La mítica roca conocida como el escalón Hillary, que suponía el último gran reto para los escaladores que se lanzaban a conquistar el Everest antes de hacer cima, ha desaparecido aparentemente, según aseguran varios montañeros, que lo achacan quizá al potente terremoto que sacudió Nepal en 2015.

“Este año no hemos visto el escalón Hillary. En 2013 estaba ahí”, afirmó hoy a Efe el veterano alpinista nepalí Mingma Tenzi Sherpa desde el campo base del Everest, al que regresó ayer tras haber coronado por sexta vez el techo del mundo, a 8.848 metros.

La roca, situada a unos 8.780 metros, lleva el nombre del legendario escalador neozelandés Sir Edmund Percival Hillary, que el 29 de marzo de 1953 se convirtió junto al sherpa nepalí Tenzing Norgay en el primer montañero en hacer cima en el Everest.

El escalón Hillary, de unos 12 metros, es la última gran dificultad para conquistar la cumbre por la atención y paciencia que requiere, tanto en la ascensión como en el descenso, ya que la estrechez del paso obliga a formar largas colas, con el consiguiente retraso y el peligro que supone que anochezca.

Pero, dice Tenci, donde antes estaba el escalón Hillary, ahora solo hay un montón de nieve.

“El gran terremoto de 2015 puede que lo haya desplazado a otro lugar”, especuló el escalador, que añadió, sin embargo, que eso no se podrá confirmar sin un estudio.

Ese seísmo del 25 de abril de 2015, que alcanzó los 7,5 grados en la escala de Richter, provocó en el Everest una avalancha que dejó 19 escaladores muertos, y causó, acompañado de fuertes réplicas, más de 9.000 fallecidos en el país del Himalaya.

Gyanendra Sherstha, representante del Gobierno nepalí vinculado a las escaladas al Everest, y que también alcanzó la cima en 2011, explicó hoy a Efe que varios escaladores les han informado también de que el conocido escalón Hillary ya no está donde acostumbraba.

“Los escaladores nos informaron el año pasado que el punto Hillary ya no estaba allí. Este año nos han dicho lo mismo”, sentenció Sherstha.

Alrededor de 1940 un pintor simbolista suizo pintó una escena redonda y sobrecogedora en torno a la morada de Caronte. Tardó mucho en terminarla, tanto que hizo al menos cinco versiones de ella no consecutivas, que como siempre os traemos en alta definición, pero desde el primer momento sabía que era su gran obra, una imagen que pasaría a la historia de la pintura y al subconsciente colectivo de toda la cultura occidental. Esta es su historia:

PRIMERA VERSIÓN
Arnold-Böcklin-Die-toteninsel-1880-NY-Met
Óleo sobre tabla, 74 x 122 cm, Museo Metropolitano de Arte, Reisinger Fund, New York.

Böcklin se esforzaba por destacar como pintor, con buen grado técnico y muy influido por los enigmáticos paisajes del prerealista Caspar David Friedrich, de quien hablaremos en otra ocasión. Y si le influía era porque pensaba que le faltaba un motivo de peso a su arte. En realidad Arnold estaba pintando este paisaje que os mostramos arriba de una isla con un bosque de cipreses rodeado de acantilados, cuando se presentó en su estudio de su casa de Fiesole, cerca de Florencia, una joven viuda, Marie Berna, después condesa de Oriola, que quedó tan prendada de la obra sin acabar que le encargó que le hiciera una nueva versión y que introdujera los personajes, en recuerdo de la reciente muerte de su marido. Así que Böcklin se puso manos a la obra y terminó la segunda versión antes de haber acabado la inicial.

SEGUNDA VERSIÓN
Arnold-Böcklin-Die-Toteninsel-Basel-1880

1880. óleo sobre lienzo, 111 x 115 cm
Bâle, Öffentliche Kunstsammlung, Kunstmuseum, desde 1920.

