea de crear un jardín con plantas que pueden matar en lugar de curar.

“Pensé, ‘Esta es una manera de interesar a los niños,” dice ella. “Los niños no les importa que la aspirina proviene de la corteza de un árbol. Lo que es realmente interesante es cómo una planta que mata, ya que el paciente muere y se siente antes de morir “.

flor

Por lo tanto, la duquesa se dedicó a la recolección de plantas venenosas para su jardín. Cuando la selección de las 100 variedades que finalmente echan raíces allí, ella tenía solamente un requisito importante: las plantas tenían que contar una buena historia “Lo extraordinario de las plantas es la más común, la gente sabe también que puede ser asesina.” dice la duquesa. Los visitantes se sorprenden al saber que el seto de laurel, casi omnipresente en los jardines ingleses, puede ser altamente tóxicos.

Debido a la peligrosa calidad de las plantas, los visitantes del jardín tienen prohibido oler, tocar o probar cualquiera de ellos. Sin embargo, incluso con las directrices existentes, los visitantes pueden ser víctimas de las plantas. El verano pasado, según los informes, siete personas se desmayaron después de la inhalación de humos tóxicos mientras caminaban por el jardín. “La gente piensa que estamos siendo dramática cuando hablamos de no oler las plantas, pero vi a los informes de salud y seguridad”, dijo la duquesa.

jardinr

Como parte de la misión educativa del Jardín del veneno, la duquesa desarrolla una variedad de drogas, desde el cannabis a la cocaína (derivado de la planta de coca), ella y guías de jardín utilizan como punto de partida para la educación sobre las drogas. “Es una forma de educar a los niños sin que se den cuenta de que están siendo educados.”

La planta de cannabis en el jardín del veneno. Aparte de cannabis, el jardín también desarrolla la cocaína y los hongos alucinógenos como parte de un programa de educación sobre las drogas.

Otras plantas venenosas pueden ser menos conocidas para los visitantes, pero no menos poderosas. Una de las plantas favoritas de la duquesa es Brugmansia o la trompeta del ángel, un miembro de la familia de las solanáceas (que incluye la belladona), que crece en estado salvaje en América del Sur. “Es un afrodisíaco increíble antes de matarte.”

Si una planta mata de placer o dolor, los visitantes pueden dejar el Jardín del veneno con un anécdota divertida. “La mayoría de las plantas que matan son muy interesantes”, dijo la duquesa.

ms1

Mark Spitz, nadador norteamericano de origen judío y considerado una de las mayores leyendas del olimpismo, ostentaba el récord de medallas de oro en unos Juegos (7) hasta la irrupción de Michael Phelps en Pekin 2008.

Nacido en California en 1950, aprendió a nadar con dos años en las playas de Hawai y, con 15, participó en sus primeros ‘Juegos Macabeos’, una especie de Olimpiada para todos los judíos del mundo disputada en Israel, donde ganó cuatro oros. Posteriormente se llevó cinco medallas de oro en los Juegos Panamericanos de 1967, con lo que se presentó a sus primeros Juegos Olímpicos como el gran favorito.

De la decepción en México 68…

Se dice que sufría de asma y eso pudo provocar que sus resultados en México, ciudad situada a 2.200 metros sobre el nivel del mar, no fueran los esperados, pues había pronosticado que ganaría seis medallas de oro. Aunque es más fiable la versión de que llegó algo confiado y fanfarrón a la cita olímpica, haciendo poco honor al nombre de su ciudad natal, Modesto. Aún así ganó dos medallas de oro, una de plata y otra de bronce. Esos Juegos, sin embargo, le dejaron un cierto regusto de decepción.
… al éxtasis en Múnich 72

Cuatro años más tarde, en Múnich 1972, llegó el éxtasis Spitz, los Juegos perfectos. Participó en siete pruebas, logrando 7 medallas de oro y 7 récords del mundo, registro que se mantuvo vigente durante 36 años, hasta que Michael Phelps lo pulverizó en Pekín 2008. Pero tal hazaña estuvo a punto de no producirse por un asunto que hoy día vemos normal, pero que en los años 70 aún era polémico. Spitz subió al podio a recoger su tercer oro con algo escondido en las manos tras su espalda y, cuando le colgaron la medalla, lo mostró: sus zapatillas Adidas, lo que significaba un intencionado acto publicitario. El COI estuvo a punto de descalificarle, pero al final no se atrevió por el escándalo que hubiese supuesto.

markspitzatthe1972olympics_large

Tras abandonar Munich después de los atentados del grupo terrorista palestino ‘Septiembre Negro’, en el que murieron 11 atletas judíos, Spitz se retiró de la competición con apenas 22 años. Sucumbió a los cantos de sirena de la televisión, donde realizó varios anuncios. En pleno apogeo de popularidad, su nombre apareció como uno de los posibles sucesores de Sean Connery para interpretar al famoso espía británico James Bond. Años más tarde intentó, sin éxito, la locura de clasificarse para los Juegos de Barcelona con 41 años.

En su retiro, se dedicó a vivir su religiosidad intensamente, ofreciendo conferencias de tipo motivacional. De hecho, ha estado muy implicado en los Juegos Macabeos y el COI le incluyó entre los cinco mejores deportistas del siglo XX.