En las dos primera versiones el cielo es plano, pues están sin definir las nubes que sugieren tempestad. También los reflejos del agua son breves. La siguiente vez que retomó la obra, tres años más tarde, hizo la mejor de las imágenes, el cuadro que abre este post y que volvemos a repetir para mostraros todos en órden. Hasta entonces el cuadro había sido nombrado por Böcklin “La isla del entierro” o “Un lugar tranquilo“, pues el pintor nunca se decidió a explicar su pintura, y el título de la obra, “Die toteninsel“, que en alemán significa “La isla de los muertos” de hecho se la puso el crítico de arte Fritz Gurlitt. Esta obra es también la primera que firma con sus iniciales AB sobre el dintel de la entrada a la galería de la tumba de la derecha de la imagen, y fue la que llegó a ser adquirida por Adolf Hitler en 1933, quien la expuso en la Cancillería alemana, el Obersalzberg, junto a otras muchas importantes obras de arte y hoy se muestra en la Alte Nationalegalerie de Berlín.

TERCERA VERSIÓN
Arnold-Böcklin-Die-toteninsel-1883-Alte-Gallerie

Óleo sobre tabla, 80 x 150 cm
Berlín, Alte Nationalgalerie, Staatliche Museen Preussischer Kulturbesitz, desde 1980.

Ya entonces los críticos hablaban de esta obra como una de las que consiguen con mayor facilidad introducirnos en un complejo mundo de sensaciones y silencio: “Uno se sobresalta si se oye abrir la puerta cuando estás observando el cuadro”. Más tarde pintó otra vez la obra, en un lienzo que fue propiedad del Barón Heinrich Von Tyssen cuando, desafortunadamente se perdió en un incendio en su banco filial de Rotterdam durante la segunda guerra mundial, y éso que era la única versión que estaba pintada sobre una plancha de cobre. De ella solo se conserva la siguiente fotografía:

CUARTA VERSIÓN
Arnold-Böcklin-Die-toteninsel-IV-1884_Desaparecido

Óleo sobre cobre, 81 x 151cm
Lugano, Sammlung Schlss Rohoncz, desaparecido en Rotterdam durante la Segunda Guerra Mundial.

Ya podemos ver que la intención del pintor no era la de obtener réplicas exactas de la obra original, sino variaciones más o menos parecidas y que terminaran por ofrecer un ambiente concreto dentro de una escena sugerida pero nunca explicada. Suponemos que el remero de la barca es Caronte, el personaje de la mitología griega que transporta las almas, -aquí representadas por el personaje ‘amortajado’ con la túnica blanca- a través del rio Aqueronte hasta su morada definitiva, pues en la barca se puede ver también la presencia de una caja que se interpreta como el ataúd.

La última versión que hizo en 1886 puede verse en Leizpig:

QUINTA VERSIÓN
Arnold-Böcklin-Die-toteninsel-1886-LeipzigÓleo sobre lienzo. 1886, 80 x 150 cm
Leipzig, Museum der Künste bildenden.

La vida del pintor estuvo marcada por la tragedia: Contrajo unas terribles fiebres tifoideas que le dejaron muy débil, y posteriormente sufrió un derrame cerebral. De sus 14 hijos enterró a ocho, así que no es de extrañar que la muerte fuera una de sus preocupaciones más habituales, tal como demuestra con los cuadros de “La muerte de Cleopatra” y con su “Autoretrato con la muerte tocando el violín”. Sobre el significado de su obra solo se le pudo sacar la siguiente frase: “Mi obra significa lo que usted ve: yo pinto cuadros, no hagos fotos enigmáticas“.

Las influencias de esta obra fueron enormes, en especial sobre pintores del movimiento surrealista, tales como Max Ernst, Salvador Dalí o Giorgio de Chirico, pero también sobre otros aspectos relacionados con las leyendas germánicas y sus diferentes interpretaciones literarias o musicales. También otros intelectuales se han pronunciado sobre ella o han poseído copias litográficas de esta imágen, como Freud o Herman Hesse. Incluso en la actualidad, grandes ilustradores como Giger, han hecho sus versiones sobre la obra y podemos encontrar desde una familia tipográfica que lleva el nombre del autor, Böcklin, o una wikipedia dedicada a esta pintura

Arnold Böcklin murió en 1901 y está enterrado en el cementerio protestante de Florencia.

@by Juan Muro in Estudio de dibujos, Grandes Ilustradores, HISTORIA DEL DIBUJO, Inspiración, Paisajes, Temas pictóricos

 

Un robusto hombre que muerde la cabeza de un bebé a la vez que sostiene un saco donde lleva más niños que lucen despavoridos. ¿Qué significa?

La escultura lleva casi 500 años aterrorizando a los niños que la han observado, incluso en fotografías, y se encuentra ubicada en la plaza Kornhausplatz de Berna, una ciudad Suiza.

Kindlifresserbrunnen es su nombre, la Fuente del Devorador de Niños, pero nadie tiene información precisa sobre qué simboliza y por qué la pusieron allí.

Esta figura fue tallada entre los años 1545 y 1546 por el escultor suizo Hans Gieng. Y aunque se trata de una de las fuentes con mayor antigüedad de la ciudad nadie conoce exactamente su significado ni a quién representa.

El Kindlifresserbrunnen es un monumento de un robusto hombre que está mordiendo la cabeza de un bebé a la vez que sostiene un saco donde lleva más niños que lucen despavoridos. Hasta la fecha ningún historiador ha conseguido determinar la razón de su creación, pero existen distintas teorías que intentan explicarla.


¿Qué representa esta espeluznante estatua?

La primera teoría sugiere que el traga niños podría personificar al mayor de los hermanos del fundador de Berna, el Duque Berchtold V de la casa Zähringen. Se dice que llegó a sentir tanta envidia por su hermano que terminó volviéndose loco y devorando a los niños de la ciudad.

Otra creencia afirma que la escultura está representando a Cronos, el mitológico titán que se comía a sus hijos para así conservar el trono eternamente, aunque Poseidón, Hades y Zeus finalmente pudieron derrotarlo. También se dice que representa una pintura de Francisco de Goya llamada “Saturno devorando a un hijo”.

Se habla además que podría tratarse de un tributo al Cardenal Matthäus Schiner, un militar que comandó durante múltiples batallas a la Confederación Suiza. La estatua también podría insinuar una amenaza a los judíos del siglo XVI, quienes llevaban un sombrero muy parecido al de la figura. Y por último, simplemente podría haber sido elaborada con el fin de asustar a los niños que mal se portan.

**Nota de Foro:  El canibalismo infantil no es el único horror que describe. Miren hacia abajo y podrán ver a unos osos armados haciendo guardia, al menos uno de los cuales luce una erección:

¿Dónde está la isla?

Frente a la costa de Brasil, hay una isla deshabitada llamada Ilha da Queimada Grande. Es una hermosa isla tropical situada en un lugar pintoresco, pero ningún turista desea visitarla. ¿Por qué? Le daremos una pista! Esta isla tiene un sobrenombre: Isla-serpiente! Sin embargo, las serpientes se encuentran en la mayoría de las islas en la India, África, en toda Europa, y la gente todavía viven allí.

Bueno, hay una serpiente de cascabel llamada oro Lancehead en cada metro cuadrado de esta isla. No es cualquier serpiente ordinaria; una especie altamente venenosas de serpientes conocidas como las víboras de oro Lancehead que son máquinas de matar inigualables.

¿Qué tan peligroso es la víbora de oro Lancehead?

Las serpientes de oro Lancehead tienen aproximadamente 18 pulgadas de largo y una cabeza plana grande que mira algo así como una lanza. Las víctimas de puntas de lanza experiencia inflamación, dolor local, náuseas, ampollas de sangre, sangrado intestinal, insuficiencia renal y hemorragia cerebral. La mordedura de estas serpientes peligrosas es tan potente que conduce a una grave necrosis de los tejidos musculares humano. Se derrite lentamente y dolorosamente sus tejidos.

Los indígenas una vez querían utilizar la isla para cultivar plátanos. Sin embargo, nadie tuvo el valor de hacer frente a las serpientes mortales. Bueno, debe estar preguntándose por qué un país grande de América del Sur como Brasil no es capaz de manejar este hacinamiento en una isla. Ellos pueden bombardear y deshacerse de todas las serpientes, ¿verdad?