 

Adolf Hitler and the Crown Prince of Italy attend the Berlin Olympics in 1936. 1936 Berlin, Germany

Adolf Hitler and the Crown Prince of Italy attend the Berlin Olympics in 1936. 1936 Berlin, Germany

Los Juegos Olímpicos de Berlín 1936, de cuya inauguración se cumplen mañana ochenta años, fueron una de las obras maestras de la propaganda nazi y contribuyeron a la consolidación del poder de Hitler, que logró lavar su rostro ante la comunidad internacional con una presunta fiesta de la paz.

La organización de los Juegos hizo advertencias de todo tipo para evitar actitudes racistas durante las dos semanas de competición.

Sin embargo hay documentos que muestran que el ministro de Propaganda, Josef Goebbels, se indignó con las cuatro medallas de oro ganadas por el atleta Jesse Owens y que escribió en su diario que era una vergüenza para la raza blanca haber sido derrotada por un negro.

El COI le había otorgado la sede de los Juegos a Alemania en 1931, dos años antes de la llegada de los nazis al poder y en parte como un gesto hacia la joven democracia de la República de Weimar que buscaba encontrar su lugar en la comunidad internacional.

Tras la llegada de Hitler a la Cancillería en 1933 hubo un movimiento en favor del boicot, pero a la postre no tuvo ningún éxito, lo que permitió a los nazis desatar todos sus recursos mediáticos y propagandísticos ante una comunidad internacional que resultó excesivamente crédula.

El historiador Oliver Hilmes, autor de un reciente libro publicado con el título “Berlín 1936. 16 días en agosto”, recuerda que los Juegos se celebraron después de que durante los primeros tres años del régimen nazi se sucedieran las provocaciones.

En octubre de 1933 Alemania había abandonado la Liga de las Naciones y la Conferencia de Desarme de Ginebra. En 1935 había reintroducido el servicio militar obligatorio y aumentado las fuerzas del ejército, en contra de las condiciones del Tratado de Versalles.

En marzo de 1936, como última provocación antes de los Juegos, había marchado sobre Renania, que Alemania se había comprometido a mantener como región desmilitarizada tras la I Guerra Mundial.

“Con ello Hitler le dio a Francia y Alemania una razón de guerra clara y no pasó nada”, sostuvo Hilmes en una reunión con la Asociación de la Prensa Extranjera en Alemania.

Hitler sabía, según Hilmes, que si los franceses hubiesen reaccionado en 1936 el ejército alemán no hubiera tenido posibilidad alguna de resistencia y con la marcha sobre Renania constató la indecisión que había en Europa.

Poco después, a partir del 1 de agosto, aprovechó los Juegos para tratar de borrar esos desafíos, mostrar un presunto rostro amable y protagonizar un despliegue organizativo y técnico que impresionara al mundo.

Ya en la ceremonia de inauguración algunos de los presentes manifestaron su admiración y, también, cierto temor ante las capacidades del régimen nazi.

“Hay que estar alerta ante un país que puede organizar algo así, un movilización militar funcionaría sin problemas”, le dijo el embajador polaco en Berlín, Jósef Lipski, al presidente del COI, Henri de Baillet-Latour.

“Esta gente, plenamente entregada y llena de voluntad, nos hace ver como una nación de tercera clase”, escribió, por su parte, el subsecretario de Exteriores británico, Robert Vansittart.

Goebbels, en un banquete celebrado el 6 de agosto en la Staatsoper, describió la competición deportiva internacional como “algo más importante que muchas conferencias de la postguerra”; los Juegos eran, dijo, un aporte para “conocernos y apreciarnos y crear un puente para que los pueblos de Europa se comprendan”.

Mientras tanto, según documentos de la época, Hitler pensaba que en cuatro años el ejército alemán debía estar en condiciones de iniciar la guerra contra la Unión Soviética y a pocos kilómetros de Berlín se construía el campo de concentración de Sachsenhausen.

En medio de todo el despliegue propagandístico surgió la figura de Jesse Owens, que, según el historiador Hilmes, terminó siendo una especie de héroe trágico.

Al regresar a EEUU, con sus cuatro medallas de oro, se ofreció un banquete en su honor en el hotel Waldorf Astoria al que tuvo que llegar -eran tiempos de la segregación racial- utilizando el ascensor de la servidumbre.

Owens llegó a decir que Hitler lo había tratado mejor que el presidente de EEUU, Franklin Delano Roosevelt. El día en el que el atleta ganó los 100 metros, Hitler había asegurado al jefe de las juventudes nazis, Baldur von Schriach, que no le daría la mano “a ese negro”. Rodrigo Zuleta

 

 

LAPIDA

A la hora de elegir el mejor destino de vacaciones hay valientes que no quieren relajarse, sino que desean vivir toda una aventura y se atreven a visitar lugares de lo más peligrosos que existen. Uno de ellos es la conocida como piscina de la muerte que se encuentre en Kauai, la más antigua y la cuarta en tamaño de las islas principales del archipiélago de Hawai. Kauai es un territorio con costas rocosas contra las cuales las olas han creado piscinas naturales.

La Queen’s Bath, también conocida como piscina de la muerte, tiene una gran belleza natural y puede parecer muy tranquila, pero puede convertirse en un lugar extremadamente peligroso en tan solo unos segundos. Son siete las personas que han fallecido tras verse sorprendidas por sus olas…