Por supuesto, se puede! Pero, no lo están haciendo porque incluso estas peligrosas especies de serpientes se enfrenta a la extinción en la actualidad.

Puntas de lanza de oro son ahora consideradas como especie en peligro crítico. Y es importante que se sepa que las puntas de lanza de oro no se encuentran en ninguna parte de la tierra a excepción de la isla de las serpientes por lo tanto es una especie endémica.

¿Por qué se dirige la serpiente el oro Lancehead Vipers a la extinción?

Con los años, la población de estas serpientes se redujo debido a la acción de los capturadores para su uso como especímenes de ciencias. Muchos perdieron la vida en el comercio ilegal de animales silvestres. También están amenazadas por los posibles cambios con respecto a la subida del nivel del mar. Cualquier día toda la isla se puede tapar debido al aumento de nivel del mar por el calentamiento global. Estas serpientes se alimentan de las aves migratorias que vienen a descansar en esta isla. Si hay un cambio imprevisto en los hábitos de las aves migratorias, sería el fin de estas serpientes.

Datos interesantes sobre Snake Island

La isla de las serpientes tiene tantas serpientes venenosas en él que la Marina de Brasil lo tiene en cuarentena. Ahora, nadie está autorizado a visitar esta isla, excepto algunos científicos que tienen permiso especial y los sellos de la marina brasileña que mantienen un faro allí. Mis felicitaciones para ellos!

Un científico dijo una vez que si usted está en la isla de las serpientes,estará a tres pies de la muerte.

asi-fue-la-cruel-busqueda-de-la-raza-humana-perfecta

El programa denominado Lebensborn fue concebido para conservar a toda costa la pureza de la raza aria, sin importar los medios para conseguirlo.

Por Grandes Medios – Programa Lebensborn

Quizás pensemos que aquellos relatos descabellados que en algún momento hemos escuchado son basados en libros de terror o de ciencia ficción, pues no imaginamos el atroz alcance que pueden llegar a tener ciertos humanos.

Pero la realidad, como en este caso, es más cruel de lo que podamos imaginar.

Durante la Alemania nazi, bajo el control de la SS (organización militar nazi) y el mandato de Heinrich Himmler, se instauró un programa secreto denominado Lebensborn, que traduce para alemán “fuente de vida”.

El runrún sobre la intensión de Adolf Hitler de crear una raza perfecta finalmente se convirtió en un hecho real; estaba convencido que sólo los arios puros debían ser los gobernantes del mundo, por lo que se adecuó un laboratorio de la SS para llevar a cabo los experimentos con la nueva generación perteneciente a la élite nazi.

Este fue un programa contrario al Holocausto, pues aquí el principal objetivo era a toda costa conservar la pureza de la raza aria, sin importar los medios para lograrlo.

El portal Cultura Colectiva ha realizado un interesante resumen que presenta los ocho datos más relevantes sobre el programa Lebensborn, evidenciando con estos otra oscura faceta de la era nazi.

ninos-raptados-programa-lebensborn

1. Gestación

El ingreso de mujeres embarazadas al programa estaba condicionado a estrictas y determinadas características raciales, debían tener fundamentalmente ojos azules, pelo rubio, piel blanca y alta estatura. Además se requería comprobar la identidad del padre (de igual fisonomía), y verificar que no presentaran problemas genéticos.

Himmler fomentaba entre sus oficiales de la SS la procreación con mujeres calificadas para el programa, buscando así el nacimiento de más niños arios puros.

2. Expansión de Lebensborn

Los-ninos-de-hitlerDebido a la escasez en Alemania de niños catalogados como de raza pura aria, el régimen nazi extendió el programa Lebensborn a los países ocupados en el norte y oeste de Europa, principalmente a Polonia y Noruega.

3. Los vikingos

Clinicas-lebensbornLa fuente de la raza aria era Noruega. Los antiguos vikingos eran considerados como los progenitores de la “raza perfecta”. Himmler aseguraba que los escandinavos poseían el aspecto físico ideal de la raza aria, así como la sangre más pura. Crearon clínicas exclusivas para el nacimiento de bebés de madres noruegas y militares alemanes.

Finalmente, cuando terminó la guerra, estos “niños de Hitler” tuvieron que soportar actos discriminatorios, pues eran considerados “los hijos del enemigo”.

retorno-lebensborn

4. Niños raptados

Ninos raptados programa lebensborn- Miles de niños que presentaban el aspecto de un ario puro fueron raptados de sus hogares con el propósito de enviarlos a Alemania y ser criados por familias nazis en refugios especiales donde les asignaban nombres alemanes, les enseñaban el idioma, cultura, costumbres y se les inculcaba la ideología nazi.

5. Exterminio de “impuros”

Exterminio-nazi. Los niños raptados que definitivamente no cumplían con las particulares condiciones de pureza, eran llevados a campos de concentración para luego ser exterminados y de esta forma impedían la propagación de sus “genes impuros”.

6. Sin identidad

Retorno lebensborn. Entre los años 1936 y 1945 en estas clínicas alemanas se produjeron alrededor de 8 mil nacimientos. Por tratarse de un programa secreto, muchas de estas personas al no ser registradas oficialmente nunca conocieron su origen, tampoco su identidad ni la de sus padres.

7. Retorno de raptados

Fin de la era nazi. Una vez finalizó la guerra, en 1947 se investigó e interrogó a los niños que habían sido raptados por la SS con el fin de considerar su retorno a los hogares de origen; la mayoría ya se consideraban alemanes pero sin recordar su pasado y temían ser separados de sus familias adoptivas. Sólo un 3% aproximadamente retornaron a sus países natales.

8. Germanización

Ninos del programa lebensborn. Se calcula que existieron en total diez clínicas del programa Lebensborn en Alemania y los países ocupados, y cerca de 25 mil niños fueron raptados y llevados a Alemania para su “germanización”.

Su lúgubre silueta se perfila en el mar. Hashima, una pequeña isla japonesa abandonada, fue en 1960 el lugar con más densidad de población del mundo donde se hacinaban miles de hombres, mujeres y niños dedicados a extraer carbón.

A medida que el barco se va acercando bajo el sol de la región de Nagasaki, lo que parece un gigantesco buque de guerra se va convirtiendo en inmensos edificios escondidos detrás de un dique de hormigón.

En un espectáculo de luces y sombras, las fachadas sin ventanas y las estructuras metálicas oxidadas son los restos de la intensa industrialización que vivió Japón entre mediados del siglo XIX y principios del siglo XX.

La isla, desértica desde el cierre de la mina en 1974, pasó en 2015 a formar parte del Patrimonio Mundial de la Humanidad de la Unesco. También se rodaron en ella algunas imágenes para la película de James Bond ‘Skyfall’.

Entre los turistas que van en el barco, que recorrerán la isla bajo la estricta vigilancia de los guías, está Minoru Kinoshita, de 63 años, que viene a visitar su querida isla, llamada Gunkanjima, ‘la isla acorazada’, y el edificio donde nació, el primero de hormigón en Japón, en 1916.

– ‘Un lugar maldito’ –

“He venido aquí en múltiples ocasiones y cada vez descubro que mi ciudad natal está más deteriorada”, se lamenta Minoru Kinoshita, hijo del proyeccionista del único cine de la isla.

Hasta los 13 años, Kinoshita solo conoció esta minúscula isla de 480 metros por 160 metros, con su escuela, su piscina, su mercado, sus tiendas, sus huertos en los tejados, su hospital, su cárcel…

Un mundo mágico donde jugaba al escondite y se perdía en el laberinto de edificios. En la isla, la soledad no existía, y la gente se hacinaba en los cuartos, donde podían vivir cuatro o más personas en una habitación de seis tatamis (de 10 a 12 metros cuadrados).

En su máximo apogeo, en 1960, unas 5.300 personas vivían en una superficie de 6,3 hectáreas, es decir, la mayor densidad de población en el mundo en aquella época, según la prefectura de Nagasaki.

En la isla, bajo tierra, hasta 1.000 metros bajo el nivel del mar, los mineros extraían el carbón en condiciones terribles, las 24 horas del día, en equipos de ocho horas.

“Había más de un 95% de humedad, el aire era húmedo, pegajoso. A esto se añadía el polvo del carbón, que se mezclaba con nuestro sudor”, explica a AFP Tomojo Kobata, de 79 años. Sin olvidar las deflagraciones de grisú y los accidentes, que costaron la vida a 215 hombres durante los 84 años de actividad de la mina, ni las enfermedades pulmonares.

Esta misteriosa isla encierra otra herida, la del trabajo forzado de chinos y coreanos durante la ocupación japonesa de Corea de 1910 a 1945 y de parte de China de 1932 a 1945.

“Gunkanjima es un lugar maldito”, declaró recientemente a AFP el vicepresidente de la asociación china del trabajo forzado, Zhang Shan, que considera que el estatuto dado por la Unesco es “una profanación y una conmoción para las víctimas”.

En Hashima, fueron contabilizados 204 extrabajadores chinos. Mitsubishi Materials, descendiente de Mitsubishi Mining, que retomó la explotación en 1890, inició procesos de compensación a los obreros chinos en las instalaciones mineras japonesas. En una de ellas, prevé colocar una “estela conmemorativa”.

Lo que ahora quieren los obreros chinos “es un reconocimiento de la historia” por parte del Gobierno japonés, “como ha hecho Mitsubishi”, afirma Zhang Shan. “No renunciaremos”, advierte.

Tokio se comprometió en julio de 2015 a “tomar las medidas que permitan hacer entender que un gran número de coreanos y otros fueron traídos (a Japón) contra su voluntad y forzados a trabajar en condiciones muy duras en los años40”.

⊄Frantic

pollo-negro

El negro no es un color poco común en el mundo animal; Los osos son de color negro, los gorilas son negro, hay razas de perros y gatos que son de color negro. Pero esta raza de pollo indonesio conocido como Ayam Cemani lleva al ‘negro’ a un reino completamente diferente. El color negro de Ayam Cemani no se limita a sus plumas – el color esta en todo e incluso en el interior. Todo acerca de este pollo es negro – piel, pico, pluma, lengua, piernas, uñas de los pies, incluso sus carne, huesos y órganos. Incluso la médula ósea es de color negro. Su sangre, aunque no es negro, es de color muy oscuro. El Ayam Cemani es tan espectacular y exótica que se conoce como la “Lamborghini de las aves de corral.”

La palabra ‘Ayam’ significa ‘pollo’ en Indonesia, y ‘Cemani’ se traduce como ‘completamente negro’ en javanés. Esta raza exótica se originó desde Java en Indonesia. Fueron introducidos a Europa en 1998 por un criador holandés, donde arrastraron un considerable interés entre los entusiastas de las aves de corral debido a su aspecto y composición genética. El Ayam Cemani es uno de los pollos más caros del mundo, con una sola ave costando hasta $2.500.

El Ayam Cemani obtiene su color negro a partir de un rasgo genérico conocido como ‘fibromelanosis’, que promueve la proliferación de células de pigmento negro. El gen que causa la fibromelanosis es una mutación que existió en Asia hace más de 800 años. La mutación se abrió camino a otra variedad de pollo, como la gallina Sueca Negra, o Svart Hona, que tiene los mismos rasgos fibromelanistico como el Ayam Cemani, y por lo tanto, tan negro como la raza de Indonesia.

pollo-negro1

En Asia, el Ayam Cemani están muy bien considerado porque se cree que su carne tiene poderes místicos. Su carne se piensa que es más alto en hierro, por lo tanto, beneficioso para las mujeres antes y después del parto. Las aves se sacrifican a veces durante el parto creyendo que vendrá fortuna para la madre laborando. El pollo también es sacrificado en otras ocasiones especiales, ya que se cree que trae suerte. Algunas personas de Asia creen que comer este pollo aliviará su conciencia, y su canto trae prosperidad.

pollo-negro2

La gallina pone huevos de color crema – la única parte del Ayam Cemani que no es negro. Sin embargo, siendo un blanco facilísimo, no duermen en gallineros y por lo tanto la única manera de que eclosionen los huevos es incubándolos.